¡Fanny, amor con amor se paga!

Extracto de la investigación sobre la vida y obra de Fanny Navarrete.

Entre las muchas interrogantes de los estudiantes del Instituto Politécnico ¨Luis Ángel Milanés Tamayo¨ de la ciudad de Bayamo, están las preguntas sobre los que diseñaron y construyeron su escuela. Como profesor de la especialidad de Planificación Física únicamente pude argumentar, en aquel momento, ¨solo conozco su nombre, se llama Fanny¨.

En una búsqueda posterior localicé varios documentos y reseñas que aparece el nombre de la autora[1]. No obstante, en las diversas fuentes consultadas hay muchas imprecisiones históricas que es necesario enmendar.

Por esta razón el propósito de la investigación va dirigido a profundizar en la vida profesional y humana de la arquitecta argentina Fanny Cristina Navarrete Barros a partir de conocer el contexto nacional donde desarrolló su obra creadora.

Para realizar la investigación el método empleado fue la realización de entrevistas de personas que la conocieron,  consulta de la bibliografía especializada disponible, como los archivos históricos de la Escuela Técnica, y páginas digitales, donde aparecen referencia, a su obra, de autores como: Roberto Segre, María Victoria Zardoya Loureda, Reinaldo Togores, Alfonso Carulla Figueredo o colectivo de autores en el libro, ¨Arquitectura de la Revolución Cubana, 1959-2018¨ y las valiosas colaboraciones de María del Carmen Ocaño, colega de Fanny en el Instituto de la Vivienda de Argentina, que me permitió acceder a información inestimable sobre la trayectoria profesional. Agradecer igualmente al realizador argentino Gustavo Contreras Bazán que facilitó una copia de la entrevista, en el programa ¨Emociones¨, realizada a la señora Fanny.

Antecedentes.

Fanny Cristina Navarrete Barros, nació en Argentina en 1934. Inició la carrera universitaria en la facultad de Arquitectura, entre los años de 1960-1963, fue ayudante docente de las asignaturas de Arquitectura y Artes Plásticas. Se gradúa de arquitecta en la Universidad Nacional de Tucumán en el año de 1963. En 1964: viaja a Cuba contratada por el Ministerio de la Construcción.

Trayectoria laboral

La rica historia profesional es posible enmarcarla en tres momentos importantes, que van desde su arribo al país en el año 1964 hasta su partida en el año 1985.

Su primera etapa de trabajo en nuestro país comienza a partir del año 1964-1968 en la dirección de obras en la Empresa Constructora de la ciudad de Bayamo, en la antigua provincia de Oriente.

Un segundo momento entre los años de 1969 y 1970 en Proyecto de Urbanismo y Planificación Territorial en el Instituto de Planificación Física de Santiago de Cuba.

Un tercer intervalo, y último en Cuba, entre los años de 1971 y 1985 en Proyectos de Arquitectura en Obra con sistema constructivo convencionales.

Primera Etapa entre los años de 1964-1968, en la dirección de obras en la Empresa Constructora de la ciudad de Bayamo.

En el año de 1964: realizó proyectos de: cafetería, dormitorios para becados, restaurante especializado en Marisco (notas personales de Fanny facilitado por María del Carmen Ocaño).

Es precisamente en esta época que desarrolla un trabajo creativo en la ciudad de Bayamo con la Empresa Constructora y donde es posible identificar algunos de sus proyectos.

Reafirmando lo dicho por ella, se identifican en Bayamo, además de obras en la Escuela Técnica, otras edificaciones en la ciudad como son ¨La cafetería “El Viajero” (antes el Mar INIT) y también la “Ludoteca” (construido inicialmente para una Pizzería)[2] ¨

Algunas de las fuentes consultadas ofrecen informaciones contradictorias.

¨En 1960 se inicia la construcción de la nueva escuela en un área de 10,6 hectáreas, finca rústica: lote de terreno sin nombre, situado en el barrio del Horno.

El 29 de junio de 1961 un grupo de estudiantes enterados del paso de Fidel por la ciudad lo interceptaron planteándole la necesidad de una escuela. Tras escucharlos, Fidel entregó una nota dirigida al Ministro de Obras Públicas Manuel Ray Rivero donde le sugiere la construcción de una escuela.

El proyecto de esta institución al igual que la dirección facultativa estuvo a cargo de la arquitecta argentina Fanny Navarrete, ganadora del concurso convocado a tales efectos. El primero de octubre de 1964 abre sus puertas[3]¨

Otra fuente señala, ¨La Escuela Técnica fue construida entre 1964-1965. A partir de las concepciones de la arquitecta Fanny, perteneciente en aquel entonces al departamento de proyecto Distrito Sur de Oriente del Ministerio de la Construcción4¨

Evidentemente hay contradicciones, Fanny no pudo estar en el proyecto y construcción de la instalación docente, que se inauguró para 1964, porque para aquella fecha se encontraba en su país natal estudiando la carrera de Arquitectura, que culmina en el año 1963 y solo viene a Cuba para el año 1964.

Tampoco es completamente cierto decir que la escuela fue construida para 1964-1965 bajo la concepción de Fanny.

Puede ayudar a comprender mejor las causas de las imprecisiones históricas conociendo las etapas desde su fundación. La Escuela Técnica tiene una primera etapa fundacional antes del triunfo de la Revolución donde radicaba en otros sitios de la ciudad. Un segundo momento a partir de año 1960 donde se empieza a edificarse en el lugar actual y se ejecutan pequeñas acciones constructivas que se aceleran con la orientación de Fidel de edificar la Escuela por la empresa constructora de la ciudad que dejó lista para su inauguración en 1964 con la edificación de las aulas, bibliotecas, talleres, entre otras.

Una tercera etapa se materializa entre 1964-1965 donde se edifica el comedor de paraboloides hiperbólicos y los dormitorios para becados.

La arquitecta con gran modestia al enviarle, el autor del trabajo, varias fotos de las edificaciones de la escuela solo reconoce ser autora de los dormitorios para becados y en sus notas personales lo reafirma.

Durante los años 1965-1967 trabajó en el Plan General y Proyecto de Edificio de la ciudad escolar ¨Camilo Cienfuegos¨ para 20 000 habitantes, como parte de un equipo de trabajo.  En el año 1968 trabajó en la remodelación del hotel Castillo del Seburoco para 120 habitaciones en la ciudad de Baracoa.

Un segundo momento entre los años entre los años 1969 y 1970 en el Instituto de Planificación Física de Santiago de Cuba.

En el Plan Cañero de la antigua región Manzanillo. En el diseño territorial y localización de asentamientos urbanos. En el plan viandero de Veguita. En el plan ganadero de Bayamo. En Planes Directores de los asentamientos urbanos de los centrales azucareros. En la realización de microlocalizaciones de inversiones inmediata.

Un tercer intervalo, entre los años de 1971 y 1985 en Proyectos de Arquitectura con sistema constructivo convencionales.

Desarrolló, de conjuntos con un valioso equipo técnico, un importante papel en proyecto y construcción de obras escolares donde destacan: la escuela Pedagógica de nivel medio, formadora de Maestro en ciudad de La Habana.  La escuela Pedagógica de nivel medio en las ciudades de Matanza, Cienfuegos y San Cristóbal. Filial Pedagógica para la formación de profesores de la enseñanza media. La escuela Militar de nivel pre-universitario. Escuela secundaria básica en el campo, con internado. Instituto pre-universitario en el campo. La Escuela Superior de Ciencias Políticas en ciudad de La Habana. Escuela primaria para la embajada URSS en ciudad de La Habana, entre otras obras.

Proyectos varios como: Hogar de Anciano. Tribunales Populares municipales. Planes Generales para la microlocalización de obras turísticas (trabajo en equipo): Plan General de Varadero (zona internacional) y Plan General de Barlovento (marina Hemingway). Estudio de Actualización y perfeccionamiento del sistema constructivo prefabricado Girón. Tutoría de tesis y muchas más.

 Consideraciones finales.

El propósito del estudio fue cumplido, pudiéndose profundizar en su obra y dejando abierta la investigación para abordar con más detalles otras temáticas, como su paso por el Grupo Nacional de Construcciones Escolares.

Al avanzar en la investigación se fue revelando sus valores, como profesional que había acudido al llamado del país, como lo hicieron cientos de latinoamericanos y europeos. Fanny fue creciendo profesionalmente para involucrarse en muchos proyectos de arquitectura y del ordenamiento urbano y territorial. Permitiéndole abordar las principales escalas del planeamiento y el diseño arquitectónico. Algunas de sus obras son emblemáticas por su impacto en la vida social y económica del país.

Pasó de ser de una persona poco conocida para las nuevas generaciones, a revelarse como fundadora de la Planificación Física, en sus primeros años, por derecho propio. En sus estudios se manifiesta sus aportes, fundamentalmente en el Ordenamiento Territorial y las obras educacionales en el país.

Al cierre de la investigación, un testimonio inesperado del destacado proyectista, Francisco Fonseca, nos revela a Fanny en su lado más humano. Por su valor lo transcribo.

¨Fanny Navarrete era una arquitecta que trabajó mucho en la oficina, de la antigua región Manzanillo. Era afable, pero callada.

Tenía una peculiaridad desplegaba la base topográfica en 10 000 y empezaba a tirar caminos, cuadros cañeros y hasta la perspectiva como quedaban los campos, tenía una excelente mano alzada. Ella me motivó, cuando veía como trabajaba con esa cantidad de planos tan grandes y que después se ejecutaron todos en el terreno. La arquitecta ha sido una de las inspiraciones de mi vida, lo que fui después, nació en ese intercambio, a veces sin palabras, de su modo de hacer que dejó su huella en mi existencia laboral¨

Lo sorprendente es que, sin saberlo, somos usuarios de sus obras, arquitectónicas o territoriales, como el simbólico Plan viandero de Veguita, donde generaciones de orientales participaron en la Escuela al Campo o en el Campo, en que se vivieron muchas historias de vidas, sin tomar conciencia esas personas de cómo se imbricaba su existencia con la de propia obra de Fanny.

En una entrevista de la TV Argentina (programa ¨Emociones¨)

Le preguntaron, ¿qué más extraña de Cuba?  Expresó:

¨De Cuba, extraño más, a su gente¨ y la alegría de vivir de los cubanos, a pesar de todas las circunstancias adversa de la vida¨

Al divulgar su obra solo podemos exclamar, ¡Fanny, amor con amor se paga!

[1] Documento de archivo sobre la historia del Instituto Politécnico Industrial Luis Ángel Milanés Tamayo. En el expediente confeccionado, sobre el centro docente, para aspirar al premio de Conservación y Restauración de Monumento (obtuvo Mención en Categoría de Conservación). En el libro, ¨Arquitectura de la Revolución cubana, 1959-2018¨. ¨Relatos históricos regionales – Tipologías – Sistemas¨.

[2] Expediente confeccionado, sobre el centro docente, para aspirar al premio de Conservación y Restauración de Monumento (obtuvo Mención en Categoría de Conservación)   

3 Archivos de la Escuela Técnica.

4 Arquitectura de la Revolución Cubana, 1959-2018

Share

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.