Sep 01

Un tema recurrente, la educación ambiental.

Por: José Alberto Zayas Pérez

Fin del verano,  la algazara deja su espacio al nuevo curso escolar y marca el fin de las vacaciones para un sector importante de los trabajadores.

Los días  de asuetos permitieron a muchos padres compartir, con más intensidad de lo habitual, con sus hijos en los hogares o disfrutar de las diversas opciones que brinda su entorno.

Para los granmenses, una de las muchas posibilidades que se  les ofrece es  el parque Granma, espacio  suburbano ubicado  colindante al entramado edificado de la ciudad de Bayamo.

La belleza del área  me hace recordar que años atrás cuando realizaba un estudio de postgrado  en una ciudad, allende al océano, caracterizada por su tranquilidad,  decidí romper con la monotonía del fin de semana y librarme de las actividades domésticas, con merienda y almuerzo incluido, visitando un gran parque suburbano que era el lugar preferido de los habitantes del conglomerado urbano, un hermoso arbolado con sinuosos senderos atravesaban toda la masa verde hasta bordear un gran espejo de agua para  brindar un espacio de confort a sus  habitantes.

Llegado al final del recorrido descubrí con asombro, y enojo,  la inexistencia de  infraestructura de servicio en ese lugar, visitado sólo por el placer del sitio per se. Sin duda, las deudas en mi  educación ambiental marcaban la notable diferencia con los habitantes del asentamiento urbano. Confieso que necesité  muchos años para cambiar la forma de apreciar los valores intrínsecos que nos ofrece la naturaleza.

En días recientes les refería a unos colegas, que estaban de visita por el parque Granma,  que el lugar  posee cerca de 120 ha de césped  y  de árboles frondosos con muchas décadas de sembrados o de crecimiento natural y lamentaba que aún  crecen olvidados por una parte de sus ciudadanos, salvo en periodos y fechas muy señaladas,  muchos de los cuales esperan con ansias  los  nuevos proyectos de renovación de la infraestructura técnica y de servicio del lugar, como requisito indispensable para volver a llenar  sus atractivos espacios.

Lamentablemente los arrastres culturales   limitan el disfrute a plenitud  del sitio, más allá de las necesarias inversiones  que  se acometen, y otras que  son inevitables realizar en el futuro cercano,  pero hay que diferenciar los elementos sustantivos disponibles creados a lo largo del tiempo, dígase toda la masa verde, el confort climático que genera el espacio, su flora, su fauna, las visuales que se crean y la belleza del paisaje en su conjunto. De la otra parte,  que  debía actuar como complemento,  la infraestructura creada  y la que es necesaria mejorar y complementar.

El tema parece recurrente, lo que obliga a pensar y actuar. Hace unos meses atrás era el debate ciudadano sobre las áreas verdes de un sitio emblemático de la ciudad, más reciente, el polémico tópico de la actividad turística y la percepción que el desarrollo del Turismo de Naturaleza pasa por un necesario cambio de mentalidad que permita apreciar los valores del territorio o como hoy, el parque Granma, una belleza aún por valorar en su justa medida.

Reconocer, y actuar en consecuencia,  sobre  las carencias en la educación ambiental, que aún persisten, y la necesidad de reforzar los planes educacionales en los distintos niveles del sistema de  enseñanzas que permita dotarnos de los conocimientos necesarios para poder apreciar los muchos valores naturales de que dispone el territorio, fuente  de  riqueza espiritual y material de los ciudadanos granmenses.

Share

Jun 28

Crónicas namibianas

Al Lector:

Con este último artículo,  ¨Pequeñas Cosas¨,  colocado en la plataforma digital de los colaboradores en el continente africano, cerraba cuatro años de asistencia técnica de mi grupo de trabajo en la República de Namibia. Curiosamente lo he colocado de primero porque  el texto   hace  una especie de  recuento, a modo de prólogo,  de la experiencia vivida en tierra africana,  donde es posible apreciar la singularidad de su gente y la experiencias recibidas por los cubanos en este país hermano.

Su rica geografía sirve de escenario para brindarnos lugares de singular  belleza y muchas historias por contar, desde el redescubrimiento de la cultura africana, una singular señalética en una importante avenida local con el nombre de Fidel, una ciudad ¨alemana¨ en territorio namibiano, el disfrute único,  de saber de  la existencia de un   objeto caído del cielo, el meteorito de Hoba del Oeste, el más grande del planeta, recorrer toda la tierra namibiana en un dilatado embrujo  paisajístico, hasta conocer la historia del pueblo fantasma,  un sitio nacido con la “fiebre de los diamantes”, que hoy yace silencioso, arropado por la arena del desierto, después que su último habitante lo abandono, hace más de 50 años…¨

¡Acompáñenos por el camino de las revelaciones en esta tierra africana!

 

(Textos  e imagen gráfica,  José Alberto Zayas Pérez)

Pequeñas Cosas

“Disfrute de las pequeñas cosas. Un día usted mirará hacia atrás y se dará cuenta de que era las grandes cosas”

Recuerdo un llamativo cartel en uno de los lugares más pintorescos de Windhoek, la capital de Namibia, que me hizo reflexionar sobre la partida de un grupo de profesionales vinculados al sector de la construcción y el planeamiento físico que prestamos colaboración técnica, durante algo más de cuatro años,  en este país hermano.

Sabía que cuando se acercaba  el momento de la despedida cada uno de nosotros tenía cosas para guardar y llevar consigo. Las motivaciones eran diferentes y el cargamento material y espiritual también.

Eso me hizo evocar un comentario que me hizo el entonces  embajador de Cuba en Namibia, Carlos Manuel Rojas Lago, a la salida de una reunión de trabajo “…has vivido una experiencia que nunca soñaste que te pudiera acontecer” y por supuesto él tiene toda la razón.

Lo más impactante y que deja profunda huellas en los recuerdos, son las personas, las que nos acompañan en el trabajo diario y las que conocemos por azar de la vida.

El contacto cotidiano con los colegas de labor en los momentos de alegría y cuando se precisa enfrentar los inevitables conflictos, en personas que laboran en un contante estrés por la ausencia de sus seres queridos.

Los duros momentos vividos cuando un amigo nos dice adiós de forma repentina y la necesidad de encarar esa triste realidad. Los retos son alto, la añoranza por la separación también, cada cual busca su propia receta para estos males y a veces descubrimos con asombro cuanta potencialidad dormida se esconde en cada uno de nosotros.

Más allá de la satisfacción por haber cumplido exitosamente con nuestra labor, están las impresiones que vamos recibiendo y de alguna manera parecen tener vida propia y se va transformado en el breve espacio temporal en que discurre la vida en esta tierra.

En mi caso la llegada a suelo africano, me produjo asombro y frustración. Asombro ante la belleza del paisaje natural y construido, al poder ponerme en contacto con los valores culturas de este pueblo.

Frustración al descubrir el pobre trabajo de los medios al trasmitir una imagen  parcializada del continente Negro que me hizo escribir un artículo de desagravio que intitulé, “Asumir África con otra Mirada”.

Reconocer las huellas de una historia de saqueo y genocidio contra los pueblos originarios y contactar en el tiempo la persistencia de los grandes contrastes  que hoy divide a la sociedad y que requerirá mucho esfuerzo y trabajo su eliminación.

Mirar a África en toda su riqueza perceptiva, asumiendo sus valores culturales y sus habilidades en muchos campos del saber humano.

Despojarnos de prejuicio en la lectura de su realidad y abandonar el intento de asumirla en un simplificado “blanco y negro”.

En el plano personal es muy difícil llevarse objetos que simbolicen la etapa vivida y que el inclemente tiempo no convierta, más temprano que tarde, en cosas inservibles.

Si de objetos materiales utilitario se trata, algunos de ellos ni siguiera esperaron por mi regreso para abandonarme. Lo que es motivo de chanza  de mis siempre ocurrentes compatriotas que preguntan  si los compré en la prestigiosa cadenas de tiendas, ¨Fos-chini¨, en burlona alusión a la popular y asequible, ¨ChinaTown¨.

Sin negar la posibilidad de cubrir necesidades materiales más perentorias, prefiero apropiarme de símbolos más duraderos. Algunos son objetos inanimados que rodean nuestro entorno visual  y pasan inadvertidos para nuestras ocupadas mentes. Otros son rostros humanos que toleran comprensivos mi tardía afición por la fotografía.

Todos ellos,  son parte del alma de la ciudad de Windhoek y ¿por qué no? de Namibia, de alguna manera permanecerán en los recuerdos y estoy seguro que sobreviran, a pesar de todo, a la prueba del tiempo.

*********************************************************************************************************************************

Asumir a África con otra mirada

Un amigo, al ver publicado en un medio digital cubano, bellas imágenes de Namibia, enviadas por mi mientras cumplía colaboración técnica en ese hermano país, me reprochó mi incapacidad para reflejar la realidad africana, asociada al atraso histórico, producto de muchos años de colonialismo, con su secuela de males sociales y económico y él tiene razón, pero sólo en parte, porque el continente africano, no es un todo homogéneo.

Son realidades distintas la que encontramos entre los países, por diversas razones, geográficas, etnográficas, históricas… que hace posible diferenciar el África del Norte o del Sahara y el Sur del Sahara, denominada también, como el África Negra.

Ni siquiera en esas dos grandes divisiones funcionan de forma análoga, con una marcada diferencia en su desarrollo, entre los países, donde destaca, en el África austral, un país emergente, con un notable peso en las relaciones económicas y políticas, como Sudáfrica.

Tampoco hacia el interior de cada país es posible uniformar los estándares de bienestar o pobreza, es cierto que hay un común denominador provocado por siglos de saqueo sobre estos pueblos, pero identificar todo un continente en el extremo del gradiente social , asociado a un bajo nivel de vida, es tan bien una manera de desconocer, los muchos aspectos, donde los africanos tienen importantes logros que mostrar, tal vez, apoyados en su poderosa cultura o en sus fabulosos recursos naturales de que disponen, o quizás el proceso de globalización, en su trasversalización, ha logrado burlar los ámbitos entre países, regiones, distritos…hasta llegar a la más humilde de las aldeas, para llevarnos su carga de progreso y también de desigualdad extrema.

No ignoro que no es lo mismo, el desarrollo de la capital del país, vitrina de la nación, por cierto no es sólo en África, al resto de sus asentamientos o población dispersa. La clásica contradicción entre el ámbito rural y urbano, más acentuada, cierto, en estas tierras, pero lo innegable, es que se vive con el bienestar de una nación en desarrollo, por supuesto para los afortunados de la sociedad, lo que lleva implícito, la inserción del saber humano, en los más disímiles campos del conocimiento, en contraste con la pobreza extrema de otra buena parte de su pueblo, que se incorpora, paulatinamente, a nuevas oportunidades de cambios que emprenden muchos gobiernos, con sentido de compromiso con los suyos, como la República de Namibia.

Créame, mis colegas, es necesario asumir a África con otra mirada, no rechazar lo que aprendimos como verdad acabada, sino descubrir la que no nos mostraron, ahora, en un necesario balance, ya sea por falta de información o por idea estereotipada, divulgada sobre estas tierras, durante tanto tiempo.

***********************************************************************************************************************************

Fidel

A propósito de una señalética, en una avenida de Windhoek.

La hermosa capital de Namibia, la ciudad de Windhoek, es un conglomerado urbano de sólo 250 000 habitantes, en un país de poco más de 2 millones y medio de habitantes.

Se observa un dinámico ritmo constructivo en los nuevos espacios urbanos. Muchas zonas de las ciudad presentan numerosos solares yermos en espera ser edificados, en un desarrollo extensivo, caracterizado por edificaciones de una sola planta, en su zona residencial y algunas edificaciones en alturas, en su centro de servicio, que todos identificamos por su nombre en Inglés y simplemente nos referimos al “Town”, cuando deseamos señalar un punto notable de la ciudad.

En su espacio parecen convivir la modernidad, con algunos patrones, en sus edificaciones, que se corresponden a códigos de las culturas de sus antiguos colonizadores, en especial Alemania y Sudáfrica.

Su suelo arenoso, de un color beige, a veces con tonalidades rosadas, queda al descubierto, en su entramado edificado, donde es posible apreciar sus acatadas regulaciones urbanas, que separan las edificaciones, a más de cuatro metros de las vías, corriendo a cargo del propietario del terreno la edificación del espacio empedrado, que no siempre se cumple con la prontitud requerida. Lo que le da una imagen, tal vez, ruralizada, contrastando con los sobrios diseños arquitectónicos, en sus numerosas moles de servicios, que parecen atender a una población mucho mayor que la que realmente dispone.

Un índice importante de motorización, presiona la edificación de numerosas avenidas para aliviar los embotellamientos en las horas pico. Algunas de ellas tienen nombres emblemáticos y reconocidos por los pueblos del mundo: Sam Nujoma, líder histórico del pueblo namibio y su primer Presidente, Nelson Mandela, Fidel Castro Ruz…

Para un cubano representa un raro sentimiento poder contemplar el nombre del líder histórico de la revolución cubana. Realmente no le dije a mis interlocutores, con los que dialogaba sobre el tema cubano, todo lo que pensaba, nada le expresé de la profunda impresión que me causó la señalética con el nombre de Fidel en la esquina de una importante avenida local o el nombre de una escuela que lleva el nombre del líder del la Revolución Cubana y que los colaboradores cubanos apadrinamos de forma solidaria.

Algo totalmente inusual en nuestro país, donde se comprende el valor relativo del papel de las personalidades en la historia y es principio Martiano, expresado reiteradamente por Fidel, de que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”.

Nada argumenté, que para el pueblo nativo, conocedor de la discriminación racial y la pobreza extrema en el pasado, ese hito, en una esquina de Windhoek, es su forma de homenajear a un pueblo,  reconociendo el importante papel jugado por Cuba en la liberación de muchos pueblos africanos y su contribución al fin del Apartheid, al costo de enormes sacrificios en defensa de las causas justa de este Continente.

************************************************************************************************************************************

Lo Real Maravilloso de Namibia

Leí un escrito  que cuenta que cuando Hernán Cortés divisó la ciudad de Tenochtitlan, escribió en una carta a Carlos V: “Por no saber poner nombres a estas cosas, no las expreso”.

No puedo dejar de recordar a Alejo Carpentier al escribir su sentir ante la inesperada realidad Americana. Él si supo encontrar la frase exacta para poner nombre a las cosas inesperadas o inusuales, al definirlas dentro del concepto de “Lo Real Maravilloso”. De alguna manera, ya en otro contexto, me hizo evocar al  gran novelista cubano, ante los hechos insólitos, que también acompañan la vida, en estas tierras del Sur.

En estas elucubraciones estaba cuando  un correo, de una persona amiga, que vive allende al océano, me hablaba que había leído  sobre un pueblo fantasma que existe en esta tierra africana.

Para mi sorpresa descubrí, que una estancia de más de dos años en este país, no son suficientes para revelar  todo el sortilegio de su rica geografía y menos aún permitir mi ilustración en el conocimiento  de la  etnografía  de esta nación, habitada por tan diversas etnias que conforman la patria namibiana.

Es cierto, que ya no estamos en la época de la conquista con sus pioneros que mostraban al mundo el encanto de lo desconocido. Escritores, turistas de paso y enciclopedias digitales nos  revelan  un mundo poco familiar a nuestras raíces, y tal vez por eso, su atractivo, como estímulo a nuestra  fantasía, esa que nos acompaña desde la infancia y que cesa sólo con la muerte.

Estamos ante un inmenso territorio, así piensa alguien que procede de la pequeña Cuba. Namibia tiene  algo más de siete veces la extensión territorial de nuestro país,  pero contradictoriamente posee  casi cinco veces menos población que nuestra Patria, con cerca de dos millones y medio de habitantes. El país se divide en tres regiones físico geográfica: el desierto de Namib, una meseta Central y el desierto de Kalahari.

Pero esta caracterización no nos permite visualizar toda la riqueza paisajística y faunística de estas tierras, con sus numerosos  accidentes geográficos, encabezado por grandes ríos, su variada fauna africana, sus importantes  parques naturales,  como el Parque Nacional de Etosha.

Su gran desierto, el Namib, considerado el más viejo del mundo y abarca una gran extensión que  va desde el río Orange, que traza el límite con la república Sudáfricana, en su porción Sur, hasta el río Kunene,  que tiene borde fronterizo con la república de Angola, en su límite norte.

Otro panorama que impacta los sentidos, se recibe cuando  se recorre la tierra Namibiana, en un dilatado embrujo  paisajístico que se prolonga por de más de 2 000 Km, de sur a norte.

En su parte Sur,  destaca su zona desértica, con su gran planicie, quemada por el ardiente sol, con una raquítica vegetación adaptada a las condiciones extremas de las zonas áridas y donde la ganadería, la pesca y los recursos mineros, en especial sus famosos diamantes aluviales,  dan vida a la actividad productiva local.

En esta zona, el paño ocre amarillo parece romperse por un semillero de  colinas que aparecen de la nada, que junto con sus cadenas montañosas, le dan al sistema orográfico, diferentes formas y colores,  donde  la erosión ha ido tallando de una manera caprichosa.

Rompiendo el espacio natural, serpentean, las bien conformadas carreteras, teniendo como telón de fondo las notables elevaciones. Las vías  generalmente son de  dos sendas, por donde los vehículos circulan a gran velocidad, en una especie de loca carrera por acercar lugares habitados que están   geográficamente distantes.

Al norte, la naturaleza nos regala, en una muestra de su vigor,  su rica fauna, favorecida por su copiosa  vegetación, donde la abundancia de grandes ríos y el escurrimientos de las aguas en época de lluvia,  muchas veces desde territorios vecinos, como la zona sur de Angola, hace florecer la vida.

No sin razón,  se localizan en esta zona,  los mayores conglomerados humanos, animal y vegetal del país. En su reverso, la vida biótica,  enfrenta, de forma recurrente, su ciclo natural, causante de  grandes inundaciones, en la época de lluvia,  ocasionado grandes pérdidas de vidas humanas y afectando  la infraestructura edificada. En las últimas décadas  se han incrementado los  riesgos  de afectación, por inundación, como resultado de la actividad antropogénica  que se desarrolla en este medio natural.

Si los grandes escenarios impresionan por su extensión, no menos impacto sentiremos al descubrir pequeños, y no tan pequeño espacios, creados por la actividad creadora del hombre y reconocer los valores culturales y las tradiciones de este pueblo milenario.

Explorar  los  sitios que  nos da la naturaleza, erigidos en  lugares notables, en un  paciente trabajo de millones de años.  O tal vez, el disfrute único,  de saber de  la existencia de un  “objeto caído del cielo” que alberga en su territorio, como el meteorito de Hoba.

Así podremos adentrarnos en las diversas facetas, que le dan su inusual atractivo a este suelo,  como la  historia del Castillo de Duwisib, que asociamos a la época del Medievo. El hombre que dirigió su edificación, atrapado en medio de la circunstancia de una conflagración Mundial, supo  crear  un Oasis  en el desierto, a bien resguardo de los avatares de la época.

Conocer la historia del pueblo fantasma de Kolmannskuppe o Kolmanskop, en  dialecto africano. Un sitio nacido con la “fiebre de los diamantes”, donde palpita el mismo espíritu del  oeste Norteamericano, con su bien conocida “fiebre del oro”, y hoy yace silencioso, arropado por la arena del desierto, después que su último habitante lo abandono, hace más de 50 años.

Hacia el norte encontramos el  parque de Ruacana, con sus hermosas Cataratas cayendo estruendosamente, a cientos de metros de altura, para dejar una fuerte emoción en el visitante, o trasladarnos,  una vez más al  sur,  para  recibir la fuerte impresión que provoca  la contemplación del Cañón del río Fish, que es uno de los cañones más largo del mundo. Ilustrarnos con  la historia del Bosque petrificado de Khorixas; asombra saber que  la edad de los fósiles que allí se encuentran son de unos 260 millones de años.

Podríamos seguir en esta especie de encantamiento, descubriendo muchas de las realidades maravillosas de este país.  Ya  tienen muchas de las referencias, las páginas digitales de Internet  le harán viajar a  estos sitios. Yo hice mi parte, ahora les toca a ustedes, estimados colegas,  nutrirse  de las historias y las bellezas de esta Tierra, que renace con fuerza, dejando atrás los vestigios del Colonialismo y del odioso régimen del Apartheid que sometió a este pueblo por muchas décadas.

***********************************************************************************************************************************

El Meteorito de Hoba del Oeste

Cuando se recorre el norte del territorio de Namibia llegamos a una configuración vial conocida por “Triangulo de Otavi” o “Triangulo de Oro” conformado por los asentamientos urbanos de Otavi, Tsumeb y Grootfontein, ejes de importantes confluencias viales y punto de partida para acceder a puntos distantes de la geografía local.

Dentro de estos pueblos destaca el hermoso pueblo de Grootfontein, ubicado en la región de Otjozondjupa, un asentamiento urbano que resalta por su verdor y por conserva algunos de los códigos de la arquitectura Alemana del siglo pasado. Este lugar habitado tiene el privilegio de poseer en su cercanía uno de los mayores atractivos turísticos del país, el meteorito de Hoba del Oeste.

Veinticuatro kilómetros lo separan del sitio, al cual se accede por un terraplén bien conformado, mostrándonos un espacio de singular belleza natural, erigido en medio de la sabana.

Una sencilla construcción de piedra, a modo de fachada, nos da la bienvenida. En un pequeño local podemos encontrar la historia del meteorito de Hoba en varios idiomas, para recordarnos la diversidad de visitantes de todo el mundo que se siente atraídos por el lugar. No falta la artesanía típica, donde la rica fauna Africana está presente en diversos objetos, decorativos o utilitarios, predomina la madera como material de trabajo.

El equivalente a dos dólares USA, nos abren simbólicamente la puerta del Parque. La primera impresión positiva la pone su vegetación, que aunque de poca altura y escaso follaje que se hace acompañar por una gran variedad de plantas xerófilas, permitiendo crear el entramado necesario para mostrar a su único actor, el meteorito de Hoba. Yace en el fondo del pequeño anfiteatro de piedra, pero sus créditos son lo suficientemente atractivo para atraer al público a sus gradas.

Es el meteorito conocido más grande en la Tierra con un peso inicial de 66 toneladas y consta con el privilegio de tener la masa de hierro mayor de nuestro planeta. Su nombre lo adquiere por caer en la granja Hoba Oeste en el año de 1920 y reposa en este lugar desde hace más de 80 000 años. Para detener su deterioro y preservarlo para generaciones futura fue declarado como Monumento Nacional en 1955.

Con las impresiones recibidas emprendo el camino de regreso, atrapado por la belleza de este hermoso país, otras regiones esperan por sorprendernos con el sortilegio de su poderosa naturaleza.

**********************************************************************************************************************************

Una paradoja en el desierto de Namib, Swakopmund

La bruma

Tres semanas de recorrido por toda la geografía namibiana por motivos de trabajo es una buena oportunidad para ventilar asuntos laborales con colegas de profesión vinculados con las actividades constructivas que desarrollamos, pero es además un buen momento para conocer a este país, que a mí se me antoja sorprendente, a pesar de una lacónica caracterización que habla de un territorio limitado por dos desiertos, Kalahari y Namib y una Meseta Central. Unos 360 kilómetros separa a Windhoek, capital de Namibia, del asentamiento urbano de Swakopmund.

El viaje, monótono para los que estamos habituados a estos parajes, grandes extensiones de terreno donde crece un pasto de color amarillo opaco golpeado por una persistente sequía, propia de esta época del año, sólo se ubican contados asentamientos a lo largo de la vía, que se van haciendo cada vez más escasos hasta desaparecer, enfrentándonos a un brusco cambio del paisaje, que abre su perspectiva visual para permitirnos observar el imponente desierto de Namib, el más antiguo del mundo, donde la única actividad humana que se percibe, es el ligero tránsito por la ruta en la que viajamos y cercanas explotaciones mineras, donde se destaca, la mina de uranio a cielo abierto más grande del mundo.

Extensos espacios desprovistos de vegetación, son salpicados por formaciones de montañas, desde el horizonte parecen tomar coloración azul oscuro o negra, matizado por grandes manchas blancas, estas últimas resultado de los grandes depósitos de arenas que se acumulan en su base arrastradas por los vientos, dándole un inusual aspecto, adicionándole un valor agregado al ya inusitado panorama.

Sin que nos percatemos, el clima cálido, dotado de un cielo azul intenso, que hace recordar al lejano trópico, empieza a ser cubierto por la bruma que se aprecia más acentuada en el horizonte, anunciando la proximidad de la costa Atlántica, donde se ubica el asentamiento urbano de Swakopmund, capital administrativa de la región de Erongo.

La neblina parece cubrir amplias zonas costeras adentrándose varios kilómetros tierra adentro, originada por la corriente de Benguela que es una corriente de aguas frías que se dirige al norte siguiendo la costa oeste de África y produce densas nieblas oceánicas la mayor parte del año; responsable en el pasado, junto con las fuertes marejadas y la existencia de peligrosos bancos de arenas, de un cementerio de barcos depositados en su costa en la zona conocida como “Costa de los Esqueletos”, en referencia a los pecios precipitados hacia su litoral y devorados lentamente por la agreste naturaleza del lugar…

Swakopmund, un asentamiento “alemán”.

Sin tener información previa, en mi primera visita al sitio, del que sólo conocía el inexacto término de afortunados colegas que lo describían, como un lugar bonito. Pobre calificativo para designar un espacio único, por no decir mágico.

Su mercado de artesanías se destaca por la diversidad de las piezas trabajadas en madera y piedras del lugar. Inseparable a esta actividad económica, las himbas, con sus hijos acuesta, formando parte del ambiente del emplazamiento, en un intento por buscar un sustento para su familia a expensas de los curiosos turísticas que visitan el sitio.

El cielo añil había cedido su lugar para transformarse en un encapotado color gris, acompañado de una percepción de fuerte humedad y una inesperada temperatura fría.

Vistosas señaléticas anuncian nombres de calles y anuncios publicitarios en afrikáans, el idioma de los colonizadores nativos.

El panorama visual parece estar impregnado de un carácter novelesco con sus hermosas e impecables construcciones que adornaban el emplazamiento. Reflejo de la arquitectura de estilo colonial alemán, que se nos muestra en buena parte de su entramado urbano.

El espíritu germánico ronda aún por estas tierras, para orgullo de los descendientes de los antiguos colonizadores, revelándonos un espacio propio de vitrina urbana. En un vano intento de hacernos olvidar su pasado colonial, teniendo el triste mérito de haber albergado en su suelo uno de los campos de exterminios creados en estas tierras, que segó la vida de una buena parte de las etnias, nama y herero, identificándose como los precursores de los primeros intentos de genocidios del siglo XX. Historia antecesora de los campos de la muerte nazis que se hicieron tristemente famosos a sitios como Auschwitz.

La Esperanza

Una llamada telefónica nos pone en contacto, ahora el ingeniero cubano, nos espera en el exterior de las oficinas del Consejo Regional y sin tiempo para desempacar realizamos una visita de trabajo a una de las obras donde se ejecuta un ambicioso programa masivo de vivienda para personas de bajos ingresos, o sea una parte importante de su población originaria, es precisamente uno de los grandes retos que tiene el país, como forma de reparar una injusticia histórica que permita superar brutales contrastes, como este Swakopmund de ensueños, en contraposición a la otra cruda realidad que vive una parte importante del pueblo asentado en barrios informales, que es la mejor manera que encuentro para designar sitios como éste que en otros países tienen infinitos nombres, favela, llega y pon, chabola, barrios marginales.

El especialista cubano esta imbricado en la materialización de este vasto programa. Hoy realiza una certificación de las acciones constructivas ejecutadas en las viviendas. El proceso de inserción laboral es complejo, por las conocidas restricciones de los colegios profesionales que es bastante frecuente en muchos países, además de asimilar métodos de trabajo y regulaciones específicas que deben ser respetadas. A pesar de los obstáculos se avanza teniendo en cuenta el objetivo común, ayudar a solventar uno de los dramas sociales más importante, contar con una vivienda decorosa para la familia namibiana, en esa meta trabaja un colectivo de profesionales cubanos en conjunto con muchos actores de la sociedad namibiana.

Las fotos tomadas por me no le hacen justicia a la ciudad, la bruma y el atardecer conspiran con la calidad de las imágenes. Así que bien temprano en la mañana reto a la suerte, sólo dispongo de menos de una hora antes empezar un nuevo contacto de trabajo, es de hecho mi última oportunidad de llevarme unas imágenes del sitio.

El desierto de Namib

Ahora se impone la despedida de este hermoso lugar, con la insatisfacción de conocer a penas una pequeña parte de sus atractivos urbanos y otros sitios paisajísticos de interés ubicados en las zonas colindantes, entre ellos el asentamiento Walvis Bay que significa “Bahía de Ballenas”.

Leo con intereses, en una enciclopedia de Internet, que”… la bahía ha sido un refugio para buques de mar debido a su puerto de profundidades naturales protegido por una lengua de arena de Punta Pelícano. Siendo rico en plancton y vida marítima, estas aguas acercaron grandes número de ballenas que atrajeron barcos balleneros y buques de pesca…”

Aun así no me resigno a perder la oportunidad de acercarme al “verdadero” desierto de Namib, donde están sus famosas dunas en que un grupo de colaboradores cubanos y amigos de Cuba, escalaron una de las más altas del mundo, con sus 380 metros de altura, conocida como Duna 7, próxima al asentamiento urbano Walvis Bay.

Satisfecho este deseo, como diríamos en Cuba, al menos “del lobo, un pelo”, nos despedimos de la región de Erongo, con la aspiración de que nos acompañen, en este recorrido virtual,  por la belleza de la tierra namibiana.

***********************************************************************************************************************************

Con los pies en la Tierra

Estoy en el aeropuerto, voy al Norte en un viaje de un día, viajo solo, representando a mi Ministerio, soy arquitecto Consultor. Mi colega de una empresa privada de consultores Ingenieros  no ha llegado, me inquieto, la salida es a la 6 30 AM, él tiene el ticket del pasaje, de un vuelo chárter.

Había puesto el despertador a las 4 00 AM, pero estuve moviéndome toda la noche, antes que sonara el timbre del  teléfono, el carro me recogió a las 5 00 AM.

En el aeropuerto local la mayoría de los pasajeros son blancos, todos visten sport. A veces me desoriento y creo estar en Alemania, corpulentos y altos personajes me rodean, rubios, de ojos claros, y para mi inadaptado oído, lo asocio, equivocadamente, a un  acento germánico.

En realidad, los blancos hablan afrikáner, idioma de los pobladores europeos que colonizaron el país. El avión es pequeño, pero confortable, la vista aérea placentera, las caprichosas montañas contrastan con la planicie.

La capital está en una meseta  de algo más de 1 700 metros sobre el nivel del mar, a medida que nos alejamos, vemos aisladas colinas, con escarpas que sugieren formas  fantasmagóricas, acentuadas por los contrastes de luz y sombras sobre la superficie.

El  paisaje hermoso, ayudado por un cielo limpio. Hacemos una parada técnica en el pueblo de Oshiwarongo, en una pista de tierra.

Recogemos a otro ingeniero, ahora somos tres viajando al norte, cerca de la frontera con Angola. Cuba está lejos, Cuba se extraña, recuerdo una canción de moda en Cuba.

El paisaje cambió, sólo se observa la gran llanura. Desde este avión de juguete, tengo un puesto de observador de primera clase. En cientos de kilómetros sólo  percibo la monotonía del paisaje, apenas sin vegetación. Es posible observar la curvatura de la Tierra en el horizonte.

Los dos corpulentos blancos que me acompañan no ha dicho una palabra, cosa que agradezco mientras escribo en el celular. Las pequeñas teclas haciendo posible este mensaje, que como sustento diario, hago llegar a mis allegados, esta vez, para brindarle pequeños instantes, tal vez hoy, diferente, en mi rutinaria labor.

En el espacio de tiempo en que le envío mis fraccionados correos, en las más de 10 horas de vuelo de ida y retorno,  con sólo dos horas de trabajo en tierra, recibo la buena nueva de un correo de mi hijo Jandro, me interpela que le dé más detalles, como si fuera parte de una serie televisiva de aventura, presumo como debe estar creciendo, en demasía, su fértil imaginación, estoy tentado a recrearle mi realidad, pero desisto.

Se despide pidiéndome que me cuide, sólo puedo sonreír. El descenso brusco hace que mi  estómago sostenga  su propio monólogo.

Aterrizamos, se observan animales pastando muy cerca de la pista, en la desolada “terminal Aérea”, sólo dos  matas de marabú rompen la perspectiva del paisaje, en  la rústica pista de tierra.

Nos esperan dos carros, cuatro colegas de profesión se bajan, para darnos la bienvenida y trasladarnos a la reunión.

El encuentro interesante, disfruté el debate técnico, veo la herencia colonial aún presente, los diseñadores y consultores todos blancos, excepto una namibiana y una colega, claro, de mi tierra, la ingeniera Haydee, por suerte las condiciones han empezado a cambiar y seguirán cambiando, para bien.

Converso con mi colega, el arquitecto Gaspar, el tema, el único que hablan mis compatriotas conmigo en estos días, ¿cómo va la gestión de los pasajes de las vacaciones a Cuba?  Las evocaciones de la  tierra son permanentes.

Ya de regreso, en el avión nos espera la  piloto, feliz de tener compañía, sale debajo de una mata en que se protege del ardiente sol.

Hacemos una parada técnica en Rundo, capital de la región de Kavango. El avión taxea sobre la pista de asfalto, todo está desierto, ¿habrá una cuarentena en este lugar?

El vuelo demorado, comparativamente he empleado, casi el mismo tiempo que si hiciera un hipotético viaje directo a la Isla. Mi estómago sigue  excitado, parece que estoy sacando licencia de piloto de guerra, ¡este artefacto si se mueve!

Lo malo de la tardanza, es que nos coge la noche, lo bueno, una puesta de sol, vista desde esta altura, y la belleza de la ciudad nocturna.

Se fue otro día de trabajo, prometo escribir, a partir de ahora,  “con los pies en la tierra”.

 

***********************************************************************************************************************************

¡Odio a mis amigos los médicos!…

Soy santiaguero de un tranquilo barrio que tiene muy pocas viviendas, pero colmado de pequeñas y grandes instalaciones de la salud.

En la época de mi infancia, fui “cliente fijo” del hospital Pediátrico conocido como ¨La Ondi¨; se antojaba mi segunda casa. El infortunio, repetidamente extendía su mano para flagelar mi desgarbada figura con sus constantes tribulaciones. Las desdichas, pasaron a ser parte de mi cotidianidad.

Así de “apacibles” transcurrían mis primeros años de infancia, cuando pasó lo inevitable; comencé la fobia contra todo aquello que tuviera que ver con la salud. Pero como decía, así crecí, viendo a los galenos y resto del personal de salud, como seres distintos a mis coterráneos.

La vida siguió su curso, con ellos –los médicos y personal sanitario- en una esquina, y yo en la otra pero, el azar, aun me deparaba inesperadas sorpresas. Un día me vi viajando a África, mi oficio de arquitecto me llevaba a cumplir una solidaria colaboración técnica con el pueblo de Namibia.

El azar hizo que uno de nuestros ingenieros sufriera un accidente de tránsito y requería seguimiento inmediato; no había capacidad en los hospitales y se decidió, ingresar a domicilio. Durante semanas se trasladaron las doctoras Nadine y Liliana a nuestra casa, convivieron con nosotros, compartimos alimentos, penas y alegrías, y comencé, por primera vez, a conocer los seres humanos que hay detrás de los uniformes.

También en aquellos días, tuve la suerte de conocer al doctor Verges, lastimosamente recién fallecido. Un santiaguero que, en Namibia, hizo honor a su terruño, de maravillosas cualidades humanas, trato afable y extraordinario.

Lo vi derrochar su valioso tiempo en explicar minuciosamente, a un neófito como yo, todo y cada uno de los detalles del moderno instrumental con que contaba el laboratorio; se lamentaba que en Cuba no podemos adquirir esta tecnología debido al bloqueo.

Su entrada en la sala, parecía la llegada de un ilustre caballero, vi pacientes salir de sus cubículos sólo por el grato placer de saludarlo, enfermeras abrazarlo y besarlo, personal médico consultarlo. Le llamaban profesor, doctor, médico, tate (padre ó señor mayor en lengua oshiwambo), amigo, hermano, cubano, o simplemente Verges, quedé asombrado.

Semanas antes  que regresara a Cuba, leí un artículo en un periódico local donde muchos ciudadanos hacían una súplica a las autoridades de salud para que el profesor cubano continuara trabajando en el país.

La providencia me preparaba nuevas sorpresas. En una reunión de trabajo, el doctor Alexis, después de un efusivo abrazo, acabó descubriendo un forúnculo abscedado que me había crecido en la espalda, y que yo planificaba que desapareciera, algún día, creo que por arte de magia y no, por el arte del bisturí; me dijo “mi hermano, lo siento, pero hay que operar”.

Alegando mis responsabilidades, nunca tenía tiempo para operarme, pero cuando el “chichón” creció, acercándose al tamaño de una pelota de pin pon, “él solito se encargó de llevarme al hospital”; el destino se empeñaba nuevamente de revivir mis pesadillas de antaño.

Mi primer choque, esta vez, con el experimentado especialista en Otorrinolaringología, doctor Nodiel, joven afable y servicial, quien se encargó de suministrarme el primer tratamiento. Lo curioso es que no era sólo conmigo, manifestaba el mismo comportamiento con cada uno de sus pacientes, sus relaciones con ellos iban más allá de las que normalmente conocía existen entre un galeno y sus pacientes.

La vida en los hospitales de Namibia es estresante, no siempre los médicos cubanos encuentran soluciones rápidas y factibles para resolver los casos inmediatos. Los salones de operaciones siempre están repletos. Las interminables “lista de espera” crecen diariamente. Sin embargo, en mi caso, la decisión de realizarme la cirugía menor –para mi mayor- estaba tomada y, llegado el día, comienza la odisea. De Katutura al Central (nombre de los hospitales públicos de Windhoek) y viceversa, en busca de un local disponible. Por fin, los doctores improvisaron un salón y hacen su trabajo en solitario. Yo hago el mío, dejar hacer.

Hemos finalizado, quizás, una de las últimas reuniones de trabajo con el doctor Nodiel, el auto que nos transporta, se desplaza raudo por uno de los elegantes repartos de alto estándar donde vive la floreciente burguesía local. Se detiene en una instalación hospitalaria privada. Un renombrado especialista, colega de Nodiel en el hospital Central, le espera para extenderle una carta que reconoce su labor.

Lo veo venir sonriente, feliz. Alborozado como niño en fiesta de cumpleaños. Recuerda un escolar de primaria, a quien el profesor acaba de otorgarle una nota de excelente. Su prestigioso colega no es parco en elogiar su desempeño. Me extiende con orgullo la carta de reconocimiento.

En los próximos días, numerosos galenos cubanos finalizan su misión, en breve se enfrentarán a nuevas tareas, pero esta vez en la Patria. Regresan mejores médicos y mejores personas. El pueblo namibiano sentirá sus ausencias.

***********************************************************************************************************************************

La  Luna que nos une.

He oído decir a muchas personas, que están separadas por la distancia, a modo de consuelo, que  hay un  mar y un cielo que nos une a todos, en todo caso, yo suelo pensar que tiene más riqueza perceptiva, la Luna que nos acompaña cada noche.

Siempre es posible creer, que lo que vemos hoy, puede ser apreciada por otra persona en la distancia, tal vez, no es la misma Luna, como no parece ser  la misma mujer que conocemos, cada vez que cambia su atuendo,  de acuerdo a la ocasión.

En su giro alrededor de la Tierra presenta diferentes aspectos visuales, según sea su posición con respecto al Sol.

La que nos ilumina, ahora, en la noche namibiana, justo en el medio del calendario lunar,  es Luna Llena o Plenilunio.

El movimiento se repite de forma cíclica, aunque nunca es exactamente igual, media el criterio de las personas, de acuerdo a sus  experiencias sensoriales, la legibilidad de su entorno terrestre, donde aparece, mar, montaña, bosque, llano…o simplemente su visualización en el  reparto donde vivo, en la bella ciudad de Windhoek.

Al verla aparecer en el horizonte, justo al atardecer, creí ver, en una especie de dislate, que establecía una extraña relación con una farola del alumbrado público de mi calle.

En todo caso los dejos con las imágenes de nuestro satélite Natural y encuentren ustedes sus propios significados o simplemente disfruten las conocidas, y no por eso menos apreciadas, imágenes de la Luna.

************************************************************************************************************************************

Crónicas desde Namibia: Viaje al Sur

Namibia es un territorio extenso, de más de 800 000 km², y sólo algo más 2 500 000 habitantes, está constituido por 14 regiones. Son reconocidas 9 lenguas oficiales, el uso del Inglés facilita la comunicación entre las diferentes etnias, su capital es Windhoek, una bella y limpia ciudad de sólo 250 000 habitantes.

La historia de Namibia y Cuba están entrelazadas por lazos de amistad y sangre, las contundentes victorias en el campo de batalla, logró preservar la independencia de Angola, acordar la independencia de Namibia y contribuir al fin del Apartheid.

La cooperación con Namibia, es ahora contra el subdesarrollo, una relación Sur-Sur en diversos campos, donde predomina el sector de la salud, aunque no es la única actividad en que se lleva a cabo el intercambio entre ambas naciones. Participan otras profesionales y entre ellas, ingenieros, geógrafos y arquitectos que forman parte de mi grupo de trabajo.

Nos distribuimos por el país y trabajamos como consultores, apoyando la actividad técnica, donde es necesario el asesoramiento a las autoridades locales.

Hoy nos toca hacer una visita al sur del país, en la región de Karas, un territorio más grande que Cuba, pero sólo posee 70 000 habitantes. Destacan sus bordes fronterizos con Sudáfrica y el Océano Atlántico, su lengua oficial, además del inglés, es el Nama y el Afrikáans. Posee las reservas más grandes del mundo de diamantes aluviales, otras actividades económicas son la pesca y la ganadería.

Es un territorio seco, donde se encuentran los desiertos de Namib y Kalahari. Alberga especies de animales y vegetales únicas en el mundo.

El carro demorado, todos estamos levantados desde horas muy tempranas,  por fin aparece, son cerca de las dos de la tarde, hay 5 00 kilómetros por recorrer, se me ocurre que a mis amigos y allegados, tal vez, le interesen viajar por la otra geografía, a mí me resultaba fascinante oír hablar de África, con su fauna y grandes sabanas, en mis días de estudiante.

Tal vez mis textos no tienen valor literario, pero puedo hacer crecer sus fantasías, en estos tres días de trabajo, cerca de la frontera con Sudáfrica, podremos conocer más este hermoso país.

Mis acompañantes, Mercedes y Rosa (Muma), ingeniera y arquitecta, el conductor un funcionario namibiano.

Hablamos durante el viaje en español, con la clásica locuacidad del latino. Parece, atormentado el nativo, escuchándonos, durante tantas horas, en la lengua de Cervantes, pero es respetuoso y no dice nada.

En el paisaje predomina la gran llanura, cubierta de un pasto raquítico, hace muchos meses que no llueve, algunas manchas verdes son pequeños arbusto de marabú esparcido en toda la superficie; es una zona ganadera, aunque no se observan animales.

El paño amarillo es roto por cadenas de montañas truncas, y aisladas colinas, que salpican el paisaje. Veo una manada de mandriles cruzar raudo la vía, están acostumbrados a la civilización.

La rica fauna africana es más exuberante hacia el norte, es común ver jirafas, elefantes, cocodrilos, hipopótamo… que sólo son visibles, en nuestros países, en las visitas al Zoológico.

Se observa, en el horizonte, un hermoso atardecer y una creciente luna llena. Las luces del pueblo son visible, nos espera en la calle, para indicarnos el camino, el arquitecto Emilio, brinda su casa para nuestra estancia, mañana empiezan los recorridos.

Crónicas desde Namibia: Viaje al Sur

Segunda Parte

Namibia es una nación de muchos contrastes: geográficos, económicos, sociales, culturales; en todo caso será el legado, que me llevo, cuando este hermoso país sea sólo un recuerdo en la memoria.

La región de Karas, cuya capital es el pueblo de Keetmanshoop, es la más septentrional de Namibia, separada de Sudáfrica por el majestuoso río Orange, el segundo más importante de África, con su más de 2 000 kilómetros de extensión.

El nombre de la región de Karas es de origen nativo, de la etnia Nama, que predomina en estos lugares; hace referencia al “quivertree” la planta más conocida en el país.

El pueblo de Keetmanshoop, una de las regiones administrativas de Namibia, situada en la encrucijada de dos importantes carreteras y sobre el ferrocarril Trans-Namib, es considerada la capital y centro económico del sur del país. Su población es de más de 20 000 habitantes.

Su origen fundacional se remonta a 1866, unos años antes se había establecido la sociedad misionera Renata para extender la fe a la población Nama local.

Durante la ocupación de Namibia, por el régimen del Apartheid, conocida entonces por África del Sudoeste, la ciudad sirvió como capital administrativa del batustán de Namaland.

Siguiendo con nuestro historia, el pequeño equipo cubano empezó una nueva jornada de trabajo, la arquitecta Rosa y la ingeniera Mercedes, viajaban más al sur para participar, en el chequeo de una obra de infraestructura técnica en un asentamiento local.

Yo permanezco en el pueblo de Keetmansoop para visitar las oficinas de mis colegas, el arquitecto Emilio y la ingeniera Rosa, conocer de su labor y entrevistarme con autoridades locales para ventilar asuntos de trabajo. El tiempo restante era una magnífica oportunidad de ponerme en contacto con la cultural local.

La primera impresión citadina era positiva, comparativamente con otros asentamientos urbanos, el centro del asentamiento, presenta un adecuado nivel de urbanización, buen nivel de servicios, regulaciones urbanas que se aprecian en su entramado espacial y edificado.

Su población se distingue por sus peculiaridades raciales que la diferencian de otras etnias nativas africanas, son de corpulencia pequeña, y de un tono de piel relativamente claro.

No podía dejar de notar lo atractivo de sus mujeres, con sus acentuadas curvaturas. Leí en algunas parte que estas formas anatómicas están asociadas a una mejor capacidad de la mujer de tener una exitosa fecundidad, tal vez de ahí los estereotipos de la belleza femenina, donde la sabia naturaleza juega su papel al preserva la especie con la selección de sus mejores ejemplares, pero tranquilas, mis colegas, en este mundo hay espacios para todos los gustos.

Al ver a las Namas caminar por sus calles no podía dejar de sonreír al recordar a un conocido locutor de la radio cubana que decía algo    así, – oiga amigo, dígame la verdad, usted conoce algún cubano que no se le haya torcido “el pescuezo”, más de una vez, al ver pasar una hermosa criolla.

El Nama es una lengua caracterizada por el uso de chasquidos, en la actualidad la mayoría de los Nama hablan el afrikáans.

Un nativo me explicó que el chasquido, que produce un sonido, que a mí se me antoja que suena igual que cuando descorchamos una botella de Sidra, se produce para representar el acento o la fuerza de pronunciación en las palabras.

En los hitos constructivos de la ciudad destacan la parte edificada por los primeros inmigrantes europeos, fundamentalmente alemanes, donde la iglesia Renana de la misión, edificada en 1895 es uno de sus mejores exponentes con sus moldes góticos y su arquitectura de piedra, hoy es un museo que fue declarado Monumento Nacional en 1978.

Esta joya maestra de la arquitectura del país, de apariencia rústica, pero con una belleza plástica que evoca con fuerza épocas pasadas y los orígenes de sus primeros pobladores.

Con las últimas fotos del atardecer termina mi trabajo de reportero aficionado, mañana nos esperan casi 500 kilómetros de recorrido a topar con el borde fronterizo con Sudáfrica y unos de sus principales accidentes geográficos, el río Orange.

Crónicas desde Namibia: Viaje al Sur

Tercera Parte

Salimos temprano en la mañana y yo estoy pensando qué tenido mucha suerte con este interesante viaje de trabajo, el paisaje me recuerda los bellos paisajes del sur de la provincia cubana de Granma, pero sin el mar y el verdor de nuestras montañas. Aquí la aridez del desierto que nos rodea por el oeste y este va definiendo la flora y la fauna del lugar.

En mi mente me imagino un gran parque temático que nombraría “Grupo Orográfico Sur de Namibia”, sería el paraíso de los geólogos y el placer de los que sólo admiramos el paisaje, que inunda todo nuestro campo visual.

En esta tierra parece haberse combinados todos los accidentes geográficos: pequeñas colinas brotan por doquier en la inmensa llanura, otras veces son mesetas que se extienden durante kilómetros, las montañas adquieren formas caprichosas, masas rocosas desprovistas de vegetación, montañas cubiertas de arenas, elevaciones verdes, azules, negras, los yunques se crean en zonas elevadas, desgastada por la erosión, tal vez en millones de años, y sobre todo un cielo azul increíble, siempre creí que el cielo del trópico tenía esa primicia. Nuestro equipo participa en el chequeo de obra de una futura urbanización, por ahora se ejecuta su infraestructura técnica.

Las actuales viviendas de los pobladores del lugar hacen pensar en un país de contraste; al fondo se observa las aguas del gran río sudafricano. La aridez del lugar sugiere un paisaje marciano, pero de un atractivo paisajístico único.

Emprendemos la retirada cargados de recuerdos imborrables, debemos desandar, al menos, 1 000 kilómetros para llegar a la capital.

Arribamos justo una hora antes de la actividad prevista para celebrar  un  Aniversario más de la Independencia de Venezuela,  ¨…y sin sacudirse el polvo del camino”, recordando a José Martí, nos unimos a la comunidad latina para celebrar esta fiesta de “Nuestra América”. (Final)

(Crónicas actualmente en construcción)

 

 

Share

Jun 16

Historias para no olvidar.

Resiliencia del cubano ante una amenaza: resistir, adaptarse y recuperarse con el apoyo de todos.

Por José Alberto Zayas Pérez

Siempre que pienso en monumentos, y en el mundo se hacen muchos, creo que falta uno muy especial, el monumento a la “mujer cubana” y si hubiera para dos, el obelisco a la “creatividad del cubano”. Ustedes instituyen las razones.

El cubano es reflejo de todas las características del latino, pero adicionalmente ha incorporado a su personalidad instintos condicionados por la adversidad que le ha permitido sobrevivir a las más duras pruebas.

Se manifiesta en su carácter solidario, su optimismo y en un comportamiento que yo prefiero nombrar  como “filosofía de la resistencia”. Los cubanos enfrentamos cada día con optimismo los desafíos, en el orden material y espiritual, que el bloqueo ha infringido a nuestra gente, que ha dejado su inconfundible huella en nuestra manera de ser.

En la primera mitad de la década de los años 90, del siglo pasado, el pueblo cubano vivió una de las pruebas más dura de nuestra historia, con el inicio del “Período Especial”.

En ese etapa, con las ciudades a oscuras, o como dicen los ocurrentes dominicanos, “con algunos alumbrones” que reflejaba mejor las escasas horas de luz de los cotidianos apagones eléctricos, en lucha constante contra las dificultades.

La historia de estos años, es la sumatoria de pequeños fragmentos de la existencia, de cada uno de sus habitantes,  en incesante lucha por la vida.

Mi institución, como otras, no era ajena a esta realidad. El dilema era cerrar la entidad y perder años de esfuerzo en la formación de un especializado colectivo de profesionales y buenos trabajadores o encontrar vías para vencer los desafíos. La solución, una finca cubierta de marabú que, con el esfuerzo de todos, produjo alimentos vitales para el colectivo. Otra pequeña parte de sus trabajadores cumplieron, en situaciones precarias, las metas del organismo.

Recuerdo que tuve conciencia de que el “Periodo Especial” estaba muriendo, después de años de duro batallar, de una forma poco usual, cuando en unos de los interminables viajes de trabajo por la geografía granmenses entramos a un pequeño restaurante de pueblo, habitualmente desabastecido, y para nuestro asombro la carta ofrecía un menú variado y hasta la desaparecida cerveza cubana, lo que hizo decir a un colega de forma impulsiva, “póngame una caja de cerveza, por favor”, ante la mirada atónica del camarero que asombrado preguntó, ¿la quiere toda ahora? Lo dijo con una mirada pícara, que todos entendimos muy bien su significado. En ella estaba reflejada una parte de la realidad vivida, caracterizada por el desabastecimiento de muchos productos y la necesidad de tener la visión propia de un jefe de retaguardia, donde era necesario almacenar y tener “cosas” de todo tipo ante las escaseces.

Por suerte muchas de estas situaciones han quedado atrás. La percepción de la gente apunta más en   hablar en términos de precios y salarios, es parte de la nueva realidad, que con un espíritu pragmático se emprende en el país dirigido a enrumbar la sociedad sobre base más sólida, adecuándola ante el cambiante escenario internacional a las posibilidades económicas de la nación.

Con asombro leí en un medio extranjero minimizar el papel negativo del bloqueo y maximizar nuestras propias insuficientes, que no ignoramos, y no puedo menos que admirarme cada vez que veo a grandes países desarrollados afectados por sanciones comerciales, o simplemente por prácticas comerciales desleales, hablar del impacto terrible que tiene para sus economías y me pregunto con asombro, ¿qué decir de Cuba?

Pienso en nuestro pueblo que ha pasado, durante más de medio siglo, una de las pruebas más dura cometida contra una nación.

Sirva entonces, como recordación, este pequeño relato,  que representa tan sólo un minúsculo fragmento de la resiliencia de un pueblo, en permanente bregar contra las amenazas de las viejas administraciones y la actual,  representada por el Presidente Donald J. Trump, la cual tiene, en su máxima expresión de fortaleza, la  capacidad de resistir, adaptarnos a los nuevos  contextos y recuperarnos con el apoyo de toda la nación; sin perder la alegría y con la esperanza puesta en la obra actual  y futura del país.

 

Share

Jun 12

¡Construyendo puentes!

Por José Alberto Zayas Pérez

Confieso que asistí a un evento técnico de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción sin grandes expectativas, pero la singularidad de las dos ponencias presentadas en temas urbano-ambientales y el homenaje a un afiliado destacado, el Doctor en Ciencias Botánicas Luis Catasús Guerra marcaron la pauta. El local estaba completamente colmado por sus miembros y la diversidad de profesiones presentes hacían pensar en un mini-congreso de los profesionales de la ciudad de Bayamo.
Los tópicos tratados provocaron un diluvio de intervenciones, por su cantidad y variedad. De alguna manera, en las argumentaciones, se reconoce el esfuerzo de transformación que está teniendo lugar en la provincia y en especial en su ciudad cabecera, otros colegas lamentan el trabajo segmentado, que no permite la retroalimentación en temas vitales para la urbe.
Los temas variados barren todo el espectro del sitio lo que me hace recordar el concepto de ciudad, dado por la profesora Eliana Cárdenas, ¨…como lugar de superposición de actividades, de intercambio, de concentración de poderes, centro de decisiones y sitio de contradicciones verificados en el orden económico, social, político-ideológico, cultural¨. Por eso no es de extrañar que se aborden tópicos tan diversos como: la falta de una cultura ambiental, las acciones en los subcentros de servicios, la situación de los pequeños parques en los barrios, los déficit de espacios públicos, la calidad de las construcciones, la intervención de los proyectistas independientes, la preservación de los valores de la ciudad, las redes técnicas.
Por supuesto el candente tema de las áreas verdes desata la polémica, la interesante ponencia de la MS.c en Geografía Vinelia Calá Pita sobre ¨Paisaje¨ nos hacen entender la importancia del Paisaje Cultural y explicar los por qué de las pasiones desatadas en torno a la plaza de la Revolución a partir de la valoración social que hace la población del espacio verde.
En ese sentido Yunia, una joven profesional del Arquitecto de la Comunidad, expresa su sorpresa por haber casi terminado un proyecto de remodelación y rehabilitación del cine Céspedes sin poder contar con la documentación técnica original de la fachada de la instalación, encontrada oportunamente en la exposición del arquitecto Rafael Ángel Rodríguez Ramos, premio de Vida y Obra, en su exposición sobre algunas posibles intervenciones en las fachadas originales de algunas de las edificaciones que rodean a la plaza de la Revolución. Me confiesa con alivio que aún está a tiempo de incorporarlo en el proyecto.
No puedo dejar de pensar que sólo por ese ejemplo de conciliación técnica valió la pena el evento, pero el tema amerita una profunda reflexión que permita desbordar el maleficio de la incomunicación, no es un tema nuevo lo he oído mencionar desde hace varias décadas en estos encuentros técnicos.
Tendría razón quién piense que los mecanismos ya están creados para que estos desencuentros no ocurran, pero el problema es más complejo. Una especialista de más de 30 años de experiencia en los temas urbanos expresó que hace falta un espacio previo a la toma de decisiones, donde se debatan las ideas, y todos los actores estén representados: técnicos, directivos, decisores y ciudadanos.
La experiencia ya existe en otros lugares del país, en la capital crearon, hace muchos años atrás, el Grupo de Desarrollo de la Capital, pero sin salir del terruño en Bayamo, en el año 2003, se realizó la primera Consulta Urbana de la nación que concluyó con la firma del Pacto Urbano, por las principales autoridades, instituciones, ciudadanos y su compromiso manifiesto en debatir y buscarle soluciones a los problemas urbano-ambientales actuales y perspectivos de la ciudad con el concurso de todos. Experiencias similares tuvieron lugar en Manzanillo, Bartolomé Masó y Yara.
Hagamos realidad esta obligación moral y técnica, con la realización de Consultas Urbanas u otras formas de participación y gestión ciudadana, y rompamos el maleficio, ¡construyendo puentes!

Foto del Autor.

Share

Jun 05

Contenido y forma, la misma sustancia.

Por José Alberto Zayas Pérez

Veo con satisfacción el amplio debate suscitado en  la población y finalmente la aprobación en la Asamblea Nacional del Poder Popular de importantes  materiales estratégicos para  la nación. Sobre los trascendentales tópicos abordados ya se pronunció la sapiencia del pueblo y los disputados, con la única intención de alcanzar mayor  fortalecimiento en el  proceso social cubano.

Términos mencionados por los medios como: Conceptualización, Lineamientos, Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, Visión y Ejes Estratégicos, como a muchos, no me es ajeno, en especial por mi labor profesional, aunque sea en otro ámbito de actuación, en este caso el territorio y visto mayormente desde el medio físico, aunque nunca puede desvincularse de la planificación económica donde ambas forman un todo indivisible. Teniendo en cuenta el espacio disponible, y recabando la benevolencia del lector, simplificaré proceso y términos a favor de las ideas más esenciales, vista desde la óptica de un  planificador.

Para realizar el trabajo nos apoyamos  en los  llamados instrumentos del Planeamientos, dos de los más importantes son, el  Esquema y el Plan.

El Esquemas, es una representación simplificada de la realidad en su  ámbito de actuación, la nación o provincia, o como diríamos técnicamente, es una estructura físico espacial del territorio analizada de forma muy general, donde una de sus salidas básicas son las definición de las políticas a partir de las cuales es posible concretar sus lineamientos estratégicos, ellos nos van a indicar la dirección sobre las cuales se trabajará en la búsqueda de solución  a los problemas actuales y perspectivos.

El Plan por el contrario es un documento detallado de carácter técnico y jurídico, entre otros aspectos a tener en cuenta, que es vinculante (obligatorio) en la aplicación de las definiciones dadas por la escala del planeamiento superior, el Esquema. El mismo se realiza en dos etapas de trabajo, el Diagnóstico y la Propuesta.

El Diagnóstico define las restricciones que están presentes en un territorio, o nación, y las potencialidades con que cuenta para enfrentar los retos de cambios.

Definido el gran objetivo a alcanzar y conociendo cual es el punto de partida de la realidad actual, determinada en el diagnóstico, se aspira a un punto de llegada, el estado deseado, en este caso para la nación. El enfoque estratégico en el análisis permite  tener en  cuenta las debilidades-fortalezas interna y las  potencialidades-amenazas externas, ellas ayudarán a conformar el escenario o el modelo económico y social que nos hemos propuesto construir, brindando la visión de país que queremos erigir.

Para ser realidad esa visión, se definen los ejes estratégicos, en cada una de las temáticas seleccionadas,  que hacen posible su materialización, en la segunda fase del Plan, la Propuesta. Esta define una estructura físico espacial, más detallado, donde queda determinada la etapa de transformación del Plan, en este caso, hasta el 2030.

En el Plan, encontramos acciones pasivas y activas que contribuirán a lograr su  viabilidad, para lo cual se apoyará, en un cuerpo regulatorio que condiciona el uso y destino del suelo o sea lo que se puede, o no, hacer en el territorio, de conjunto con las   acciones y los programas por sectores, que permitirá hacer gestionable este instrumento, materializado fundamentalmente a través del proceso inversionista.

No recuerdo nunca la aplicación de técnicas participativas en un grupo tan numeroso, compuesto por millones de personas de todo el país, y dudo que existan mucho lugares en el mundo que puedan mostrar parecida experiencia,  para definir aspectos medulares de la vida del pueblo, con la convicción plena que, contenido y forma, en este caso, es lo mismo,  son sustancia.

 

Share

May 25

Sin Fechas por Celebrar en el Calendario

Por José Alberto Zayas Pérez

Vi con asombro un programa de la televisión, donde se le realizó una entrevista a una conocida periodista, ya jubilada. Ella   expresaba de forma emotiva su frustración por el aparente olvido  de la directiva de su entidad. Siento el impacto de sus palabras por los hechos narrados viniendo de alguien que es recordada  por su profesionalidad  y que marcó, por décadas, la vida de generaciones de cubanos amantes del deporte.

Pensándolo bien no es tan insólito escuchar ese  relato, lamentablemente se acerca más a la cotidianidad que conocemos.  Llegado el momento de la jubilación, se desvanece  poco a poco los vínculos con el centro laboral que lo acogió, tal vez, relegado el jubilado por los principales actores donde ejerció, por suerte existen  honrosas excepciones.

Quizás, si el arrepentimiento por  tanto esfuerzo  tocara a la puerta del retirado, creo suponer que no sería el noble trabajo la causa de tal  sentimiento,   sino el error humano que olvido atender, ahora en la blandura de la vejez, al que tanto aporto, aún  a costa de contraer deudas con la familia en días de asueto en que el deber lo mantenía en su puesto de trabajo o vivir la sensación de pérdida en  fechas importantes  en la vida de sus hijos por cumplir obligaciones impostergables en el ejercicio del desempeño de su labor.

Es obvio que  los nuevos retos que impone  la vida diaria muchas veces impiden al colectivo hacer un alto para pensar, lo cual no lo exime de culpa,  solo queda  la reflexión mesurada y las acciones reparadoras a discutir  en los consejos de dirección, las sesiones sindicales o el colectivo de trabajadores que lo acogió, a fin de subsanar el  penoso desliz cometido, si este fuera el caso, dentro del espíritu solidario que caracteriza a  nuestro pueblo.

Los jubilados forman parte de esa memoria institucional, como lo son todos, en especial aquellos que ya rondan la edad de retiro, y sentimos que muchas veces falta el acto  público, el reconocimiento a tiempo, de expresarle  cuanto, ellas o ellos,  significan para el colectivo. Es una situación con que tendremos que lidiar, que será, aunque pensemos que falta mucho tiempo, nuestra propia realidad, en poco o muchos años.

Así que yo, que no soy periodista, aunque intento ser un comunicador social, busco la forma de agradecer a mis colegas de labor, en el micro mundo de mi espacio laboral, el reconocimiento que sentimos por aquellas personas que entregaron o entregan sus vidas a  la labor diaria.

Justamente por eso, me veo ahora, luchando con la  sintaxis, elaborando artículos para leer en el matutino del centro, o tal vez para poner en la revista de la entidad o mejor aún, en la plataforma digital donde divulgo nuestro trabajo; que es la forma  que encuentro para decirles,  gracias a mis colegas de labor, por eso establezco mi estrategia impregnado de la lógica de un refrán chino, ¨un camino de mil pasos comienza en un solo paso¨ y decidí emprender la senda escribiendo  sobre el  geógrafo  Gabriel, un veterano y compañero de labor de muchos años.

¨Gabriel no está enfermo, aún le falta dos años para tener edad de retiro, pero me preocupa que otros muchos colegas de trabajo se acogieron a la jubilación sin recibir un verdadero reconocimiento público por tantos años de sacrificada labor, entonces por qué esperar un momento adecuado para hacerlo y no aprovechar hoy, ahora,  para expresarle lo mucho que el colectivo le agradece en el plano profesional y humano, como decía José Martí,  ¨Honrar, honra¨.

Nació en un humilde hogar, tercero de 11 hermanos, en un pequeño asentamiento rural del municipio de Jiguaní en la provincia  cubana de Granma, conocido como la Cañada del Aguacate. El lugar de nacimiento, para el colectivo es motivo de chanza por las constantes referencias que hace Gabriel a su lugar de origen de donde parece provenir una fuente inagotable de refranes y peculiaridades propias del lenguaje que hace pensar en una especie de endemismo idiomático, si eso fuera posible…¨

El argumento fluye en plena lucha con las palabras, lo importante es comenzar ya, la forma de la deferencia con los suyos está en sus manos, por mi parte escribo sin formalismo, no importa que no haya fecha importante por celebrar en el calendario.

Foto del autor.

Share

Ene 17

¡De…Afuera!

DSCN0227A propósito de un artículo anterior, ¨Gabriel, el Geógrafo de la Cañada del Aguacate¨, decía ¨… Gabriel, nuestro correligionario de trabajo, ya pasó los 60 años, pero sigue con su alma de niño sorprendiéndonos cada día. Sus colegas de labor toleramos compasivos las ocurrencias de este geógrafo de la Cañada del Aguacate y sus inevitables apodos a todo el colectivo.
A mí me dice el Niño, cuando ya dejé hace mucho tiempo esa etapa de la vida, lo que me hace recordar y reflexionar sobre algo que escribí estando en Namibia cumpliendo colaboración técnica, a modo de chanza, que viene a reforzar una extraña opinión sobre la creencia de algunos de mis compatriotas sobre las bondades espirituales y cualidades físicas que supuestamente se adquieren al vivir en el extranjero, resumida en un etéreo concepto sobre el mundo exterior y que la gente sencilla lo condensa de forma mágica como, ¡De…Afuera!. En el cual expresaba:
En Cuba, rodeada de mar, la frontera invisible del más allá de nuestro suelo, está llena de misterios, y a diferencia de otras tierras donde el extranjero es un ser muchas veces visto como un villano, que de alguna manera representa una amenaza potencial al bienestar social, económico y cultural de su país, el forastero que nos visita viene a disfrutar los placeres del clima y las bondades de nuestras gentes, en la medida que lo permite la capacidad de su bolsillo o la generosidad de su corazón, casi siempre solidario, por lo cual es retribuido con la clásica hospitalidad de nuestro rebeldes compatriotas.
Así que se da por hecho, que es un ser exótico, pudiente, digno de nuestra proverbial curiosidad, muy a tono con nuestro carácter extrovertido; las tierras que los cobijan deben ser también boyantes, poseedoras, tal vez, de la piedra filosofal, donde el cuerno de la abundancia destila su habitual riqueza.
La sicología del hombre sencillo se pierde en el tiempo y los reflejos, condicionados por su evolución, influyen en su comportamiento. Como no recordar la mística Isla de Bimini, con su fuente restauradora de la juventud, donde un jefe Arahuaco de Cuba, tal vez venido del sur de la Amazonía, reunió grupo de aventureros y navegó hacia el norte en un viaje de exploración, para desaparecer en el laberinto del tiempo; o en esas sempiternas tierras septentrionales, donde supuestamente estaba el apócrifo río Jordan, con sus aguas milagrosas, motivo de incesante búsqueda y ensalzada por la mística leyenda, para beneplácito de poetas y escritores.
Una historia más cercana es la de Matías Pérez, un portugués radicado en Cuba, fabricante de toldos y lanas, el cual voló en un globo aerostático un 29 de junio de 1856 para no volver jamás, de ahí la frase que trascendió en el tiempo “Voló como Matías Pérez”, para referirse a alguien que no hemos vuelto a ver.
La sensación de vivir en un lugar aislado, quizás condiciona nuestra proverbial locuacidad y la necesidad de buscar otros espacios, más allá de nuestras tierras, contribuyendo a la creación de arquetipos sobre el mundo exterior y sus bondades, tal vez por eso, nuestro José Martí, profundo conocedor del alma criolla, expresaba, con énfasis, en su conocida frase, “el vino, de plátano; y si sale agrio! es nuestro vino!” para resaltar la dicotomía entre lo nacional y lo foráneo.
Así que yo, que ahora vivo temporalmente en el extranjero, me preparo para los paradigmas habituales, pregonados por los amigos y familiarizares, en nuestro inevitable nuevo contacto, después de muchos meses de separación, y esperando oír sus expresiones habituales de admiración o rechazo: “vino más amistoso, más sabio, más tierno, más joven”, … tengo la esperanza que no digan… parece mentira que estuvo en “el extranjero” y llegó, “más viejo, más bruto, más gordo, más feo, más petulante”…Como soy optimista, deseo irme por el lado positivo de la vida, y que mis allegados vean en mí, los progresos ¡De…Afuera!

Share

Dic 10

Prohibido Cortar Árboles

DSCN0451Por: José Alberto Zayas Pérez

Mil árboles que crecen, hacen menos ruido que un árbol que se derrumba.

Por pura casualidad oí comentar a un colega de labor que había presenciado una escena inusual en una vivienda donde su propietaria tenía colgado por una buena parte de las paredes de su casa carteles donde se leía, Prohibido cortar Árboles, y recordé una frase dicha por Mahatma Gandhi donde expresaba ¨…se puede vivir dos meses sin comida y dos semanas sin agua, pero sólo se puede vivir unos minutos sin aire¨

¨Una calle con árboles tiene 4 veces menos polvo que la que no se encuentra arbolada; una copa de 5 metros de diámetro produce el oxigeno que necesita una persona, y 150 metros cuadrados de hojas producen diariamente oxígeno suficiente para 10 personas¨ (GDIC)

Pensé en los retos que imponen los cambios climáticos y el esfuerzo que se asume para implementar medidas que se anticipen a los problemas en cierne y sobre todo a un escenario desfavorable en un futuro inmediato o lejano, fundamentalmente ante los jinetes de la apocalipsis que nos amenazan como, las intensas lluvias o su reverso, la sequia, ciclones o huracanes tropicales, terremotos, la penetración del mar, los cambios de la temperatura, esta última percibo que es la cenicienta de los planes de prevención, vaya usted a saber por qué, se asume con resignación o peor aún con inacción justificándose según, dicen algunos, por estar asociado a problemas globales fuera de nuestro control y realmente hay muchas cosas que podemos hacer para atenuar su efecto ante que la advertencia del astrofísico Stephen Hawking se haga realidad en las próximas centurias ante el desastre medio ambiental que se avecina y su sugerencia de pensar en abandonar la Tierra, suena a ciencia-ficción es verdad, pero es una triste realidad que las generaciones futuras tendrán que asumir como un reto para preservar la especie humana.

DSC07548Ahora, los afortunados mortales de mi generación, debemos recordar las palabras de Jacques Yves Cousteau y actuar en consecuencia, ¨las futuras generaciones no nos perdonarán por haber malgastado su última oportunidad y su última oportunidad es hoy¨.

Creo que los problemas deben dejar de inquietarnos para pasar a realizar la parte que nos corresponde asumir, pienso en los problemas bioclimáticos que tienen muchas de nuestras viviendas, asociado a su diseño o construcción, en algo aparentemente tan intrascendente como los colores con qué pintamos, enchapamos o cubrimos el pisos de casas, instalaciones productivas, de servicios o espacios públicos que sean capaces de atenuar el aumento de la temperatura o disminuir el albedo solar , la adecuada ubicación de los inmuebles con respecto al sol o el poder lograr convenientes ángulos en el emplazamiento de los nuevos proyectos de zonas residenciales que permita un refrescamiento natural con relación a las brisas predominantes.

DSCN0380Otro aspecto sumamente importante en el logro de un ambiente de confort térmico lo ofrece la masa verde que dispone la ciudad, que es necesario cuidar e incrementar.

Tengo la percepción que en el asentamiento urbano donde vivo ese aspecto no ha sido adecuadamente asumido y es necesario hacer un alto y llamar a sus principales actores a la reflexión. Tal vez estos ejemplos contribuyan a tomar conciencia del problema.

La ciudad disponía de una amplia franja verde a lo largo de un tramo de la Carretera Central en dirección a Santiago de Cuba que atraviesa el asentamiento, el mismo servía como zona de amortiguación por polvo y ruido del intenso tránsito. En diferentes momentos el área fue poco a poco erosionada para obras importantes, como un centro comercial, un preuniversitario, quedando apenas un islote que ya se habla de un nuevo destino.

DSCN0410Otro ejemplo ilustrativo es el reparto donde vivo el cual debe su nombre a una siembra masiva de árboles de caoba a principio de los años 80 del siglo pasado, la urbanización y un usufructo ha reducido considerablemente su número.

La ciudad se hace resiliente, con el aumento de su capacidad de resistir a una amenaza y recuperarse con el apoyo y la gestión de sus principales actores. Sin duda los cada vez más frecuentes eventos hidrometereológicos, con su carga de destrucción, obligan a la implementación de medidas proactivas, tal vez por eso en estos meses se ha vista un aumento inusitado de la tala de árboles en la ciudad de Bayamo, por supuesto influyen otros factores, algunos muy lógicos, asociado a los seres bióticos donde nacer, desarrollarse y morir es parte del ciclo natural que hay que tener en cuenta si no queremos que el fin de la vida de un árbol, por sólo poner un ejemplo, se convierta en un peligro real para la población circundante.

El mejor momento para plantar un árbol era hace veinte años, el segundo mejor momento es ahora.

Los planes de crecimiento urbano o las acciones puntuales en el espacio físico, también contribuyen a reducir los espacios verdes. Otras veces es la acción del hombre con la mala selección de las especies a plantar en jardines y espacios públicos.

DSCN0431La siembra de árboles en estrechos parterres o área de estar, que ignoraban las agresivas raíces superficiales, como el ficus benjamina, conocido comunmente como ficus laurel, está propiciando la muerte anunciada y prematura del árbol cuando sus raíces desborden el reducido espacio de contención donde fue plantado, antes que los ciudadanos puedan disfrutar a plenitud de la ansiada sombra en el tórrido espacio caribeño.

DSCN0441La mayor amenaza para nuestro planeta, es la creencia de que otra persona lo salvará, Robert Swan.

Otras veces pasamos a los extremos y largas avenidas o calles son adornadas con hermosas arbustivas como la palmita anillada que ofrecen agradable visuales desde la vía y un tormento calórico al peatón que circula por esos espacios desprotegido del ardiente sol.

DSCN0442La ciudad tiene muchos ejemplos palpables de esa realidad, lo triste es que en las nuevas intervenciones se repita esa mala práctica en el tipo de especie a sembrar, parece ser que se cumple el dicho popular, que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos, y a veces más, con la misma piedra.

En nuestras mano está la solución, es necesario actualizar los estudios especiales sobre las áreas verdes que nos permitan conocer la política de manejo del espacio verde y cuando sea necesario cortar un árbol debe haber una respuesta inmediata en la reposición multiplicada para llenar un vacío que, tal vez, ni lleguemos a deleitarnos, quizás bajo el espíritu de un proverbio griego que expresa, ¨una sociedad crece bien cuando las personas plantan árboles, cuya sombra saben que nunca disfrutarán¨.

DSCN0467

(Imagen gráfica, autor del trabajo)

Share

Nov 21

Apuntes de viaje, región turística sur de Granma.

DSCN0528Por: Arquitecto José Alberto Zayas Pérez

Temprano en la mañana espero el transporte para trasladarnos a la región turística  sur de la provincia cubana de Granma, algo más de 150 km es necesario recorrer desde la capital provincial en  la ciudad de  Bayamo al Polo de Marea del Portillo.

1Parece que soy el último en la recogida y   aprovecho la espera de la madrugada para fotografiar la popular y mediatizada súper luna  y ante la impaciencia de la llegada del transporte, nada mejor que un poco de ejercicio en el gimnasio biosaludable cercano al hogar.

2Hace algo más de 15 años que no visito la región turística Sur de Granma, ahora intereses profesionales  vinculado a los estudios de desarrollo del emplazamiento hace necesario la presencia en la región  de un   pequeño colectivo técnico integrado por la licenciada Mardín, el geógrafo Luis, el eficiente chofer Abelito y el autor de estos breves  apuntes de trabajo, que a mí se me antoja sustituir la frase por ¨viaje de trabajo¨, en  una clara referencia al estado de ánimo que provoca esta especie de turismo laboral impresionado por la belleza del sitio.

2aEstoy consciente que las primeras impresiones son las más importantes ante que el impacto de la cotidianidad nos envuelva y disminuya nuestra  capacidad de conmovernos con el medio físico que luego será objeto de una investigación minuciosa.

Recorridos los primeros  60 km arribamos a la segunda ciudad en importancia de la provincia, la ciudad de Manzanillo, franja costera provista de  puerto. Es un  espacio citadino lleno de tradiciones culturales. La ciudad es muy importante  en la expansión del turismo, por poseer en tu entorno el único aeropuerto internacional de Granma, que junto con  las terminales aéreas de las provincias cercanas de Holguín y Santiago de Cuba constituyen las principales vías acceso rápido al territorio.

Recuerdo que unos días después del recorrido un entusiasta especialista de la actividad turística proponía considerarla  dentro de la ruta de crucero del país, con la interrogante a dilucidar sobre el bajo calado del puerto, pero válido dentro la cartera de oportunidades que ofrece el territorio.

No se  puede  descartar tampoco otra opción en el cercano puerto de la ciudad de Niquero con mejores condiciones de calado y vinculado a hechos históricos importantes  de la historia  de Cuba y ofertas naturales únicas, en el Parque Nacional Desembarco de Granma declarado Monumento Nacional y Patrimonio Natural  de la Humanidad.

Varias opcionales de senderos aprobados y en pleno uso  esperan por los  turistas, en una oferta de lujo, tanto por los valores naturales, como por haber sido escenario de relevantes acontecimientos de nuestra vida cultural e histórica.

Existen en esta zona decenas de sitios arqueológicos, como el del Guafe, conformado por un conjunto de cuevas ceremoniales y funerarias. Posee además el  mayor y más conservado exponente mundial de los sistemas de terrazas marinas considerándose uno de los lugares más notables del archipiélago cubano y cuenta con el mayor número de especies endémicas donde aparecen cerca de quinientas especies de flora con un 60% de endemismo.

Hecha esta necesaria digresión volvamos a nuestra historia.El equipo agudiza la observación  a lo largo de la senda, a partir de la ciudad de Manzanillo habrá que  recorrer 105 km antes de llegar a Marea del Portillo. La faja vial a lo largo del trayecto, aunque recibió un fuerte impulso  renovadora años atrás, requiere ahora  la implementación de estudios de reanimación urbanista y de estudio de paisaje, mejorando la señalética vial y la inserción de  vallas especializadas que promuevan el  destino turístico. En más de un centenar de kilómetros sólo existe una modestísima  gráfica promocional a la entrada de la zona de ocio.

La carretera costera Manzanillo-Niquero, es  interceptada por el vial  Entronque de Pilón que implanta un brusco cambio de giro, ahora la senda asfaltada, que se encuentra en regular estado técnico, avanza en la dirección  sureste descendiendo desde  la cota de los 50 m hasta  acercarse  a su nivel 0 en la línea costera bañada por las aguas del mar Caribe.

DSCN0371Desde el entronque vial  al asentamiento urbano de  Pilón, cabecera del municipio, hay cerca de 28 km de separación. En el tramo a recorrer la  carretera serpentea a través del relieve premontañoso que corresponde a tres municipios, a la izquierda de la senda está Media Luna, a la derecha  Niquero hasta topar al frente con el borde geográfico de Pilón que se hace visible por el anuncio de una valla de identificación de la división política administrativa del  lugar.

El cultivo de la caña de azúcar, pasto, cultivos varios y zonas de  palmares, símbolo de cubanía,se visualizan desde la vía. La entrada al lugar habitado viene precedida por pronunciadas curvas en las alturas de Mareón que tiene como garantía el buen estado técnico de su faja vial recientemente reparada. La zona está  vinculada a hechos histórico de la lucha reciente, ofreciendo una agradable vista panorámica del sitio y un anuncio anticipado de la belleza a encontrar en su relieve montañoso y en su borde costero.

DSCN4150Desde Pilón y torciendo hacia el suroeste a sólo 6 km del asentamiento habitado están las playas de arenas blancas de Punta Hicaco un espacio virgen que se extiende por más de un kilómetros y  espera por  la acción del hombre.

DSCN4136Para llegar a las puertas  del Polo de Marea del Portillo desde el asentamiento de Pilón sólo falta vencer algo más de 12 km de un vial asfaltado en regular estado técnico. La carretera ubicada en el valle está constreñida entre la montaña y el mar, observo la falta de una adecuada señalética y vallas promocionales sobre el producto turístico.

Se podría potenciar la belleza natural del lugar con algunas acciones dirigidas al  incremento de la forestación y la jardinería del área con especie propia del sitio y mejoramiento de los espacios construidos,  con la implementación de estudios de reanimación urbanística y labores de embellecimiento en su franja vial,la misma está dotada de una vía de doble sentido de 6 metros de ancho con sus respectivos paseos, más un espacio en ambas direcciones para los corredores técnicos donde se ubican la redes telefónicas, eléctricas y la red de acueducto que abastece el asentamiento urbano desde el  cercano embalse de Cilantro.

DSCN0444El primer contacto de trabajo fue con  el pequeño  centro turístico de Punta de Piedra actualmente cerrado al turismo por inevitables acciones de mantenimiento al comienzo  de la temporada alta. El lugar esta desierto, la vista exterior hermosa, la naturaleza si no quiere cerrar  sus visuales, ajena a la lógica de los hombres. Un cantinero solitario, con sentido de pertenencia,   nos dice apesadumbrado que su suerte depende del arribo de turistas en  los dos hoteles principales del lugar.

3A la entrada del polo de Marea del Portillo una turista cabalga alrededor del área del   hotel en una modalidad conocida como ¨Marea Inside¨, le pido al chofer detener el transporte y establezco un pequeño diálogo con el guía. Le pregunto por una de las opcionales más codiciada, ¨Las Yaguas¨, un bello lugar ubicado en las montañas con una cascada de agua para el disfrute del baño en una especie de  piscina natural, me explica que no se está haciendo por problemas con el estado del camino y el transporte disponible para ascender al lugar.

4La turista canadiense tal vez adivina el tema y  me expresa que ella estaría encantada con hacer ese recorrido a pie hasta ese lugar u otro sitio más cercano. Me quedo con la sensación que falta creatividad en la oferta y la capacidad de buscar alternativas ante los inevitables escollos materiales o mentales, presumo que este último acapara el mayor peso en las sin razones para  no brindar este  servicio.

DSCN4080Con la sensación de haber entrado al lugar ¨con el pie izquierdo¨ me adentro en los accesos a los hoteles Farallón del Caribe y Marea del Portillo. Las futuras áreas de crecimiento en espera de los nuevos usos están sembradas con cultivos varios y se expande la ganadería menor, otras áreas son ocupadas por viviendas en el asentamiento de Marea La Luz  y zonas más aisladas. Una vecina del lugar al enterarse de mi trabajo me detiene y me pide mi ayuda para gestionar un solar, me ofrece como argumento que otros construyen sus viviendas en el sitio. Es un mal síntoma, será necesario la inspección urbanística en el emplazamiento para conocer la veracidad de la información y  preservar las áreas del futuro crecimiento del Polo.

DSCN4092El hotel Marea del Portillo se me abre a la vistas, en sus áreas exteriores un grupo de artesanos ofrecen su producto en un lugar sin que medie una verdadera organización del espacio, en un costado cerca de una docena de coches tirado por caballo buscan el sustento del día, tal vez de manera informal, el geógrafo Luis comenta con razón que tienen una calidad constructiva superiores a lo que transitan en Bayamo. Me pregunto si estas formas de producción o de servicio que ofrecen los particulares estarán integradas a la estrategia de comercialización del Polo.

DSCN4109Ya en el espacio construido se ven a los turistas disfrutando de  ambos alojamientos hoteleros. Reviso   la playa, observo los cambios favorables de la imagen que tengo congelada sobre estos sitios, han desaparecido las instalaciones que estaban sobre la duna, un mejor trabajo de inspección y aplicación del decreto 212 sobre la Ley de Costa  contribuye a preservar las condiciones ambientales del lugar.

DSCN4097Me llama la atención la franja verde que crece con especies adecuadas al ecosistema detrás de la duna, sin duda  son síntoma de  cambio positivo sobre  estos ecosistemas frágiles.

DSCN4098Por pura casualidad escucho hablar un turista con acento venezolano que se identifica como alemán que vive en Canadá  y estudió en Venezuela durante su niñez. Le pregunto curioso, después de tanto traspié, sobre el producto turístico y para mi asombro es concluyente, me dice, es excelente amigo y agrega, yo tengo lo que vine a buscar, un lugar tranquilo  en contacto con la naturaleza, si quisiera otra cosa me iría a Varadero o a cualquier otra parte del mundo.

DSCN4093Le pregunto que le gustaría encontrar en el  turismo de Granma y fue preciso en su evaluación,   un turismo de naturaleza con muchos lugares como oferta, pero con una baja carga en alojamiento para no dañar el medio ambiente y antropizar el espacio físico lo menos posible. Me habla que estuvo en Costa Rita, uno de los paraísos del turismo de naturaleza en la región, y como la principal industria del ocio empieza en las escuelas primarias preparando a la población y a los futuros trabajadores del turismo en el cuidado del medio ambiente. Coincido con él plenamente.

Turismo naturalezaLas motivaciones del día me hacen pensar en término de estrategía en una especie de consideraciones preliminares. Necesitamos  un cambio de mentalidad en la vocación del turismo en la provincia, de sol y playa a turismo de naturaleza, más allá de lo que podemos leer actualmente en  los prospectos de turismo o los estudios técnicos, es un concepto que tiene que tener una expresión concreta en las ofertas que reciben los turistas, en el diseño, mantenimiento de todo lo existente y su infraestructura técnica, en  que las nuevas  capacidades de alojamiento estén en consonancia con el medio. En implementar una buena   estrategia de comercialización con todos los segmentos del producto turístico. En el necesario apoyo a esta modalidad del turismo de naturaleza, de menor peso ahora, tal vez decisiva en el futuro, que si bien demanda un proceso profundo de reorganización interna requiere contar con  las inversiones y el equipamiento mínimo para su mejor desenvolvimiento.

Abandonar la visión sectorial y enfocar el turismo como un esfuerzo colectivo en que todos estemos involucrados desde el arribo del turista, su traslado, el espacio físico por donde transita, el alojamiento, las ofertas que disponen, la comunidad y su  gente.

Tenemos que reencontrarnos con nosotros mismos y apreciar  lo nuestro, que no es poco y muchas veces es único, aunque la cotidianidad proyecte una cortina de humo sobre la riqueza que poseemos y no la explotamos adecuadamente, pero para lograrlo, de conjunto con toda la sociedad, es necesario crear valores ambientales en los niños y jóvenes durante el proceso docente y en los trabajadores del sector sobre la  necesidad de preservar el  medio ambiente, como expresión  de  vida y riquezas para nuestro pueblo.

DSCN0508Ya en la despedida del polo una turista canadiense que se identifica como Helen nos comenta que esta es su tercera visita a Marea del Portillo y no será la última y nos dice una frase  que parece repetirse una y otra vez, la oferta es excelente. Habrá que pensar seriamente que suponemos nosotros y que piensa este segmento del mercado que tiene sus propias expectativas en cuanto a calidad-precio, pero como decimos en buen cubano lo cortés, no quita lo valiente.

Ahora sólo nos faltan  por recorrer 20 km para arribar al río Macío, a través de un vial que no está en las mejores condiciones técnicas, que sirve de límite geográfico para separar el territorio granmense de la provincia de Santiago de Cuba y su ciudad cabecera, de igual nombre,distante a menos de 150 km de la línea divisoria.

DSCN0497Un escenario verdaderamente sorprendente se crea entre la senda vial que atraviesa la faja montaña y el mar Caribe para proporcionar al visitante  una vista única. Como no creo que haya palabras adecuadas para referirse a estos paisajes, prefiero contar lo que un  apasionado del turismo, Domingo Cuza, me expresó sobre su deseo de renunciar a la idea de compararlo con otro lugar de la patria o allende de la frontera  y prometió escribir un artículo sólo dedicado a estos parajes, lo cual me exime de la obligación de redactar sobre lo que a mí se me antoja como una tarea imposible y prefiero dejarlo con  las imágenes fotográficas en un acercamiento pálido a esta belleza paisajística apenas divulgada.

A los hombres y las mujeres sólo  le queda por hacer su obra, ya millones de años antes  la  naturaleza hizo la suya para deleitar a todo con los paisajes más bellos de Cuba, sin ánimo de crear una polémica, pero sí con el juicio de reconocer un hecho y reclamar un espacio de la región sur de Granma  en el panorama de la actividad turística cubana.

DSCN4077Fotos: autor del trabajo.

Share

Oct 25

Una experiencia allende al océano

Por: José Alberto Zayas Pérez

Injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas”, José MartíDSCN2928 En el artículo anterior, Lo Real Maravilloso de Granma, hablamos de las bellezas del medio natural y las potencialidades que existen en el territorio para el desarrollo del turismo de naturaleza, también de las barreras, que son de muy diversos tipos, materiales, mentales…que aún limitan la posibilidad de una mejor explotación  de ese regalo que nos ofrece el suelo granmense.

Por eso, otras  formas de hacer, namibiana en este caso, pueden ayudar a pensar de todo lo que nos puede ser útil,  aunque a primera vista parezca que las propuestas pueden estar alejadas de las tradiciones culturales, climáticas, constructiva, de diseño…

DSCN1546

¿Pensaría alguien en una inversión en este espacio árido del desierto de Namib? si, los namibios.

No dejo de apreciar lo mucho que tenemos, cuando otros los hacen en condiciones muy difícil, en un espacio árido, propio de desierto, con una pobre vegetación xerófila, con baja infraestructura, pero sin carecer de los servicios mínimos que no pueden faltar para hacer sentir satisfecho al cliente y aunque usted no lo crea, con muy buenos precios de venta, semejante a muchos de nuestros hoteles de ciudad.

Los ejemplos a mostrar son básicamente instalaciones  de campismos y otras con capacidad de alojamiento, tipo campamento de verano, que ofrecen un mejor nivel de confort sin alejarse del concepto de turismo de naturaleza.

DSCN1534

No hace falta una inversión millonaria para  construir una vía asfaltada. Basta un terraplén con un adecuado mantenimiento.

Todos están emplazados dentro del Parque Nacional Etosha. Se accede al lugar por un terraplén bien conformado. Existe una buena señalética, con indicadores de tope de velocidad de 60 km/h, aunque los vehículos circulan a cerca de 100 km/h. La clave está en el mantenimiento sistemático que reciben las vías.

DSCN2825

Adecuada señaléctica a lo largo del terraplén.

El primero de las instalaciones de  campismo posee  un mínimo de infraestructura. La única instalación sólida es la carpeta donde se recibe al cliente el cual ha reservado previamente por Internet o lo puede hacer directamente en el lugar, se mantiene la mayor parte del tiempo con un buen nivel de ocupación.

DSCN1539

Carpeta de atención al turista.

El espacio del campismo se ha parcelado en lotes identificados por nombres de animales y el relieve pedregoso del lugar es aprovechado para establecer cierres virtuales del resto de los campistas que acampan en el mismo, con caminos de tierra que vinculan las diferentes áreas dispersas.

DSCN1614

Señalética interir de la base de campismo. Nombre de animal, el leopardo indica el espacio reservado al campista.

Sirve a su vez para diseñar de forma sencilla el espacio interior que es mínimo, pero confortable. El alojamiento es por casa de campaña, la administración del lugar ofrece una cocina rústica, con meseta con fregadero y agua corriente protegido del sol por pérgolas de madera rústica  y una mesa por todo mobiliario. Asientos circulares de piedra bordean el espacio.

DSCN1584

Acogedor espacio de la cocina rústica. Lugar de encuentro para las actividades gastronómicas y sociales.

El baño y el servicio sanitario funcionan en instalaciones separadas, adosado a las piedras del lugar con cierres de lajas naturales y ladrillo.

DSCN1780

Sin perder el encanto de estar en contacto con la naturaleza, las cosas mínimas imprescindible de la vida moderna están garantizadas. La pequeña cobra es de plático es una broma de la gerencia. La seguridad esta garantizada en todo el lugar.

En su interior se aprovecha la piedra trabajada para crear espacios que permitan depositar diversos objetos, posee una ducha con agua fría y caliente. Para lo cual hay una estufa casera con  suficiente provisiones de leña para este propósito.

DSCN1759

El baño, funcional y en contacto con su medio ambiente.

El suministro de agua es en forma de isla con tanque apoyado aprovechando los desniveles del terreno y una conductora que llega el líquido a las principales instalaciones del lugar. Para la evacuación de los residuales se usa pozo de infiltración.

DSCN1619

Las redes técnica se han tenido en cuenta de forma sencilla, con soluciones adecuadas a la topografía del terreno. Observe el tanque en la roca y el baño que dispone de agua fria y caliente.

El lugar destaca por su tranquilidad alejado de las comodidades de la vida moderna,  sin medios audiovisuales ni comunicación.

DSCN1810

Fregadero con agua corriente en la cocina rústica.

El principal entretenimiento   es la contemplación del paisaje, las caminatas, el reconocimiento de la cultura de sus pobladores originales, grupo de cazadores y recolectores conocidos como busman, además de una pequeña piscina de uso colectivo.  La satisfacción del cliente es alta.

DSCN1615

Señalética que indica el hábitat de los busman y sus tradiciones culturales y su artesanía.

El campamento de verano ofrece un servicio más exclusivo, con parqueos rústicos de  madera para paredes y techo, el lugar emplazo en lo alto de una montaña rocosa se accede por un pequeño transporte que traslada a los turistas a la carpeta del lugar y deposita el equipaje  en la cabaña de los huéspedes.

DSCN2874Los accesos principales son de piedra y madera y las viviendas de madera están en voladizo sobre la roca, con horcones  como soporte de la estructura y las paredes son de lona ajustada a la madera por cintas clavada con tachuela, en las paredes interiores se usa igual material.

DSCN2842

Carpeta de atención a los huéspedes.

Posee servicio sanitario, duchas con agua fría y caliente, para lo cual usan paneles solares ubicados hacia el exterior de la cabaña.

DSCN2688

Lluminación de los accesos interiores con faroles eléctricos.

La disposición de las cabañas ofrece una adecuada privacidad a los huéspedes.

DSCN2708Con terraza incluida en los inmuebles para el disfrute del paisaje que se puede apreciar desde la altura.

DSCN2725Los servicios principales son el restaurante, bar, aéreas de estar,  piscina, masajes y otros.

DSCN2698Sin medios audiovisuales en las cabañas ni en las instalaciones de servicio. Se ofrece opcional al Parque Nacional Etosha para el disfrute de la rica fauna africana.

DSCN2749Propuestas similares existen en toda la geografía namibiana y todas vinculadas al producto de naturaleza con buena demanda y satisfacción del turista.

DSCN2422(fotos del autor)

Share

Oct 07

Sierra Maestra

DSCN0158Por: José Alberto Zayas Pérez

Esta  región montañosa está llena de significado asociado a sus valores naturales, histórico-culturales y económicos. En un plano más íntimo está cargado de recuerdos  profesionales y personales.

Al recorrer su abrupta topografía es posible apreciar  la gran cantidad de lugares vinculados con la historia patria.

El macizo montañoso más importante del país se extiende por la parte sudoriental de la nación  y abarca el territorio de las provincias de Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Comprende alrededor de 250 km de la costa sur oriental de Cuba, desde Cabo Cruz hasta la Punta de Maisí.Su más alta elevación es el Pico Real del Turquino con 1 972 msnm que es su punto culminante.

6

Flora del lugar.

La Sierra Maestra posee  una rica flora y fauna, donde se localizan parques naturales importantes como, el Parque Nacional Turquino y el Parque Nacional  La Bayamesa. Posee excelentes condiciones naturales para el desarrollo del turismo de naturaleza.

DSCN1822

Los territorios montañosos necesitan de una atención diferenciada teniendo en cuenta que son zonas ecológicamente frágiles, con una rica  biodiversidad y potencialidad para el desarrollo de actividades y producciones exclusivas, como el  café y forestal; son espacios con difícil accesibilidad que demandan de una adecuada y no siempre lograda infraestructura económica y social, donde se debe posibilitar la integración territorial,  preservando la identidad cultural e histórica.

Por eso ha habido una preocupación permanente de las autoridades por el desarrollo de la zona montañosa con el propósito mejorar las condiciones de vida de la población serrana, proteger el medio ambiente, sin descartar el  incremento de las actividad productiva compatible de forma sostenible.

DSCN1836Para su materialización los estudios de ordenamiento territorial pretenden lograr estas metas con un enfoque integral a los problemas económicos, sociales, naturales y constituye una base sólida para garantizar la promoción de modelos de desarrollo socio económico soste­nible en los sistemas montañosos.

Estas visiones integrales  constituyen metas de trabajo para  diversos actores del territorio bajo la influencia de un escenario particular donde la belleza del paisaje impresiona por el verdor de sus montañas, su  relieve, con elevaciones y  escarpas que son cortadas  por numerosos de ríos, pero en ese entramado natural nada es comparable al hombre y la mujer de la montaña, ese ser humilde donde parece concentrarse, en un reservorio especial, las mejores cualidades del cubano.

12074907_624972754272828_6050302005009089343_nUna parte importante de ese espacio físico pertenece a la provincia de Granma  donde un 26 % de su territorio es montañoso. Es, además, escenario de trabajo de un grupo de profesionales que atienden los problemas urbanos y territoriales de la provincia.

El comienzo de nuestra  vida laboral esta indisoluble ligado a este espacio montañoso donde es necesario aplicar los conocimientos aprendidos y adaptarnos a un ambiente inusual donde de muchas maneras nos reencontramos con nuestras raíces.

Por eso las evocaciones son inevitables y los días de trabajo suman nuevas experiencias laborales y humanas en el intento de dominar el espíritu indomable de la montaña, en mi caso mi colaboración técnica en la república de Namibia me hizo descubrir raíces comunes, aún en las marcadas diferencias entre países.

Imagen2

Pilón namibiano para pilonear el mijo para obtener el plato típico, el mahango. Pilón cubano en las montañas de la Sierra Maestra.

Recuerdo a mi amiga Lourdes, economista, recién graduada participando por primera vez de un recorrido por las lomas  de Pilón en un microbús y para curiosidad de sus colegas la veíamos  alternativamente  cambiar de asiento, unas veces se sentaba  a la derecha y otras veces a la  izquierda del transporte, en función de la escarpa que se visualizaba por la ventanilla del carro. Una sonrisa condescendiente aparecía en mi rostro que me preguntaba cuál sería la lógica de tal acción si pasaba la tragedia que Lourdes irreflexivamente quería alejar.

3 - copia

Paisaje montañoso

Pero no era un problema de género, por supuesto, una actitud parecida sucedió con un asesor extranjero, especialista en viales, que ya cerca de una loma que tiene  una  impresionante  pendiente   buscó sin encontrarlo el cinturón de seguridad de un viejo Was, pero seguro transporte de la época soviética, y ante su interrogante se le  aclaró que nunca lo tuvo. Para no dudar en bajarse con el rostro descompuesto y a  puro nervio emprender el fatigoso camino a pie mientras el carro seguía su desafiante y tal vez irresponsable marcha.

En las semanas de trabajo en los municipios montañosos nuestro degastado transporte nos llevaba hasta las cabeceras municipales y el equipo técnico se montaba en fuertes camiones madereros conocido por Kp3 para desafiar  caminos intransitables de montaña, abriéndose paso entre riscos y cruces de ríos para transportar su valiosa carga.

Evoco con simpatía a mi amiga Deiby por su  forma campechana de  hacer su labor mientras busca información para un estudio técnico sin dejar de  conversar amigablemente con una campesina que lavaba en el río sus ropas. Resulta  interesante verla indagar sobre datos del lugar mientras mi colega asumia como tarea propia atender con esmero y responsabilidad la lata de ropa que la serrana hervía a la orilla del río.

DSCN1965

Vivienda campesina típica, el bohío

Cierto día que se me dio la encomienda de ubicar un número de viviendas en un lugar muy intricado de la serranía y me vi obligado a dejar el carro en un lugar conocido como el Hombrito, después de un largo  viaje desde la cabecera municipal, y avanzar  a pie, en un ascenso interminable, por canarreos cubierto de agua hasta las rodillas para cumplir el trabajo encomendado.

Sobre valoré el esfuerzo hasta que descubrí que estaba en una  zona próxima al lugar donde  radicó el puesto de mando de la columna del Che, cerca del cual estuvo la emisora radio Rebelde y donde los combatientes habían instalado en esa época  una escuela, una fábrica de zapatos, una talabartería, una armería, una hojalatería y una herrería. Ellos convirtieron el heroísmo en algo cotidiano.

DSCN1945 - Copy - copia

Estudiantes internos de secundaria básica en el macizo montañoso.

Nunca las duras condiciones de la montaña fueron obstáculo para llegar a los lugares más recónditos ya sea con transporte automotor, caballo, mulo o en largas caminatas.

De esta manera  se ubicaron y construyeron decenas de consultorios médicos, hospitales, viviendas, escuelas, salas de televisión, centros de servicios y de infraestructura técnica.

DSCN1980

Enfermera y doctora en su consultorio médico de la montaña.

Mejorar las condiciones de vida de la población serrana es una deuda que nunca podrá ser adecuadamente saldada, pero debemos intentarlo siempre sin cansarnos.

5

Sala de tv multifuncional, con actividades culturales, fisioterapéutica, sociales y otras.

(Fotos del autor del trabajo)

Share

Sep 20

Éramos tan Jóvenes…

3

Por: José Alberto Zayas Pérez

No es 19 de mayo, fecha que nació la Planificación Física en el entonces Ministerio de Obras Pública y que hoy se instituye como Sistema en sus diferentes ámbitos, nacional, provincial y municipal. Sé que una vez al año habrá celebraciones, pero su labor anónima es de todos los días donde el protagonismo lo ponen sus trabajadores, tal vez por eso prefiero el jolgorio del no cumpleaños, parafraseando el dislate, o mejor aún la sabiduría, de ¨Alicia en el País de las Maravilla¨.

Este texto no tiene pretensiones de reflejar fielmente la rica trayectoria institucional y realmente estoy más interesado en explicar de una manera sencilla a amigos, conocidos, a mis alumnos que estudian la especialidad de Planificación Física, un poco de lo que hacemos, cuáles son las barreras a vencer y el amor que sentimos por esta noble profesión a que hemos dedicado una buena parte de nuestra vida.

5Por eso sólo me limitaré a mostrar algunas pinceladas de esta actividad que tuvo como antecedente la existencia de la Junta Nacional de Planificación, más centrada en atender los problemas de la capital cubana, La Habana, desde una óptica elitista, o su polo de desarrollo en cierne, Varadero.

7Como le gustaba decir al cubano de ayer, pero con una lógica que reflejaba el panorama existente, en la Cuba de la época, y que a su vez constituyó uno de los más serios retos que enfrentó el país…¨La Habana es ciudad y lo demás es campo¨.

8Si de organizar el espacio físico se trata, hace falta un tipo de personaje con característica, tal vez, muy singular, un planificador físico o urbanista, como se suele decir, es alguien que tiene habilidad y conocimientos técnicos, por supuesto, para organizar el ¨todo¨que puede ser una zona de ocio, residencial, industrial, pueblo, ciudad, municipio, provincia, nación, que le permita elaborar ese universo espacial, que los colegas suelen referirse con chanza, como ¨armar el muñeco¨, pero para lograrlo hace falta conocer cada una de las partes que lo componen. Lo que le da un valor agregado a la profesión.

9La tareas que ejecutan los planificadores físicos son muy diversas por su amplio contenido que va desde la reorganización de un complejo de salud, la delimitación de las circunscripciones electorales, la reorganización de la tierra, la distribución de los servicios en la ciudad, la ubicación de todas las construcciones física que están al alcance de nuestro espacio visual, todas tienen requerimientos técnicos rigurosos que deben ser tenidos en cuenta y que interactúan en un mismo espacio, produciendo contradicciones en el uso del suelo, por demás finito.

12

Ahora somos más agraciado, créanme!

En ayuda del espacio físico, afectado por el ¨caos¨, vienen los planificadores  que conociendo las exigencias de cada una de las partes, buscan las mejores soluciones para que nuestro ámbito de estudio funcione en armonía con su entorno.
Dicho así, podríamos pensar que somos hacedores de un el paraíso terrenal. Aunque en la práctica es ¨Una Pelea Cubana contra los Demonios¨, recordando el título de una película del patio, pasada hace algunos años.

13Los planificadores combaten la ¨anarquía¨ con sus propias armas que son los llamados ¨instrumentos del planeamiento¨ Planes Maestros, también conocidos como Generales, Parciales, Especiales o de Detalle, que permiten el ordenamiento de los territorios y los espacios urbanos en diversas escalas y ámbitos de actuación a través de su actividad de Control, como la localización de las inversiones, los trámite a la población o la inspección en los espacios en construcción. Debía ser suficiente para que todo funcione bien, pero no lo es, por muy diversas razones.

15Algunas tienen que ver con la sicología del hombre común, desde la época de las cavernas, con sus pinturas rupestres, hasta nuestros días y ese deseo manifiesto de dejar su impronta en el lugar donde vive.

16Puede ser esa tendencia, no siempre negativa por cierto, de personificar su espacio vital, cambiando fachadas, en zonas de valor patrimonial, enrejando balcones, a título personal, para realizar un nuevo tipo de eclecticismo, ahora sin los atributos de antaño y divorciado del estilo arquitectónico original, ejecutando ¨atractivos¨ y cercanos parqueos al hogar, por aquello de poder mirar el carro desde el balcón de la casa, con disímiles materiales constructivos, que deslucen nuestra ciudad…

18No siempre estas acciones individuales han sido las más dañinas, las ha habido peores y hoy forman parte del folklor popular, por suerte esos actores, pagaron la novatada con su costo del aprendizaje y están todos, ¨alfabetizados¨ o desaparecieron del escenario citadino, como aquella voluntariosa idea de construir una gran terminal de ómnibus en un área que no poseía las condiciones técnicas para las maniobras de los ómnibus y que gracias a ese ” pequeño detalle” se convirtió en un bonito y necesario complejo comercial o tal vez la polémica decisión de ejecutar un…las lecciones aprendidas ya están, los ejemplos sobran.

20Pero los males no siempre son externos, muchas veces son internos y también tienen que ver con esa manía de sentir placer en realizar sueños, como por ejemplo elaborar un Plan General de una ciudad importante y concentrar en él todo el esfuerzo, durante meses y a veces durante muchos años, con el trabajo de los mejores especialistas para crear un producto acabado, en términos técnicos.

21Luego pretendemos que los profesionales menos avezados hagan posible su implementación, a través de la ubicación de las inversiones o la inspección urbanística en las zonas en transformación, sin que medie, verdaderamente, una buena gestión del Plan, muchas veces considerada como una actividad menor,por suerte se ve atisbo de cambio en el pensamiento técnico y de dirección.

22Curiosamente he visto iguales tendencias en muchas actividades técnicas y científicas y realmente resulta difícil entender los por qué, ¿será por aquello de que soñar despierto puede cualquiera, hacer los sueños realidad, no?
En la Cumbre de los Asentamientos Humanos en el año 1996 se expresaba una idea que no por repetida deja de tener vigencia “El planeamiento debe ser una herramienta estratégica fundamental para una buena gestión. Sin planeamiento no existirá gestión, y sin gestión el planeamiento devendrá solamente un depósito de buenas intenciones enteramente separado de la realidad”

28

Hace unos pocos años, en día de aniversario, me pidieron que hiciera un recuento de la vida de un colectivo de trabajo de la Dirección Provincial de Planificación física de la provincia de Granma, donde laboro desde hace más de tres décadas.
La idea entusiasmo a muchos y viejas fotos de archivos fueron llegando a mi poder, para conmovernos, en una especie de redescubrimiento y recordación de personajes, momentos memorables del colectivo, en inevitables escenas de jolgorio que surgen por causas reales o imaginarias, pero que es inherente a la manera extrovertida tan propia del cubano.

34Para muchos que conocimos a sus protagonistas, es momento de alegría y nostalgia, resulta difícil, algunos ya no están con nosotros, otros disfrutan de su merecida jubilación o tal vez, viven en otras tierras.

29Si en vez de ser de la provincia cubana de Granma, fuera la historia de una entidad homóloga en cualquiera de los territorios del país, el resultado anecdótico sería el mismo porque todos somos una gran familia que hemos acompañados la historia de la nación a lo largo de todos estos años.

 

30

Pocas instituciones tienen el privilegio de haber estado tan cerca de los decisores y de contribuir a hacer realidad algunas de las principales aspiraciones de nuestro pueblo.
Es momento para replantear nuestro accionar, pensar en todas las aristas que tienen que ver con este enrevesado problema y concentrarnos por resolver aquellas que nos corresponden, en la misión de ordenar el espacio territorial y urbano.
En espera de que estas imágenes de archivo los transporten a la época de juventud donde ¨éramos tan jóvenes¨, como jóvenes son el relevo que continuarán con la tradición de generaciones de planificadores físicos.

DSCN0079

 

Share

Sep 20

Felipe

 

14

Por: José Alberto Zayas Pérez

Felipe, hace unos pocos años que no está físicamente con nosotros, empezó como un técnico empírico en el ordenamiento de los territorios. Uno de los profesionales, no hace falta título para serlo, más creativo que he conocido, un cubano típico cuentero, fiestero…Con él, recorrí la montaña de la Sierra Maestra para ubicar viviendas a los campesinos, a veces encima de los camiones de leñadores, que solían parar, en cada tienda, para mojar sus resecas gargantas, tal vez era la única manera de pasar por aquellos caminos del “Infierno” que nos llevaban a inaccesibles parajes de la montaña cubana.

Recuerdo una vez, que después de trabajar durante varias semanas en la presentación de un trabajo técnico, sobre el desarrollo de la provincia, en un intercambio previo al mitin, un dirigente de amplios conocimientos sobre el tema, expresó una variante de desarrollo que de forma inexplicable, el equipo de especialistas, no había considerado y lo terrible de todo fue que era mejor que la que nosotros traíamos.

Cundió el pánico en los bisoños profesionales. Sólo Felipe estaba calmado y con su habitual sonrisa, dijo, déjeme ese problemita a mí. Al comenzar la reunión, y durante una interminable hora, Felipe improvisaba una explicación técnica detallada, de la propuesta no tenida en cuenta, hablaba con cifras. Se apoyaba en los planos hechos con otro propósito…al final la felicitación efusiva de las autoridades locales por el “destacado estudio realizado”.

Nosotros sabíamos que no era una ¨cantinflada¨ sólo sólidos conocimientos acumulados permitían hacer el milagro en la creación técnica. Luego, los comentarios sobre Felipe comenzaban a crecer cada día, otros hablaban como cogió la palabra, en un evento Internacional en Santiago de Cuba e improvisó un discurso que debía realizar una destacada figura pública que se había retrasado por problemas de transporte, empezamos a descubrir que nuestro amigo ya no nos pertenecía, se había convertido en todo una leyenda…así eran muchos de estos personajes, formados en el fragor del trabajo, sin muchas cosas materiales, pero con una ganas tremendas de hacer su labor, por puro amor a nuestra sacrificada y benévola profesión.

DSC06246

Share

Ago 08

Una experiencia cubana singular, consultas urbanas-ambientales.

Dsc01089

Por MSc. arq.José Alberto Zayas Pérez

Cuba ha acumulado una rica experiencia en la realización de eventos participativos e intersectoriales sobre temas urbanos–ambientales auspiciados por el Instituto de Planificación Física, sus dependencias provinciales, las autoridades e instituciones locales y los ciudadanos de sus territorios.
Entre ellos sobresale de forma particular la provincia cubana de Granma, ubicada al sureste del país en su porción oriental. Con especial destaque para su cabecera provincial, la ciudad de Bayamo y el municipio de Bartolomé Masó, en que ha tenido el protagonismo técnico la Dirección Provincial de Planificación Física y cuatro de sus Direcciones Municipales: Bayamo, Bartolomé Masó, Yara y Manzanillo, encargadas del ordenamiento físico de sus territorios y espacios urbanos y donde se ha realizado de forma exitosa consultas urbanas en más de una década de trabajo participativo.

Dsc01497

Inauguración de la primera Consulta Urbana del país.

La realización de estos eventos ciudadanos ha contado con el decisivo apoyo de la cooperación descentralizada, en específico, de las Agendas 21 Locales del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Programa de Preparación a Desastres de la Comisión Europea, el Proyecto de Cooperación Sur-Sur representado por el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, El Consorcio Belga-Universidad de Leuven y la organización no gubernamental colombiana¨Volver a la Gente¨ y más recientemente el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Dsc01033

Cooperación descentralizada. En la Foto, Han Verschure, profesor y Coordinador del Consorcio belga para la Agenda 21 y Liest Vanautgaer asistenta para igual institución, ambos de la universidad de Leuven, Bélgica.

El propósito de este trabajo es socializar los resultados alcanzados que permita dar continuidad al proceso de institucionalización iniciado en el año 2003, el cual tuvo su preámbulo en el año 2002 con la aprobación del proyecto y la realización del Diagnóstico Urbano-Ambiental de Bayamo y la ejecución de su primera Consulta Urbana un año después hasta el último evento efectuado en el año 2016 que abordó el tema de la resiliencia de Bayamo ante desastres.

Dsc00925

Susana Martínez Sánchez y Rubén Estrada Aleaga de la Dirección Provincial de Planificación de Granma y la Delegación Territorial de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente respectivamente realizan la facilitación del grupo de discusión de desechos sólidos de la Consulta Urbana de Bayamo

El procedimiento empleado fue mostrar la trayectoria de las consultas urbanas de la provincia de Granma, los tópicos analizados y algunos de sus principales resultados para cual fue necesario realizar una búsqueda bibliográfica de los productos de estos eventos, plasmados en documentos publicados, informes técnicos, metodología de procedimiento, entrevistas a especialistas, en especial a la Vicedirectora Técnica, MSc. Yordanka Vázquez Cuñat, MSc. Susana Martínez Sánchez, ambas de la Dirección Provincial de Planificación Física de Granma y el MSc. José Manuel Pérez Fernández de la Dirección Municipal de Planificación Física de Bartolomé Masó; más el conocimiento acumulado por el propio autor del trabajo como protagonista de una parte importante de estos acontecimientos participativos.
Consultas urbanas
Para que esta rica experiencia de trabajo interactivo fuera posible fue necesario que existiera consenso global hacia el logro de políticas que integren el medio ambiente y el desarrollo, donde las autoridades locales asumen el papel de líder.
Acontecimiento que se hizo viable con la celebración de ¨La Cumbre de la Tierra¨ en Río de Janeiro en 1992, unos 179 Estados firmaron un plan de acción que se denominó Agenda 21, cuyo objetivo fue lograr la sostenibilidad del desarrollo. La Consulta Urbana facilitó materializar estas metas políticas.

Dsc01450

Sesión Plenaria de la Consulta Urbana, palabras de apertura del entonces director de la Dirección Provincial de Planificación Física de Granma, Ramón Fernández Guía

En Cuba, la ciudad de Bayamo fue seleccionada en el año  2003 para iniciar esta primera experiencia auspiciada por el gobierno Municipal, la Agenda 21 Local y el sistema de la Planificación Física. En función de los resultados satisfactorios obtenidos por el Proyecto, se aprobó en el 2004 la idea de la replicación de Agenda 21 Local en tres ciudades cubanas: Santa Clara, Cienfuegos y Holguín.
La consulta urbana es un evento en que los principales actores locales se reúnen a deliberar y está diseñada para brindar una amplia información de los problemas urbanos ambientales lo que permite contar con el apoyo de los actores para llegar a consenso sobre los problemas prioritarios que enfrenta su asentamiento, compartiendo responsabilidades y uniendo recursos para la búsqueda de soluciones a las dificultades comunes.

Dsc00933

Mariela Lorenzo Pereira y el autor del trabajo en una sesión del grupo de discusión de los espacios públicos.

Sus principales características pudieran apuntarse como: la amplia participación popular e institucional, el lenguaje sencillo y coloquial, enfocado a problemas seleccionados según la prioridad, no es un acontecimiento aislado, forma parte del proceso de trabajo, construye consenso y crea compromisos para próximas etapas.
Trayectoria de las consultas urbanas en la provincia de Granma
Este territorio oriental ha realizado consultas urbanas que cuentan con el raro privilegio de ser las primeras de su tipo en el país en cada uno de sus ámbitos, desde la efectuada en la ciudad de Bayamo en abril del año 2003, pasando a la ejecutada en la cabecera municipal de Bartolomé Masó en el año 2008 hasta las más recientes en los  consejos populares, urbano y rural, de Bayamo y Bartolomé Masó.

Dsc01365

Grupo técnico asesor de la Consulta Urbana de Bayamo, Concepción Álvarez Gancedo, Coordinadora Nacional del Proyecto Agenda 21 Local, Jean-Christophe Adrian Coordinador Programa Agenda 21 Local UN-Habitat y Liest Vanautgaer asistenta del Consorcio Belga de la universidad de Leuven, Bélgica.

Algunos de los temas abordado en estos eventos por su importancia para la identificación de problemas y sus posibles soluciones urbano-ambiental han sido recurrentes tomando como base de debate, el Plan General de Ordenamiento Urbano y otros tópicos ambientales.
La ciudad de Bayamo ha efectuados consultas urbanas en fechas tan variadas como las celebradas en los años: 2003, 2006, 2012, 2015 y 2016. Se ha particularizado en diversos aspectos priorizados, identificado por el diagnóstico del Plan General de Ordenamiento, para llevar al debate a los grupos de discusión ciudadana donde están representados los principales actores de la ciudad.

Consulta Urbana de Manzanillo

Consulta Urbana de Manzanillo.

Algunos de los contenidos específicos abordados han sido: la degradación medio ambiental del río Bayamo, los espacios públicos, las deficiencias en el sistema de recogida, vertimiento y tratamiento de los desechos sólidos, insuficiente servicio de transporte urbano.
Otros municipios realizaron sus consultas urbanas entre los años del 2008 al 2009, enfocaron temáticas vinculadas con el Hábitat, Abasto de Agua, Saneamiento Ambiental, Movilidad Urbana como son los casos de Bartolomé Masó y Yara. Manzanillo abordó la problemática urbano ambiental de su frente costero, enfatizando iguales temáticas e introdujo un tópico no tratado hasta ese momento vinculada con la vulnerabilidad ante desastres naturales y tecnológicos.

Dsc01083

Firma del Pacto Urbano de los participantes de la Consulta Urbana de Bayamo.

Desde la primera consulta urbana efectuada en Bayamo, que concluyó con la firma del Pacto Urbano donde sus ciudadanos se comprometieron a seguir trabajando por el mejoramiento de la ciudad en el tema urbano – ambiental, fue posible comprobar en la práctica cómo se iba cumpliendo este escenario de compromisos.

Dsc01046

Firma del Pacto Urbano, por los entonces presidentes de la Asamblea Provincial y Municipal del Poder Popular en Granma y el municipio de Bayamo, José Antonio Leyva García y Adrián Gorgoso Suárez respectivamente; así como el Coordinador del Programa de la Agenda 21 Local UN-Habitat, Jean Christophe Adrian.

Además de las temáticas señaladas, exhortó el abordaje de otros temas cruciales para la ciudad, en especial los vinculados con el medio ambiente.

Imagen2

Personaje popular conocido como Paco Pila defensor del patrimonio histórico-cultural de la ciudad firma el Pacto Urbano, inmortalizado posteriormente por el museo de Cera de Bayamo.

En ese sentido una década de trabajo creativo con la implementación de la Agenda 21 Local en Cuba y el protagonismo que asumen hoy en día estos temas se focalizó el esfuerzo hacia la adaptación al cambio climático, la mejora ambiental urbana con énfasis en el tema de la vivienda y la potenciación de la gestión y el desarrollo local.

DSCI3279

Consulta popular en el asentamiento Caney de Las Mercedes, en el municipio de Bartolomé Masó.

Dando respuesta a esta plataforma de trabajo a partir del año 2010 se inició un proceso de generalización y materialización de esta experiencia en el municipio de Bartolomé Masó.

DSC04302

Saneamiento comunitario en el reparto Aeropuerto Viejo, en Bayamo.

Se realizaron consultas urbanas que abordaron los temas de reducción de riesgo ante desastre y adaptación al cambio climático en Bartolomé Masó, El Caney de las Mercedes y  Providencia.

P1040920

Talleres de Líderes Juveniles en Bayamo.

A partir del conocimiento adquirido por la localidad se llevó igual evento en Canabacoa y la realización de procesos de involucramiento comunitario en el asentamiento rural de El Podrío. Paralelamente se efectuó igual proceso en el consejo popular de Aeropuerto Viejo en Bayamo. Se realizó en Bayamo los Talleres de Líderes Juveniles desarrollados durante los meses de noviembre y diciembre del año 2011.

DSC00336Las consultas urbanas en el marco del Proyecto de Resiliencia.

Las consultas urbanas en Bayamo bajo el marco del Proyecto: Contribución a la elevación de la Resiliencia Urbana en las principales ciudades de Cuba, siguieron la lógica de los compromisos asumidos y aprovecharon la experiencia que se había creado en el territorio oriental sobre estos procesos participativos.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y las autoridades cubanas de común acuerdo iniciaron el proyecto con la realización de un Taller Nacional en febrero del año  2015.
Por el acuerdo 604/2014 del Consejo de la Administración Provincial de Granma con fecha 11 de diciembre del año  2014, aprobó la participación de la ciudad de Bayamo en este programa.

IMG_20150313_160742

Autoridades de la provincia de Granma, el Instituto de Planificación Física y su Dirección Provincial en Granma, la Defensa Civil y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

Realizando su primer Taller de Inicio en la ciudad de Bayamo los días 12 y 13 de marzo de año 2015. Los temas abordados estuvieron vinculados al Plan General de Ordenamiento Urbano de Bayamo; así como los tópicos vinculados a los estudios de vulnerabilidad y riesgo, los indicadores para la evaluación de riesgos y de daño en la vivienda, sistemas constructivos apropiados, los programas de producción material de la construcción y el catastro urbano.

DSC00402

Sesión Plenaria de la Consulta Urbana sobre el tema de la Resiliencia en Bayamo. Foto, autor del trabajo

En otro marco, se celebraron los talleres de Resiliencia Urbana en ciudad de la Habana sobre el análisis de la aplicación práctica de los instrumentos de gestión urbana y reducción de riesgo y desastre y el taller de Introducción a la Metodología de Evaluación de las necesidades Post Desastre en Santiago de Cuba en el año 2015.

SAM_8037

Armando Muñiz González Coordinador del Proyecto ¨Constribución a la Resiliencia Urbana en las Principales Ciudades de Cuba¨ por el Instituto de Planificación Física realiza el trabajo de facilitación de uno de los Grupos de Trabajo.

Teniendo en cuenta los buenos resultados obtenidos por el territorio en la realización de consultas urbanas y de haber nucleado un buen grupo coordinador de proyecto liderado por el Instituto de Planificación Física y su Dirección Provincial en Granma, por el Centro de Gestión de Riesgo, la Universidad de Granma, la Delegación Territorial de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente en la provincia y otros actores importante y contando con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se gestaron dos nuevas consultas urbanas que pudieron aprovechar la experiencia pretérita y avanzar en la temática vinculada a la resiliencia urbana, entendida esta, como la capacidad que tiene una ciudad expuesta a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse con el apoyo y la gestión de sus principales actores.

SAM_7990

Sesión Plenaria de la Primera Consulta sobre Resiliencia en Bayamo. Foto, autor del trabajo.

De forma general ambas consultas urbanas se realizaron en sesiones en plenarias con la conformación de documentos propositivos y puntos de vistas sectorial y de la población; así como en grupos de trabajos que utilizaron la técnica de visualización para llegar por consenso a los problemas prioritarios donde los integrantes de cada grupo debió responder a un número de interrogantes que permitió identificar los problemas, sus posibles soluciones y aquellos aspectos a institucionalizar.

DSC00344

Comité organizador de la Consulta sobre Resiliencia en Bayamo.

Las interrogantes formuladas fueron similares, con la novedad que en la segunda consulta urbana se aplicó por primera vez en la realización de estos eventos un enfoque de género en su elaboración. Las cuestiones formuladas son las siguientes.
1. ¿Cuál es el problema?
1.1. ¿Cómo afecta a las mujeres?
1.2. ¿Cómo afecta a los hombres?
2. ¿Qué causa el problema?
3. ¿Cómo puede resolverse? (Corto Plazo, Mediano Plazo, Largo Plazo)
3.1. ¿Qué pueden aportar las mujeres a la solución?
3.2. ¿Qué pueden aportar los hombres a la solución?

DSCN2252

Participantes en la Primera Consulta Urbana sobre Resiliencia en Bayamo. Foto, autor del trabajo.

De manera específica los días 13 y 14 de octubre del año 2015 se realizó la primera consulta urbana en Bayamo sobre el estudio integral de resiliencia urbana a nivel de ciudad, vinculados a las zonas inundadas.
Los temas abordados fueron tres: evaluación de los peligros, vulnerabilidades y riesgos por eventos hidrometeorológicos y sismos en la ciudad de Bayamo. Riesgos y vulnerabilidades y las regulaciones urbanas de la ciudad de Bayamo analizado en el Plan General de Ordenamiento Urbano. Vínculos entre el Plan de Riego y Desastre, los Centro de Gestión de Reducción de Riesgo y el Plan de la Economía.
Se trabajó en plenaria y en grupo. Los temas debatidos en los grupos de trabajo estuvieron referidos a zonas inundables por fuertes lluvias, abasto de agua y sequía y zonas afectadas por movimientos sísmicos.

IMG_20160413_173320330

Participantes de la Segunda Consulta Urbana sobre Resiliencia de Bayamo.

La segunda consulta urbana fue efectuada en el Órgano del Poder Popular Municipal, los días 12 y 13 de abril del año 2016 bajo el título de, “Bayamo por una Ciudad Resiliente ante Desastres” Los principales objetivos fueron validar los instrumentos y su interrelación para contribuir a elevar la resiliencia urbana en la ciudad de Bayamo, profundizar en los instrumentos de gestión vinculados al sector de la vivienda y propiciar el intercambio sobre dimensiones de género vinculadas a estas herramientas.
Las temáticas abordadas y que fueron objeto de debate en los grupos de trabajo fueron: el análisis e interrelación de los instrumentos de gestión urbanas y de reducción de riego y desastre y el desafío de la vivienda en Bayamo.

IMG_20160413_174005261

Participantes en la Segunda Consulta sobre Resiliencia en Bayamo.

Principales resultados.

En sentido general los principales resultados están referidos a la apropiación de enfoques, métodos e instrumentos que ha permitido su institucionalización de forma creativa en la realización del planeamiento y la gestión urbana, proceso que ha estado recibiendo aportes significativos durante más de diez años de ejecución de consultas urbanas.
Los nuevos enfoques, con un planeamiento más descentralizado, estratégico y participativo donde se jerarquizan los problemas y se refuerza su visión ambientalista a través del proceso de reducción de riesgos de desastres con una orientación resiliente, ha venido a fortalecer una de las debilidades del Plan General de Ordenamiento Urbano en su temática medio ambiental, desastre y riesgo y sobre las regulaciones urbanas.
La coordinación entre actores y la integración de las acciones de los diversos instrumentos de gestión para la reducción del riesgo permitió planificar y cumplir las medidas elaboradas de forma concreta al contar con los estudios del Plan General de Ordenamiento Urbano, Peligro Vulnerabilidad y Riesgo, Planes de Reducción de Desastre y los Planes de la Economía, que han contado con el decisivo apoyo de los gobiernos en sus diferentes ámbitos.
La identificación de problemas y sus posibles soluciones por parte de los principales actores de la ciudad con un enfoque de género es uno de las contribuciones del proyecto que deja abierto la posibilidad de profundizar en la temática de indicadores del planeamiento que haga posible territorializar y fortalecer el tema con propuestas concretas.

resized_DSC01122

Taller de género en Bayamo.

Consideraciones Finales

Más de una década de consultas urbanas han representado un indudable aporte a los instrumentos de planeamiento y la gestión ahora dotado de un enfoque participativo e intersectorial.

La primera Consulta Urbana efectuada en Bayamo con la firma del Pacto Urbano, en el marco de las Agenda 21 Locales, dejó sentadas las bases para seguir avanzando en las temáticas urbano-ambientales. Bajo la lógica de estos procesos se abordaron  temas cruciales para  el medio ambiente, en ese sentido el oficial nacional de Riesgo y Desastre del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Rosendo Mesías González, en las consideraciones finales para la II Consulta Urbana de Bayamo realizó una interesante valoración sobre las lecciones aprendidas en estos eventos participativos en Bayamo en que por su interés, y a modo de conclusiones, se le brinda un  extracto  de sus ideas principales:

IMG_20160414_085703685

Rosendo Mesías González , Oficial Nacional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Las instituciones de la ciudad de Bayamo han hecho contribuciones relevantes al Proceso de Gestión Institucional. Esta será imprescindible para elevar la Resiliencia Urbana.
La relevancia está en haber abordado la integración de los organismos competentes y sus instrumentos, específicamente los relacionados con la Gestión Urbana y la Reducción de Riesgos de Desastres.
El aporte de Bayamo consiste en haber identificado y llevado a un borrador de procedimiento cuales son las salidas ejecutivas de cada instrumento y a que instrumento tributan.
Del mismo modo han analizado en profundidad el contenido de los instrumentos para optimizar su uso, se han trabajado instrumentos con poca experiencia en su empleo como el Plan Especial de Vulnerabilidades y Riesgo, y como novedad han creado indicadores para medir la efectividad de la información resultante de estos instrumentos para la toma de decisiones, particularmente del Plan de Reducción de Desastres.
De esta forma, el trabajo realizado en Bayamo tiene especial relevancia para, además del servicio que brindará a sus autoridades municipales para tomar decisiones, con el apoyo de dichos instrumentos, mostrar al país:
a) Cómo lograr una articulación institucional a través de los instrumentos de gestión vigentes.
b) Cómo Identificar líneas estratégica a través de un decálogo adecuado a Bayamo.
c) Cómo medir la efectividad de los instrumentos de gestión vigentes como el Plan de Reducción de Desastres.
d) Las lecciones sobre la utilización de determinados instrumentos como el Plan Especial de Vulnerabilidades y Riesgos.

Tomando en cuenta esto aportes, se pone a consideración de las autoridades nacionales y locales:
Recoger, sistematizar la experiencia y compartirla a nivel nacional a través de multimedios. En particular que forme parte del documento metodológico que sobre el tema Resiliencia Urbana elabora el Instituto de Planificación Física
Del mismo modo el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, con el visto bueno de las autoridades nacionales y locales propone visibilizar internacionalmente la experiencia de Bayamo por sus aportes para la cooperación sur-sur.

DSCN2266

Paricipantes en la Primera Consulta Urbana de Resiliencia. Foto, autor del trabajo.

Bibliografía
Colectivo de Autores. (8 al 11 de abril del 2003). Informe Consulta Urbana. Bayamo.
Colectivo de autores. (2006). Plan General de Ordenamiento Urbano. Bayamo.
Colectivo de Autores. (8-9 de junio de 2006). Manual del Participante, Consulta Urbana. ciudad de Bayamo.
Colectivo de Autores. (2008). Taller de Evaluación e Institucionalización, Manual del Participante. Agenda 21 Bayamo.
Colectivo de Autores. (4 de julio de 2008). Consulta Urbana del Plan General de Ordenamiento, Manual del Participante . Bartolomé Masó.
Colectivo de Autores. (7 de noviembre de 2008). Consulta Urbana del Plan General de Ordenamiento, Manual del Participante. Yara.
Colectivo de Autores. (2009). Consulta Urbana del Plan General de Ordenamiento, Manual del Participante. Manzanillo.
Colectivo de Autores. (8 y 9 de diciembre de 2010 y 2 de febrero de 2011). Consulta Popular. Bartolomé Masó.
Colectivo de Autores. (2010). II Consulta Popular, Plan General de Ordenamiento Territorial y Urbano, Reducción de Riesgos y Vulnerabilidades ante Desastres. Municipio Bartolomé Masó.
Colectivo de Autores. (octubre y noviembre de 2011). Integración Consultas Urbanas y Talleres de Líderes Juveniles, Reducción de Riesgos ante Desastres y Adaptación al Cambio Climático. municipios de Bartolomé Masó y Bayamo: UN-Habitat y Cooperación Sur-Sur, Cuba- Colombia.
Colectivo de Autores. (13 y 14 de octubre de 2015).Estudio Integral de resiliencia urbana a nivel de ciudad, vinculados a las zonas inundadas. Bayamo.
Colectivo de Autores. (12 y 13 de abril de 2016).Bayamo por una Ciudad Resiliente ante Desastre. Bayamo.
Mesías González Rosendo, oficial nacional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (12 y 13 de abril de 2016). Bayamo por una Ciudad Resiliente ante Desastre. Bayamo.

(Fotos tomadas  de las Consultas Urbanas y los Talleres de Resiliencia y otras eventos  efectuadas en la ciudad de Bayamo y  el municipio de Bartolomé Masó; así como del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.)

Share

Jun 30

Con el traje prestado

Imagen1
La inmediatez en la noticia es uno de sus pilares básico de la información, aunque las obligaciones diarias y la necesidad de dejar reposar las emociones propia de alguien que está alejado profesionalmente de este importante oficio de comunicador social, a veces aconseja realizar una muy prolongada pausa.
Imagen2
Como antiguo colaborador técnico, en la República de Namibia, otras eran mis obligaciones, que yo traté de simultanear, en mis ratos de ocios, publicando variados fotorreportajes en el Blog, Espacio Físico & Construido, que hablaba de la vida de un grupo de profesionales de la construcción y el planeamiento físico, en que se abordan diversos temas de interés para el colectivo.
Imagen3
La necesidad de dejar recogida las vivencias de la visita oficial a Namibia de una importante comitiva y la ausencia de un profesional de la noticia  determinaron, tal vez, una inesperada llamada telefónica del embajador, en aquel momento, de Cuba en Namibia, Carlos Manuel Rojas Lago, periodista por cierto, con la solicitud que me integrara a la delegación para dejar plasmado, como fotógrafo, las incidencias del encuentro.
Con lo cual me sentí estimulado y comprometido. Así que, como quien se va a la guerra, revisé mis armas, una cámara Nikon, con dos cargadores de baterías que a mí me parecía algo muy especial, hasta que vi, con embarazo, las ¨herramientas con que contaban mis colegas de la prensa¨.
Imagen4
En el plano personal lo más importante de la visita fue contactar el cariño y el amor por Cuba, expresado por muchos de las principales autoridades y personas sencillas del pueblo.
Creemos conocer este sentimiento, aunque nunca imaginé su verdadero alcance, hasta que oí con orgullo el énfasis puesto en cada frase expresada, llena de agradecimiento y apoyo a nuestro pueblo, constatar los cálidos apretones de manos de los dirigentes nativos o reparar, para poner un ejemplo, en una trabajadora que se acercó de forma muy efusiva a la delegación para decir que ella era “cubana”, una de las tantos niños namibianos que fueron a estudiar por muchos años a Cuba.
Algunos de ellos habían quedado huérfano cuando la guerra, aprendiendo primero el Español que el Inglés, idioma oficial de comunicación, porque venían con sus lenguas nativas.
Imagen5
Son cientos de namibianos que recibieron la solidaridad y el calor de nuestro pueblo. Ellos hablan de su inmenso amor por mi tierra.
En el plano humano este “traje” prestado que me pusieron de fotorreportero significaba un reto, porque sólo tenía unas pocas horas para conocer los gajes del oficio.
Imagen6
Recuerdo que la visita empezó para mí con mi primer traspié, como fotógrafo, cuando el carro en que me transportaba no entró al área de protocolo y resultaba una tarea extremadamente difícil penetrar a la pista del aeropuerto Internacional de Windhoek, “Hosea Kutako”, por cualquier otra vía.
Largos minutos de insistente conversación con funcionarios locales donde, tal vez, la ansiedad de mis ojos fueron más convincentes en persuadirlos de abrirme la puerta, para comprobar apesadumbrado que ya la guardia de honor se preparaba para su retiro después de cumplida la ceremonia de bienvenida en la pista del aeropuerto.
Imagen7
Ya con la experiencia adquirida estaba con anticipación en el lugar del primer encuentro, un salón de espera de la Oficina del Primer Ministro el Dr. Hage Geingobdel hoy Presidente de ese país hermano.
Imagen11
El compañero Fakri, funcionario de la embajada, me das las primeras instrucciones”…debes permanecer con la prensa y cuando aparezca la comitiva, ya sabes, a correr y posicionarte”.
Lo de correr se hizo cotidiano, en todos los recorridos iba en el último carro de la comitiva, junto con el médico, y debía llegar primero para dejar plasmado el saludo habitual de bienvenida que se producía en cada lugar.
Por suerte para mi disponía de las eficientes notas de prensa que diariamente realizaba la embajada cubana, lo que me permitió realizar las precisiones necesarias del fraternal encuentro, acompañándolo con muchas imágenes tomadas, en esos cuatros días de trabajo, en que brilló la solidaridad y la hermandad entre pueblos hermanos.
Imagen27

Share

Ene 20

¡Nuevo Bayamo, el mejor lugar para vivir en Bayamo!

Imagen12

Un aniversario más de la Unión Nacional de Ingenieros y Arquitectos de la Construcción de Cuba, fue motivo para el reencuentro entre correligionarios de trabajo, invitados y colegas de la prensa.
Es inevitable que afluyan los recuerdos y los temas vinculados a este sector laboral, sus espacios urbanos y algunos de sus barrios más emblemáticos que estimula la charla informal en medio del convite.
Comenté con los periodistas Roxana Rodríguez de Radio Bayamo y Orlando Frombellida del periódico La Demajagua algunas de las singularidades de un sitio, Nuevo Bayamo, que tengo la percepción que aún está por descubrir incluso para los originarios pobladores de la capital provincial de Granma.
El reparto Nuevo Bayamo que yo prefiero nombrar barrio, aunque tradicionalmente se usan como sinónimo, tal vez, el primer concepto está asociado a la acción y efecto de repartir, en este caso, lotes para la edificación de inmuebles, mientras que barrio encierra una significación mayor al referirse a una comunidad urbana de gran coherencia físico-social en las cuales está contenida una memoria histórica portadora de una identidad cultural.
Esta relación con el barrio nació en medio del fragor de dotar a sus autoridades locales de algunos elementos conceptuales y procedimiento de trabajo sobre la calidad de la imagen urbana.
En el plano personal representó la oportunidad de superarme profesionalmente con la conclusión de una maestría vinculado con el tema de la imagen urbana sobre el sitio de referencia.
El motivo de su selección inicial del barrio fue por razones prácticas, como su cercanía a mi hogar que me permitía visitarlo casi diariamente, la pequeña área que ocupa el lugar, de sólo 16 ha, que facilitaba profundizar en el estudio del emplazamiento y la conciencia que me enfrascaba en el análisis de un espacio especial que valía el esfuerzo revelar para especialistas y la población en general.

Diapositiva12

Recuerdo vívidamente como a principio de la década del 2000 me desempeñaba como directivo de un organismo especializado en el ordenamiento físico del territorio y su espacio urbano y fui citado para un despacho con el recién nombrado Secretario del Partido de la provincia Granma, compañero Lázaro Expósito Canto.
La discreta oficina, respira un nuevo aire, no había lujo, pero se percibía un ambiente de trabajo que invitaba a la acción. Pasé a un pequeño local, una espera de unos minutos y lo veo entrar, un breve saludo y toca directamente el tema que lo ocupa en esos días y sin preámbulo empieza hablar, me describe una provincia distinta a la que yo conocía, trataba de seguir su visión, me platica de lo mucho que había que hacer para mejorar la imagen de las ciudades y pueblos, para beneficio material y espiritual de sus habitantes.
Cuando se aseguró que había entendido bien la idea, solicitó que nuestra institución asumiera la asesoría técnica de este proyecto, debía presentar a las autoridades locales una guía urbanística que sirviera de pauta para evaluar semanalmente la imagen urbana del territorio que permitiera identificar las deficiencias que facilitara efectuar las medidas correctivas para lograr el cambio deseado e hiciera nuevas propuestas sobre la calidad del espacio urbano.
A la pregunta, para cuándo debe estar el documento terminado, su lacónica respuesta, tan cubana, para ayer.
Así que repasé las notas de clase de la universidad, leí algunos libros de autores clásicos que habían tratado sobre la imagen urbana, consulté a colegas de trabajo y en unos pocos días después salió la guía urbanística que se aplicó de inmediato.
El esfuerzo de muchas personas permitió transformar el espacio edificado, venciendo una montaña de dificultades y haciendo posible lo que parecía imposible. El resultado, la autoestima de los granmenses pareció elevarse como nunca.

Efectuada esta pequeña digresión continuamos con nuestra historia del sitio. A pesar de su pequeño tamaño, el barrio Nuevo Bayamo parece reunir una serie de singularidades que le imprime una marca exclusiva más allá de nuestro propio ámbito local.
No creo que muchas personas estén al corriente del motivo de su extraña forma en abanico que le confieren valores urbanísticos en que yo me permito hacer mi propia hipótesis sobre su génesis.

VistaGeneral2 - copia

Su rotonda, que jerarquiza el lugar, tiene el raro mérito en el país de canalizar un tráfico vehicular fantasma o apenas simbólico de acuerdo a los parámetros técnicos con se construyen estos cruces vehiculares, en medio de la bucólica tranquilidad del barrio.

DSC08191

La hermosa escultura de José Martí, del destacado escultor cubano José Delarra, que se yergue en medio de la glorieta vial para recordar las palabras de José Martí sobre la villa rebelde y noble¨…Yo tengo de Bayamo el alma intrépida y natural”.

Imagen2

El simbolismo que adquiere su escultura al poner al Maestro mirando al sur donde se visualiza en el horizonte el imponente el macizo montañoso de la Sierra Maestra, tal vez, para recordar los versos de José Martí ¨…El arroyo de la Sierra me complace más que el mar¨.

Diapositiva44

Sin duda uno de los elementos más importantes de la zona residencial es el valor arquitectónico de muchos de sus inmuebles de estilo racionalista que reflejaba la época en que se estaba gestando su nacimiento, a finales de la primera mitad del siglo pasado.

Diapositiva43

La burguesía bayamesa se enfrascaba en una especie de mimetismo espacial y constructivo, quizás deseosa de parafrasear a grito el slogan del momento para el Vedado… ¡Nuevo Bayamo, el mejor lugar para vivir en Bayamo!

El arbolado del sitio viene a corroborar esta afirmación con la siembra en estrechos parterres, que ignoraban las agresivas raíces superficiales, del ficus benjamina, conocido vulgarmente como laurel, uno de los símbolos emblemáticos del Vedado, del que quedan, tal vez, no más de dos de sus representantes como testigos ciegos de una época pasada.

DSC07548

Quizás resulte más curioso aún descubrir pequeños hitos o monumentos de forma piramidal trunca como señalética del nombre de calles, ya borrados por el tiempo, ignorado por sus pobladores poco acostumbrados a esa forma de identificación de su entramado vial, como recuerdo de la extrapolación de códigos claves del reparto insignia, ubicado en la capital del país.

Los valores socio-culturales del barrio están vigentes de muchas formas que tiene su expresión más acabada en el alto sentido de identidad que establecen sus pobladores con su entorno.
Recuerdo un suceso jocoso, que me contaron después los propios vecinos, como se movilizó el barrio para alertar a sus moradores de un extraño personaje que visitaba el lugar de día y de noche con una cámara al hombro tomando misteriosas fotos sobre sus inmuebles.

Diapositiva14

Ellos fueron inapreciable colaboradores como portadores de la memoria histórica del lugar. Mucho ayudó a la comprensión del emplazamiento el libro de Urania Ramírez Arias que enfatiza en la vida de los primeros habitantes del sitio.
DSC07538

El vecino del lugar Manuel Hernández Rodríguez brindó una valiosa información oral y gráfica sobre el emplazamiento.

Paq1

Recuerdo que al finalizar la visita a su hogar me sorprendió favorablemente al mostrarme el primer número de un boletín mensual de seis páginas, de junio de 1955, ¨Noticias de Nuevo Bayamo¨, donde uno vuelve a sentir el fluir de la vida de sus primeros habitantes, sin duda un valioso documento para la historia del lugar y tal vez un ejemplar divulgativo poco frecuente para una zona residencial en el país.

Diapositiva16

Mi intento de elaborar una hipótesis sobre la forma en abanico del barrio me llevó a la casa de la viuda de uno de los protagonistas en el surgimiento del sitio, me confiesa que mi llegada fue providencial porque con dolor estaba a punto de deshacerse de las fotos aéreas originales del lugar donde es posible apreciar el proceso de urbanización, con su infraestructura técnica y las primeras viviendas construidas, en que es fácil observar con gran nitidez toda la morfología del emplazamiento.
Es evidente que sobre el sitio se ha acumulado un número importante de estudios realizados que van desde la historia del barrio vista por sus pobladores, estudios vinculados a inmuebles importantes, análisis del movimiento racionalista y las regulaciones urbanas del lugar; así como lineamientos urbanísticos para la calidad de la imagen y muchos otras publicaciones.
Diapositiva49
Contar con estas investigaciones permitirá crear las condiciones técnicas para sugerir a Patrimonio la valoración del lugar. De ser favorable, sería posible confeccionar el expediente, para ser valorado por la Comisión de Monumento, con vista a declararlo como sitio urbano de significación, atendiendo al sistema de valores que están presentes en el barrio.

Diapositiva29

Lo cual facilitaría la atención diferenciada, por parte de los especialistas y las autoridades locales, que contribuya a detener el deterioro del espacio edificado, con la consiguiente pérdida de valores, que está ocurriendo de forma creciente en el sitio actualmente.
El reconocimiento de los valores del barrio hará posible que las nuevas generaciones se impregnen del espíritu de sus habitantes y de la belleza de su espacio natural y construido para volver a vivir el sueño de tener un Nuevo Bayamo, como el mejor lugar para vivir en la capital provincial.

(Texto e imagen gráfica José Alberto Zayas Pérez)

Diapositiva50

Share

Ene 20

Nuevo Bayamo, ¿Sitio Urbano de Significación?

DSC07552
El presente estudio tiene como propósito conocer las características generales del barrio Nuevo Bayamo que propicien futuras intervenciones para mejorar las condiciones de vida y el sentido de pertenencia al lugar a través de la comprensión de los significados urbanos que le dan identidad al emplazamiento.
Caracterización general
La Villa San Salvador de Bayamo fue fundada el 5 de noviembre de 1513. Ha sido escenarios de muchos de los más importantes acontecimientos de la historia de Cuba. Es la ciudad cabecera de la provincia Granma y se encuentra ubicada en el oriente cubano en su porción suroeste a más de 750 km de la capital del país.
El Barrio Nuevo Bayamo se localiza al este de Zona de Nuevo Desarrollo de la capital provincial, delimitado por el norte y este con la calle Antonio Maceo, al sur con la Carretera Central, vía Santiago de Cuba y al oeste con la avenida Granma.

Diapositiva6

Antecedentes Históricos
Surge y se desarrolla a partir de 1950 como una respuesta a las nuevas demandas de la burguesía, influenciada por los nuevos patrones de vida.
Fue precisamente en esta época donde se manifiesta el auge del Movimiento Moderno acompañado con la implementación de los patrones racionalistas, expresión que quedó plasmada en muchas de las residencias que se edificaron en el barrio. Está ubicado en una zona llana de la periferia de la ciudad en dirección sureste a menos de un kilómetro de su borde construido, en el cruce de sendas.
La cercanía con la Carretera Central, la existencia de un exclusivo “Club Deportivo Bayamo” con sus numerosas instalaciones deportivas y recreativas. El área utilizable era de 40 ha. Los lotes promedio variaban entre 300 y 600 m2.

1

Resulta una incógnita la forma en abanico del lugar rompiendo con el reticulado tradicional de la ciudad. Un reconocido especialista, el arquitecto Miguel Bermúdez, sostienen la versión que el lugar lo ayudó a proyectar un agrimensor de apellido Manrique que se favoreció con esa inusual forma del barrio siendo obligada su participación en la entrega de los lotes vendidos.
Resulta llamativo el nivel de profesionalidad demostrado en el diseño del sitio y el hecho de poseer conocimientos mínimos de algunos de los códigos arquitectónicos y urbanísticos que se estaban gestando en esa época.

2

La forma del lugar parece estar asociada a la necesidad de lograr una expedita comunicación de la Carretera Central y su foco de atracción principal el Club Deportivo. Un curioso resultado se obtiene al proyectar los ejes radiales de las vías, al revelar que se interceptan en una zona imaginaria ubicada en el Club Deportivo, de lo que se puede deducir a criterio del autor del estudio, como verdadera razón del diseño, la necesidad de lograr una vinculación lo más directa posible de las parcelas con el nodo de animación que permitiera darle mayor valor agregado a los lotes en venta.
VistaGeneral2 - copia

Destaca el diseño de vías de 6-15 metros en los ejes periférico al sitio y de 6 metros en las zonas interiores, con área de circulación compuesta por acera y parterre, jardín, portal y pasillos laterales. Resulta llamativo que el arbolado que se fomentara en el lugar fuera el ficus benjamina que como se conoce es el árbol característico del Vedado y en su boca calle se colocaron hitos para identificar los nombres de las sendas sin que existiera en Bayamo tradición en esa forma de identificación vial.

4
Entre los elementos del paisaje están los factores naturales que propician la formación de la imagen de sus ciudadanos que lo perciben y le otorgan significados.
El clima es tropical húmedo. Los vientos soplan a 11 km/h como promedio, permitiendo refrescar el ambiente aprovechando el diseño de su trama a través de sus sendas radiales que funcionan como canales de ventilación, fundamentalmente en la dirección noreste, a lo que se agrega la forma semicompacta de su espacio edificado permitiendo una ventilación cruzada.
El relieve es llano con pendiente del 0-5% que dificulta el escurrimiento superficial. Los suelos son impermeables de baja resistencia.
En la imagen del sitio destaca su vegetación, predomina la palma real en el escenario visual. .
0

En el reconocimiento del paisaje del barrio depende de los estímulos sensoriales que la población recibe. La ausencia de olores desagradables en el sitio está dado por la carencia de actividades productivas contaminantes, la existencia de recogida sistemática de basura, a lo que se agrega un adecuado distanciamiento de la vivienda a la calle y un arbolado adecuado en jardines y parterre que hace identificable los olores naturales de la vegetación del lugar.

DSCN1723
Predominio del color verde que contribuye a absorber cierto niveles de iluminación y por tanto a disminuir el albedo en los horarios de mayor radiación solar.
En el análisis relaciones funcionales existe punto de conflicto en la Intersección de la calle Antonio Maceo y Carretera Central.

3
Los ejes principales hacen función de bordes delimitando el espacio y absorbiendo los flujos vehiculares y peatonales, hacia el interior del reparto las vías funcionan como calles parques, dado el bajo nivel vehicular.
DSCN1726

Los significados urbanos y la identidad del sitio.
Valores Históricos, como expresión de una época representativa de una clase social, la burguesía y el desarrollo de patrones culturales ideológicos, espaciales y arquitectónicos, con el cambio de la imagen y sus actividades con nuevos protagonistas del escenario citadino portadores de una nueva realidad en todos los órdenes de la vida social.
Valores Urbanísticos, es posible caracterizar al sitio atiendo a sus valores urbanos como una estructura semiradioconcéntrica en forma de abanico. La trama urbana se desarrolla en retícula de manzanas semicompacta de tamaño variable en cuanto a forma y tamaño: trapezoidal, rectangular, triangular.
Valores Arquitectónicos, el estilo arquitectónico predominante es el Racionalista que se caracteriza por la simplicidad formal de sus líneas, enfatizando sus ángulos rectos y las líneas vivas. Predomina la vivienda tradicional, uniplanta y biplanta, aunque existe una pequeña zona de edificios multifamiliares con diferentes tipologías constructivas.
Destaca la homogeneidad y coherencia que se logra en el sitio mediante la proporción en el puntal donde predominan dos niveles, existiendo algunos hitos constructivos que afectan la lotificación y la altura, pero realzan su imagen.

6

En su vías periféricas, Carretera Central, Ave. Granma, calle Antonio Maceo, disminuye el arbolado y aumenta la intensidad del tránsito, con calzadas de 6-15 metros que actúan como bordes de sutura delimitando al barrio.
Valores Ambientales, la imagen del sitio parece estar determinada por su vegetación dotando al paisaje de un carácter único y diferenciable con respecto a cualquier barrio de la ciudad. Dentro la exuberancia de su vegetación, predomina la palma real en el escenario visual, favoreciendo la direccionalidad y las visuales.
Valores socio-culturales, la inmensa mayoría de los niños y jóvenes están incorporados a las diversas modalidades de superación que ofrece el sistema educacional. Hace uso de los espacios libres e instalaciones de servicios o de recreación o simplemente la calle para la práctica de juegos activos y pasivos.
Las personas de la tercera edad, están integradas a los círculos de abuelos, donde realizan ejercicios físicos y actividades recreativas y culturales. Hay un proceso creciente de identidad barrial asumido a partir de la percepción de la existencia de valores en el sitio, incrementado por la existencia de numerosos conjuntos urbanos y artísticos de importancia y donde la población actúa como protagonista del proceso de cambio.
Como consideraciones finales se identificó la estructura de su tejido urbano, los espacios libres y edificados, las diversas zonas de funcionamiento y su articulación; así como en la comprensión de los significados urbanos que confieren identidad al lugar.

5

Se recomienda sugerir a Patrimonio la valoración del barrio Nuevo Bayamo como Sitio de Significación atendiendo al sistema de valores y sus significados que están presentes en el lugar.
(Imagen gráfica y un enfoque parcial de la Tesis de Maestría: Lineamientos Urbanístico para la Calidad de la Imagen, barrio Nuevo Bayamo. Autor José Alberto Zayas Pérez)

Share

Ene 15

Gina Rey y Mario Coyula

CUJAE-580x435
La experiencia exitosa de Granma en la recuperación visual de su espacio construido me hizo suponer erróneamente que tenía algún conocimiento profundo sobre esta temática.
Después de más de 20 años de trabajo ininterrumpido como planificador físico, o urbanista como se suele conocer, era el momento de volver a las aulas y nada mejor que hacerlo con una maestría en Ordenamiento Territorial y Urbano.
Por cosas del destino, yo tenía como oponente de tesis a Mario Coyula Cowley, lamentablemente recientemente fallecido, con un currículo que impresionaba, desde el punto de vista humano y profesional que a mí me parece interminable por no decir aplastante en mi intento de ¨cruzar la varilla¨ docente.
Recuerdo cierto día en el aula que me saluda y me interpela curioso, -me ha dicho la profesora guía que quieres hacer tu tesis sobre la imagen urbana de un barrio de Bayamo-, le digo que sí, no le expreso que me siento confiado por los resultados logrados en mi ciudad, formando parte de un equipo multidisciplinario que había convertido el sitio en un referente nacional del momento en la recuperación del espacio visual construido.
Imagen2
Me mira, sonríe con picardía y me expresa, -no me vas a decir que pintar las edificaciones de algunas manzanas, arreglar los parques y plazas, mejorar la gráfica urbana o jerarquizar una calle comercial, es imagen urbana-.
Ahora sé que la pregunta era retadora, por demás, el profesor era una de las personas más calificadas para hablar de estos temas, así que sin ser mi intensión estaba queriendo bailar en casa del trompo. En aquel instante sentí, sin razón, que me estaba literalmente descalificando.
Coyula, como le decía la mayoría, era una persona que respiraba talento, impartía sus clases de forma calmada, con un metal de voz más bien bajo, escucha con atención las interrogantes y respuestas de todos sus alumnos, no parecía asombrarse con las contestas poco inteligente, establecía una relación de igual a igual, lo que daba confianza, lo que no quitaba que, de vez en vez, hiciera un comentario desconcertante, no sé si para expresar reprobación o para motivar el debate.
En aquellos días yo estaba muy preocupado con la observación del profesor y la validación de mi proyecto de tesis. Más de una semana de lectura ansiosa de sus textos, buscando una contesta y por fin descubrí en el libro de Diseño Urbano, donde Coyula es el autor principal, que al hacer un análisis de la imagen de la ciudad expresaba, ¨…además de las formas físicas existen otros factores sociales, funcionales y culturales… que influyen en la imaginibilidad de un espacio urbano¨.
Aquellos ¨factores funcionales¨ me sabían a gloria, yo sabía que estaban presentes en mucho de lo que se había hecho en Bayamo por recuperar su espacio edificado y que él acepta como válido en la recuperación de la imagen del sitio, me devuelven la tranquilidad y me hace recordar que no me podía quedarme en el afeite, so pena de oír hablar de ¨una vieja con colorete¨ como dicen con chanza la gente del pueblo a cierto barrio de La Habana, creo que injustamente.
Aprendí, que aparte de los aspectos funcionales, era necesario conocer los morfológicos o sea los vinculados a la forma de la ciudad y los significados asociados a los valores del sitio y sobre los cuales no tenía adecuadas referencias.
La suerte vino una vez más en mi ayuda al designarse a la actual Doctora en Ciencias Técnicas Gina Rey Rodríguez como mi tutora. Gina es una destaca profesional recientemente galardonada con el Premio Nacional de Arquitectura 2015 por su obra de toda la vida.
Imagen1
Es una mujer dulce, que ama su profesión y su labor docente. La solidaridad de Gina con sus alumnos impresiona, resulta difícil imaginar cómo encuentra tiempo para dividir su ocupado espacio laborar para atender a todos y hacer lo que hacen pocos, brindar todo la información que dispone a sus estudiantes, sea tutora o no de ellos.
Es exigente con los compromisos contraídos, pero respeta el esfuerzo y la dedicación a la tarea asumida por los maestrantes. Pienso en las deudas de gratitud que tengo con ella y nunca tuve tiempo de expresársela adecuadamente.
Recuerdo esa manera tan particular de enseñar. En las revisiones parciales, lee los textos y escuchaba con paciencia mis puntos de vistas y como si fuera un juego a mí me parecía que me brindaba un ¨pie forzado¨ donde debía profundizar y quién sabe si torcer el rumbo del análisis técnico realizado, ofrecía la información que disponía y esperaba de que supiera encontrar por mí mismo el camino lógico e innovador a la propuesta. Nunca regalaba nada al estudiante, había que esforzarse para obtener el resultado.
Recuerdo una experiencia tan diferente vivida en una universidad polaca donde pasaba un curso de postgrado de mi especialidad donde mi tutora, ante mi intento de exponer mis puntos de vistas sobre el tema, me señaló que yo estaba allí para escuchar sus instrucciones y me habló con disgusto sobre la proverbial locuacidad latina.
Había que seguir un guión previamente diseñado sobre cómo debía abordar el tema a tratar, con lo cual yo me sentía totalmente infeliz en el plano profesional.
Por el contrario Gina manejaba los hilos de la instrucción del discípulo, pero de tal manera que se hacía invisible su proceder y al final acabé disfrutando más el método de búsqueda empleado en el proceso de aprendizaje que el propio resultado final obtenido.
Sólo una sola vez la vi verdaderamente enfadada conmigo, cuando en consulta con otra destacada profesional me sugirió un camino distinto para avanzar en determinado tópico y con la inconsistencia propia del principiante se lo mencioné a Gina, se puso seria y me dijo, –Bueno Zayas, ha llegado la hora de que escoja con que tutora quieres estar- nunca más volví a cometer ese error.
En la discusión final de mi tesis no pude contar con su presencia física, compromisos docentes la mantendrían por un tiempo en Brasil, pero me instruyó en toda la preparación necesaria.
El día esperado llegó, el Doctor Coyula fue el primero en leer su oponencia, no sé porque empieza a hablar de Europa, oigo mencionar a Yugoslavia, yo en medio de la tensión me preguntaba que tendría que ver mi barrio en el Nuevo Bayamo, un pequeño espacio de sólo 16 hectáreas ubicado en el oriente cubano con la vieja Europa, pero sin tiempo para explicaciones y como un avión caza en picada aparece en mi pequeña área de estudio con la brillantez y coherencia que lo caracterizaba.
Comienza a hacer el desmontaje del trabajo en sus puntos más vulnerables en unos interminables 16 minutos, termina reconociendo su utilidad y elogiando la propuesta de gestión urbana, que según expresa, no es lo usual en estos trabajos de maestría.
Un miembro del jurado lee las consideraciones de mi tutora, ella es sumamente generosa conmigo, reconoce la utilidad e importancia del tema abordado, el esfuerzo del maestrante y como fue progresando a medida que avanza en su propuesta, yo diría mejor como me hizo avanzar y crecer.
El tribunal premia mi esfuerzo, me siento muy aliviado e inmensamente complacido. Ya en un ambiente más calmado, Coyula con su proverbial manera de ser se disculpa y con una sonrisa condescendiente parece querer aliviar mi pena.
Le expreso con sinceridad que para mí es un gran distinción tenerlo de oponente y haber podido escuchar, tal vez, sin él proponérselo, más que su oponencia, su lucida conferencia que brindó al auditorio y al tribunal sobre la imagen urbana.
Percibo con fuerza el momento vivido, que comparto con los cientos, a tal vez miles, de estudiantes universitarios, de maestrantes y aspirantes a doctores que han pasado por las manos de estos dos profesionales y pedagogos destacados de nuestro país.
De alguna manera, tal vez tarde, en acto de desagravio, encuentro esta forma de decirles, gracias, muchas gracias, sin interesarme que no se celebra fecha alguna de importancia en sus calendarios.
(Texto, José Alberto Zayas Pérez. Imagen gráfica tomada de Internet)

Share

Ene 08

La Casa Blanca

cada blanca espacio natural
Comentaba en el artículo anterior, ¨Nueve Meses¨, referido a los cambios climáticos ¨…sinceramente debo confesar que no hay que esperar una centuria para padecer los cambios de la temperatura por venir… las causas, es curioso, están siendo favorecidas por nosotros mismos y para mi pesar, mi noble profesión de Arquitecto, tiene deudas pendientes por saldar en los temas medio ambientales…¨
Leo con avidez la bibliografía especializada sobre estos asuntos, algunos de los tópicos abordados son asequibles con simplemente consultar las enciclopedias como Wikipedia o EcuRed.
Corriendo el riesgo de cansar a los lectores, pero consciente de la necesidad divulgar la información técnica existente y que de alguna manera necesita ser focalizada para pasar, de preocuparnos por los cambios climáticos, a ocuparnos en acciones concretas en los disímiles campos del saber humano.
Estableciendo puentes entre temas diversos como, el medio ambiente, el urbanismo con sus espacios edificados y su vinculación con la arquitectura bioclimática y las regulaciones urbanas, para comprobar que no están divorciadas más bien convergen en temas comunes en que es necesario tener en cuenta so pena de preguntarnos si estas normas para los lugares habitados están en sintonía con los retos que nos pone la realidad del entorno y que tiene su expresión más cabal en la vida de la gente, agobiada, por sólo poner un ejemplo, con el calor sofocante de estos meses convertido en protagonista de las noticias y charlas diarias entre colegas y amigos.
En este contexto, sería ilustrativo conocer, para entender los procesos, algunos conceptos y antecedentes importantes.
El Urbanismo surge en el siglo XIX para dar respuesta al desarrollo de las ciudades y enfrentar los problemas higiénicos-ambientales de los espacios urbanos. Un siglo después se estableció el Ordenamiento Territorial al comprender que el problema de las ciudades trascendía sus límites y requería ser enfocado tomando en cuenta su entorno regional.
Dentro de estas temáticas la elaboración de las regulaciones, urbanas y territoriales, ocupan un papel preponderante. Como cabe suponer, ante un suelo finito que es motivo de conflicto, es necesario regular el uso y destino del suelo, en otras palabras lo que se puede hacer en el espacio natural o construido a fin de que las acciones individuales no lesionen los intereses colectivos. Por eso no es nada raro encontrar disposiciones regulatorias desde la antigüedad, apreciada incluso en algunos pasajes bíblicos.
En Cuba en distintas épocas se han establecido diversas disposiciones jurídicas- administrativas vinculadas con el ordenamiento urbano a partir de la creación del sistema de asentamientos constituido por las primeras siete villas.
Desde el punto de vista cognoscitivo asombra la semejanza de muchas ciudades cubanas y latinoamericanas, al reconocer en su centro fundacional la aplicación, por España, de las Leyes de Indias a partir de 1523 que permitieron lograr un adecuado trazado y construcción de los asentamientos en todas sus colonias de América.
Tal vez llame la atención al lector cubano, que ve con recelo el exceso de trámite en las acciones constructivas a ejecutar, saber que desde 1574 se estableció la obligatoriedad de la Licencia de Obra para la ejecución de las mismas.
Ahora que los temas ambientales es un tópico recurrente, llama la atención que en fecha tan temprana como 1859 se haya aprobado la primera norma sobre la protección del medio ambiente en la colonia.
De suma importancia jurídica-administrativa del ordenamiento urbano están las Ordenanzas de Construcción para la Ciudad de la Habana y los Pueblos de su Término de 1861, que luego se aplicaría en todo el país.
En 1960 se crea la Planificación Física en Cuba, fundándose las bases para el desarrollo del planeamiento regional y urbano de los territorios.
En este marco, uno de los tópicos tratados con fuerza en los últimos años es el estudio y perfeccionamiento de las regulaciones, que tienen carácter territorial, urbano y arquitectónico y está destinado a orientar las acciones constructivas, buscando preservar los principales valores: arquitectónicos, urbanísticos, paisajísticos, ambientales y de la imagen de los lugares habitados.
Estas regulaciones se conciben como un proceso continuo en que se actualizan en la misma medida que cambian las realidades del entorno con las nuevas tecnologías y los cambios físico-ambientales.
En las últimas décadas los problemas climáticos asumen el protagonismo, huracanes, fuertes lluvias, inundaciones, prolongadas sequias, elevación de la temperatura… obligando a perfeccionar los planes de contingencia ante desastres y a la actualización del cuerpo regulatorio con una rapidez inusual, lo que exige un replanteo constante para poder enfrentar estos retos.
Estas líneas pretenden estimular la reflexión que se traduzca posteriormente en acciones concretas, en nuestro caso las regulaciones urbanas en su acápite medio ambiental y está destinada a orientar las acciones constructivas que realizan tanto el estado como los particulares, estos últimos, actores importantes del proceso de diseño y ejecución de su propia vivienda, en no pocas ocasiones.
Pensando en estos temas recordé que hace unos años, ante la premura de resolver necesidades apremiantes del hábitat, se había aprobado una cantidad apreciable de módulos de materiales para viviendas económicas que incluía techos de cubierta ligera para las dos ciudades más importantes de la provincia de Granma. Existiendo  aprehensión por una parte de sus principales especialistas por el impacto visual que su ubicación puede tener en los espacios urbanos de ambos asentamientos.
Podría ser comprensible ese punto de vista teniendo en cuenta los esquemas mentales que predominan sobre este tema.
Aunque soy de la opinión que varias interrogantes deben ser dilucidadas previamente, ¿debemos olvidarnos de la cubierta ligera para la vivienda como una opción real ante su vulnerabilidad en nuestro contexto?, recordando que muchas de ellas ofrecen adecuadas condiciones bioclimáticas para sus moradores.
¿Los eventos meteorológicos de las últimas décadas con su secuela de daños, atestiguan la valides de este razonamiento o habrá que poner en una balanza el mal estado técnico de una parte del fondo habitacional dañado o problemas de diseño en su concepción y construcción en este tipo de inmueble?
Sabemos que en la mayoría de los casos se sustituye la vivienda tradicional por casa provista de cubierta con losa de hormigón armado, buscando mayor seguridad, calidad y duración que en no pocas ocasiones su diseño y construcción revelan serias deficiencias en su comportamiento bioclimático.
Algunos de los errores cometidos están asociados al desconocimiento de parte de las entidades y la población sobre estos temas.
El término diseño bioclimático o arquitectura bioclimática es relativamente reciente. Se trata de optimizar la relación hombre-clima mediante la forma arquitectónica.
La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles: sol, vegetación, lluvia y vientos para disminuir los impactos ambientales.
El clima donde se va a localizar el edificio se define por la temperatura, los niveles de humedad, la velocidad y dirección de los vientos y el soleamiento del sitio. Entonces las condiciones climáticas pueden constituir un inconveniente o una ventaja para un adecuado rendimiento energético de la casa.
Leo en un artículo de una enciclopedia digital que los altos puntales son considerados como un recurso esencial para el diseño bioclimático en climas como el de Cuba. Lo cual es válido cuando se trata de edificaciones de una sola planta con cubiertas ligeras expuestas a la radiación solar, ya que el puntal alto aleja de las personas la fuente emisora de calor radiante, por tanto, de la sensación de calor percibido.
En cubiertas pesadas el efecto de la elevación del puntal en la temperatura percibida por las personas es despreciable, por lo cual esta decisión de diseño no se justifica desde el punto de vista económico.
Mejores resultados podrían obtenerse reduciendo la capacidad de luz absorbida por la superficie exterior de la cubierta. Por ejemplo, con solamente pintarlas de blanco la sensación térmica interior puede reducirse hasta en cinco grados.
En el diseño de las nuevas urbanizaciones se tendrá en cuenta en su trazado la dirección de los vientos predominantes para favorecer el régimen de brisas en los espacios edificados que contribuya a disminuir la radiación solar; así como una adecuada orientación de las instalaciones con respecto a la luz solar en dependencia de las actividades que se desarrollen. En el mismo sentido el uso de colores claros en la edificación permite disminuir la sensación térmica.
El empleo de la vegetación reduce la radiación solar y el calor absorbido por las edificaciones y los pavimentos, contrarrestan el efecto de isla de calor urbano que se caracteriza por su dificultad para disipar el calor durante las horas nocturnas, mejoran el microclima térmico, purifican el aire y modifican los patrones de flujo del viento.
Experiencia internacional abunda, aún así no hay necesidad de salir de Cuba para descubrir buenos ejemplos de funcionales viviendas diseñadas y construidas con cubierta ligera y buenas condiciones bioclimáticas que han sorteado felizmente, por más de medio siglo, los vaivenes meteorológicos y han proporcionado confort a sus moradores.
La vivienda provista de cubierta de hormigón armado puede mitigar su deficiente comportamiento térmico, si ese fuera el caso, aplicando algunos de los principios mencionados, logrando adecuada satisfacción a las condiciones climáticas, cálida y húmeda, de nuestro país.
Siento que hice mi tarea de hoy, en ese esfuerzo por divulgar las maneras que se puede mejorar la relación del ser humano con la naturaleza a través de la forma de las edificaciones. Seguramente mis colegas de labor profundizarán en el tema y lo traducirán en regulaciones específicas destinada a orientar las acciones constructivas de la población.
Por mi parte sólo espero con ansia el descanso del fin de semana, provisto de short, gorra, escoba, brocha y una tanqueta de pintura blanca. Cinco grados menos de temperatura en el interior de mi vivienda es una oferta demasiado tentadora para no probar, en estos días de calor agobiante.
Para el futuro cercano ya estoy pensando en convertir mi Casa Verde, ante el desconcierto de la familia, en la Casa Blanca, sin que ello implique cambiar de casaca, por supuesto.

(Texto e imagen gráfica, José Alberto Zayas Pérez. Temas consultados: Arquitectura bioclimática, Arquitecta. Doctora en Ciencias Dania González Couret. ISPJAE. Regulaciones Urbanísticas de la Ciudad de la Habana, José Manuel Fernández Núñez. Artículo del períodico Granma del 15 de septiembre publicado por Yudy Castros Morales, con el título, Lecciones de urbanismo, una entrevista con la subdirectora de Urbanismo Ibis María Menéndez-Cues­ta González. Enciclopedias Wikipedia y EcuRed)

Share

Ene 07

Nueve Meses

SAM_7481

Después de culminar algo más cuatro años de trabajo fuera del país disfruto de mis primeros nueve meses de estancia en compañía de familiares y amigos.
Pienso en las ideas que escribí en un artículo en el Blog bajo la magia de la distancia en una de las fugaces vacaciones a Cuba, intitulado ¨El Breve Espacio¨, donde expresaba ¨…los que están, o trabajan fuera de la Patria, que vienen con los sentidos agudizados, por la ausencia, y los recuerdos congelados del pasado… la realidad cubana no pasa inadvertida, aunque las visiones sean diversas y la manera de interpretar los hechos también…¨
Tratando de reflejar las impresiones recibidas en la cambiante, para bien, realidad cubana donde nuevos actores del panorama económico y social se sumaban al escenario citadino, en una Cuba más abierta al mundo donde el flujo de ir y venir de personas establecían nuevos paradigmas.
Presupongo que fuera de la Patria es mucho más fácil descubrir nuestras virtudes, los cubanos dotados de privilegios que no están precisamente insertados en el ADN al nacer y debo confesar que no son los derechos sociales de los compatriotas lo que más me impresionan y ya es decir bastante, son por antonomasia, sus valores, que conforman esa rara mezcla de atributos que nos identifican como cubanos, donde la solidaridad es unos de sus principales pilares.
El contexto nativo se hace multifacético para un neófito como yo que sólo pretende reflejar las impresiones recibidas aprovechando que aún se mantienen nítidas antes de ser absorbidas y tal vez borradas por la cotidianidad, por eso es el momento de compartirlas, quizás no tengan el valor de la noticia, pero puede llegar con interés aquellos amigos que el tema cubano no les es ajeno.
De tantos aspectos por abordar, además de lo dicho en el artículo pretérito, fueron dos las cuestiones que a mi parece que se hacían muy visibles, lo que no quiere decir que sean las más relevantes, en los comentarios de la gente y en mi propia percepción, son los rigores del tiempo y el desarrollo de Intenet, con sus luces y sombras.
Como era de esperar mi colocación definitiva en el medio laboral y en la cotidianidad del país fue inmediata, confieso que sólo el tiempo se me antojaba ajeno, no sé si estigmatizado por la benigna temperatura de la capital de Namibia, Windhoek, donde residía y que es favorecida por su ubicación a más de 1 700 metros de altitud o será, tal vez, los años en el calendario que parecen hacer fallar cada vez más el ¨termostato interno¨ del cuerpo.
Otros lo achacan, no sin razón, a los cambios climáticos en cierne, acompañados de fuertes lluvias o como pasa ahora, reflejada en una prolonga sequía que viene acompañada por altas temperaturas.
Pienso en el clima namibiano donde la humedad relativa es relativamente baja y la acción de traspirar no es de la más visible por eso ahora es imposible ignorar el sudor que cubre los cuerpos y nos compele a una demanda contante del vital líquido y a buscar espacios de ocio para lo cual lo mismo sirve un viaje a la playa, al río o una ducha prolongada en el hogar.
Mientras abanicos y equipos eléctricos se buscan como paliativos, con frustrantes resultados, lo cual no minimiza las cuentas por pagar en el consumo eléctrico que amenazan con desbordar la economía familiar.
Recuerdo recientemente haber leído en un diaria que el presidente Barack Omaba acababa de inscribir con fuerza el tema medio ambiental en su agenda política, uno más, con una visita al territorio de Alaska, donde recordó el posible cambio de la temperatura del planeta entre 3 y 6 grados celcio al finalizar el presente siglo y me preguntaba si ya no era hora que otros actores, de las más disímiles profesiones, se integren en la busca de soluciones concretas en su campo de actuación más allá de limitarnos a oír o leer todos los días preocupantes informes de los expertos en temas ambientales.
Sinceramente debo confesar que no hay que esperar una centuria para padecer los cambios de la temperatura por venir. Un simple vistazo al termómetro del cuarto de mi casa refleja, para mi asombro, una temperatura de 40 grados celcio a pesar de los 35 grados anunciados para la localidad, las causas, es curioso, están siendo favorecidas por nosotros mismos y para mi pesar mi noble profesión de Arquitecto tiene deudas pendientes por saldar en los temas medio ambientales desde el punto de vista de la planificación urbana, diseño de vivienda y acciones constructivas a implementar.
Por otra parte, he visto algunos amigos en las redes sociales o que seguían con asiduidad el Blog reprochándome cariñosamente mi ausencia, lo cierto es que Internet es una asignatura pendiente que recién se abre para la mayoría de los cubanos, las razones ya ustedes la conocen, las mismas que nos han obligado a sobrevivir por más de medio siglo.
Ha habido un proceso paulatino de inserción en la red de redes, ya existen en los hoteles, universidades, en muchos centros laborales, en club de computación, en salas de navegación, entre otras, pero lo que le ha dado un carácter masivo y pintoresco es su extensión a lugares públicos relevantes en las principales ciudades cubanas en espera de instalar la infraestructura necesaria para su mayor extensión a los hogares.

Como urbanista sé que el estudio los centros históricos o comerciales ha estado dentro de las prioridades de los Planes Directores o Generales, como se le suele decir, recuerdo que la mayoría de las acciones van encaminadas a fortalecer sus actividades mercantiles y recreativas y excluir aquellas que no son afines, pero nunca se nos ocurrió que la extensión de Internet a lugares públicos lograría una nueva e insólita animación en los centros urbanos.
Es curioso ver a los jóvenes y no tan jóvenes copar los más disimiles espacios para navegar con su celular, tableta, laptop…o familias enteras establecer una inusual charla con un interlocutor invisible, donde gestos, sonrisa, llanto o una frase muy cubana hace olvidar el espacio abierto donde ocurre el diálogo, sí, es hermoso, pienso que también son necesidades acumuladas que hoy empiezan a encontrar una respuesta.

DSCN1468 - copia

Como cualquier parto nueve meses es suficiente para mí para ver nacer una nueva Cuba, igual y a la vez diferente. Cada cual, de acuerdo a su visión, léase nación o persona, hace su propio proyecto, a veces sin contar con nosotros o peor aún sin conocernos, algunos apuestan al desgaste, a los sueños no realizados, a cambios estructurales, a la ingenuidad política… lo que me recuerda haber visto en la red a algún conocido comentar preocupado, ¿los cubanos adivinan lo que hay detrás del telón?
Otros abogan por darle una oportunidad a la paz, a pesar de todo, navegar si es preciso con el mar turbulento que se nos anuncia y superarnos a nosotros mismos, fuera ya de la urna de cristal y a espacio abierto, consciente que la soberanía tiene un precio por saldar y hay que luchar por ella, créanme, no hay alternativa.

Share

Entradas más antiguas «