SOS ciudades cubanas.

Estoy preocupado, la ciudad de Bayamo está haciendo poco por recuperar su masa verde. Se talan muchos árboles y se siembran muy pocos. Incide negativamente: el crecimiento urbano, las restricciones que impone las redes técnicas, los planes de atenuación contra eventos hidrometereológicos, al falso gusto estético de un mobiliario urbano inanimado sobre la belleza natural, la irresponsabilidad ciudadana…

Debían saber que el principal problema ambiental, a riesgo de ir contracorriente, no son los terremotos, ni los desastres tecnológicos o biológicos, ni los eventos hidrometereológicos, todos cuentan con planes detallados de enfrentamientos a estos sucesos que aparecen, por demás, de forma esporádica.

¡Es la elevación de la temperatura! Que va más allá de las molestias en el confort climático, con su agobiante calor durante casi todo el año,  y está asociado a la salud de las personas y la propia conservación de la vida humana en el planeta.

Usted no lo va a creer las muchas cosas que se pueden hacer, en variadas  esferas de la vida humana, para su atenuación, donde prácticamente hay pocas acciones prácticas, incluso por los organismos rectores, para lograr su mitigación, más allá de los programas priorizados para disminución de las emisiones de gases de efectos invernadero que representa la causa principal de las altas temperaturas y que requerirán muchas décadas de esfuerzo e inversiones para lograr una moderación significativa, y mientras tanto ¿qué pasa?, ¿sólo nos queda soportar el calor?

Las áreas verdes juegan un papel importante. El calor recibido, en ausencia de arbolado, puede elevar notablemente los grados de calor que usted recibe. Se ha convertido en una práctica normal  autorizar la tala de árboles por las más variadas razones. Ejemplos de malas prácticas en la tala de árboles o la siembra de especies inadecuadas que tendrá, por tanto, corta vida, tenemos en todas las ciudades.
Los organismos especializados deben trabajar con urgencia en un Plan de Contingencia a corto plazo, para la atenuación de las altas temperaturas, como hoy lo hacen, a largo plazo, para la reducción de los gases de efecto invernadero,  que permita mejorar el confort urbano y la salud de sus ciudadanos.

La Dr. Gina Rey, es una referencia en el país sobre temas urbanos, tuvo la gentileza de participar en el debate sobre el tema de las áreas verdes, exponiendo  los esfuerzos que realiza la capital del país para sensibilizar a mucho con un tema que golpea a la mayoría de nuestras ciudades y que puede indicar la dirección a seguir para enfrentar la situación existente.

Ella expresó:

¨En La Habana se creó u grupo de trabajo presidido por la Fundación ¨Núñez Jiménez¨ al que hemos llamado iniciativa Pro Arbolado, se han integrado el Jardín Botánico Nacional, la Dirección Forestal del MINAG, la Facultad de Arquitectura, la UNAICC, expertos en áreas verdes jubilados, aún no hemos logrado que se incorpore la Unidad de Áreas Verdes de la Dirección de Comunales, pero hay que continuar insistiendo. Hemos elaborado una estrategia para las áreas verdes de la ciudad y lo presentaremos al gobierno para su consideración.

Uno de los logros ha sido restituir el ¨Día del Árbol¨ el 21 de junio para rescatar el compromiso ciudadano con el árbol, se han sembrado arboles con niños de las escuelas, en algunas cuadras, en organismos que tienes espacios de manera simbólica para hacer conciencia poco a poco e irlo extendiendo.

Es muy importante que la Dirección de Educación participe aquí no lo hemos logrado todavía, pero siempre existe algún espíritu receptivo donde menos pueda pensarse, no podemos renunciar pues la razón está de nuestra parte

No estamos satisfechos pero seguimos batallando, pues no existe sensibilidad hacia el arbolado de las ciudades¨.

Share

1 comentario

  1. Nota del autor
    Me gustaría pedirle a los medios de comunicación, a los actores claves de la ciudad donde vivo, Bayamo, que participen en este esfuerzo divulgativo y en la elaboración de propuestas, con el esfuerzo de todos, para revertir la situación actual.
    Ejemplos de malas practica sobran a lo que se agrega el arbolado del reparto de Jesús Menéndez sembrado en los años 60-70 del siglo pasado ya da signo de agotamiento, en los próximo 20 años se harán frecuentes las caídas de árboles que requieren ahora su paulatina reposición.
    Recordando, en el caso de la ciudad de Bayamo, se vivió un gran impulso en la siembra de árboles en las últimas décadas del siglo pasado, donde, no sólo participaban los organismos especializados, sino muchos centros laborales, estudiantiles y la población en general. Por qué ahora no podemos repetir esa bonita y necesaria experiencia, a menos que tengamos programado vivir en las próximas décadas en otro planeta.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.