Sin fecha en el calendario

Vi con asombro un programa de televisión en el que entrevista­ron a una conocida periodista, ya jubilada. Ella expresaba su frustra­ción por el aparente olvido de la directiva de su entidad.

Siento el impacto de sus palabras por los hechos narrados, viniendo de alguien recordada por su profesionalidad y que marcó la vida de generaciones de cubanos amantes del deporte.

Pero no es tan insólito lo narrado, lamentablemente se acerca dema­siado a la cotidianidad.

Pasado el momento de la jubila­ción, se desvanecen, poco a poco, los vínculos con el centro laboral, y se relega al jubilado por los principales actores donde ejerció (por suerte, existen honrosas excepciones).

Quizás, si el arrepentimiento por tanto esfuerzo tocara a la puerta del retirado, no sería por su noble labor de muchos años, por lo aportado, sino, debido al costoso error huma­no, a la responsabilidad del que ol­vidó atenderlo, ahora, en la blandura de su vejez.

Es obvio que los retos que impone la vida, muchas veces, dificultan hacer un alto para pensar en este asunto, lo cual no exime de culpa; solo queda la reflexión mesurada y las acciones reparadoras a analizar en los consejos de dirección, las sec­ciones sindicales o los colectivos de trabajadores, a fin de subsanar tales penosos deslices.

Los jubilados forman parte de la memoria institucional, como lo son todos, en especial aquellos que ya rondan la edad de retiro, y sentimos que falta el acto público, el recono­cimiento oportuno, expresarles cuánto significan para sus compa­ñeros. Aunque pensemos que queda mucho tiempo, esa puede ser nues­tra propia realidad.

Mientras, busco la forma de agra­decer a mis colegas, en el micro mundo de mi espacio laboral, de reconocer a quienes entregaron o entregan sus vidas a la labor diaria, impregnado de la lógica de un refrán chino: un camino de mil pasos co­mienza en un solo paso.

Por ejemplo, a Gabriel, un veterano compañero de labor, no está enfermo, aún le faltan dos años para tener edad de retiro; pero, ¿por qué esperar un “momento adecuado” para decirle cuánto lo apreciamos?, ¿por qué no aprovechar hoy, ahora, para manifestarle lo mucho que el colectivo le agradece en el plano profesional y humano?

Él nació en un humilde hogar, tercero de 11 hermanos, en un pequeño asentamiento rural del municipio de Jiguaní, conocido como la Cañada del Aguacate.

El sitio para el colectivo es motivo de chanza, por las constantes referencias que hace a su lugar de origen, al parecer fuente inagotable de refranes y peculiaridades propias del lenguaje, que hace pensar en una especie de endemismo idiomático.

Lo importante es comenzar ya, la forma de la deferencia con los suyos está en sus manos, por mi parte, escribo sin formalismo, saludo a Gabriel, no importa que no haya fecha importante por celebrar en el calendario.

Share

Las ciudades

Todos somos usuarios de las ciudades y cada día dejamos nuestra impronta con las acciones cotidianas, como afirmación de gustos y valores.

En Cuba más de la mitad de la población es urbana, ella constituye el motor principal del desarrollo, también genera la contaminación principal de los territorios. Decia un destacado especialista, ” las ciudades se concentra las principales vulnerabilidades para el desarrollo de la pandemia, como lo evidencia más del 90 % de los casos reportados”.
La masa verde debe crecer, debía ser considerado delito talar un árbol y la pena  a imponer, sembrar 10 nuevas especies, garantizando su supervivencia.
Lograr un aumento sustancial de los espacios públicos y una accesibilidad a los servicio en el barrio, o en su entorno cercano, en un espacio de tiempo próximo a los 15 minutos en recorridos peatonales o en bicicletas. Logrando compactar funciones y dotar de multiuso, siempre que sea posible, a la infraestructura existente, manteniendo el necesario distanciamiento, más como diseño del espacio que como consigna.
Necesitamos el verde, como contraste con las ciudades de asfalto, ¨minimizar la isla de calor urbano” con la siembra masiva de árboles.
Pedimos, la lógica de las ciudad del automóvil: talleres automotrices, servicentro, buenas vías, parqueos… en su reverso, la ciudad de los peatones: instalaciones de salud, servicios gastronómicos, corredores de peatonales arborizados, parques, áreas de estar, asientos corridos en los espacios libres…
Que, en los numerosos Planes de Contingencias contra eventos hidrometeorologicos, sismos, desastres tecnológico, biológicos, como la covid-19, se reimpulsen las atenuaciones contra la elevación de la temperatura por causas del efecto invernadero, una condición que soportamos nueve meses del año. Mucho se puede hacer y poco se hace.
En la lucha contra la covid-19 el abanico de acciones debe ser amplio y diverso, algunas son posible con solo medidas organizativas, vinculadas a la distribución de productos, combinado el universo de las instalaciones disponibles, borrando los estancos comerciales, regulando los productos a través de formas probada de distribución, movilizando a los actores de las comunidades, aprovechando las potencialidades locales, en la producción de alimentos en organopónicos, patios y parcelas sin necesidad de grandes desplazamiento…
Si pienso en mi profesión de planificador urbano o como arquitecto sé que está por implementar muchas acciones de la arquitectura bioclimática, las regulaciones urbanas aún tienen muchos aspectos por perfeccionar para mejorar el confort urbano: puntales, colores, ancho de parterres, planes especiales de áreas verdes actualizado y gestionado…
La Tarea Vida debe perfeccionarse contantemente, enfatizando la solución o atenuación de acciones en las ciudades. Necesitamos mejorar nuestra calidad de vida. Lograr el necesario confort urbano está en nuestras manos!

Share

La utopía alcanzable.

Se imaginan un día que llamen al profesor a la escuela para que se presente con inmediatez al hospital y sin previa junta médica, ni análisis de laboratorio, u otro medio digital de examen diagnóstico, entre al salón a realizar una complicada operación del corazón. Claro que nadie hará eso, esta situación es solo posible en una pesadilla del que, por suerte, se logra despertar.Sin embargo, otra cosa sucede con la ciudad, donde muchos actúan para dejar su huella, como afirmación de gustos y valores, a veces con acierto o con no pocos yerros.

Parece ser que el intrusismo profesional está de moda. Debían saber que hay un grupo de profesionales que tienen las herramientas técnicas para actuar con sobre el espacio físico.A otros les corresponden hacer los sueños realidad, o postergarlos para mejores momentos, por razones materiales o financiera.

Los juicios suelen ser diversos están vinculados a esa manía que se hereda desde la época primitiva de dejar su impronta, por suerte ya superada, pero, aún, en estado latente.Otros no hacen bien el necesario papel de asesores, por aquella errónea, y poca valiente posición, de no ir a contracorriente, a pesar de estar pertrechado de sólidos conocimientos técnicos, con lo cual hacen un daño invaluable a la hora de la toma de decisión. A veces es la presunción de los actores de que son dueños de los saberes y subvaloran el papel de la participación colectiva, apreciándola como herramienta responsable de ralentiza los procesos en el logro de metas más expedita.

La ciudad es una estructura compleja donde sus ciudadanos interactúan en el ámbito productivo y social, con visiones e intereses diferentes sobre el espacio, por demás finito, y por eso, es motivo de conflicto, lo cual lleva a una lógica conclusión: actores, decisores y ciudadanos, deben unirse, aprovechando las sinergias, en el logro de metas comunes.

En ese esfuerzo de ordenar ¨el caos¨ vienen los planificadores físicos participando en la elaboración de Planes, con el esfuerzo de todos, para uso por decisores y actores de la ciudad, permitiendo hacer crecer el entramado urbano con nuevos proyectos urbanísticos, arquitectónicos y culturales, en una urbe ordenada, donde se conoce el uso y destino del suelo en todo su espacio citadino.

Soñamos con tales propósitos, y nos esforzamos por hacer realidad la utopía. Tanto esfuerzo de prestigiosos profesionales, con una sola meta en común:

¡Hacer feliz a la humanidad que en ella hábitat!

Share

La Comisión en su laberinto.

 

Han pasado 44 años, es mucho tiempo, y por diversas razones nunca llegué a conocer, al detalle, cómo se gestó el surgimiento de la provincia Granma,  en especial la selección de su capital provincial.

Como planificador físico no me es ajeno esos complejos estudios, base para la toma de decisiones, pero el difícil alumbramiento, solo pocos lo saben, muchos de sus protagonistas, lamentablemente, ya no están con nosotros, tal vez, una de las pocas personas que conocen la historia, es la arquitecta Chabela Jústiz García,  que después de culminar el estudio, prefirió ¨dormir¨ el tema, despierto solo a mi insistencia, y a su compresión del valor, de su conocimiento, para la gente.

Para ella, joven profesional, fue una época de oportunidades, pero también de dolor e incomprensiones, alejada de los suyos, albergada, sujeta a los avatares de la situación y la alta responsabilidad por  su trabajo. 

La historia no admite espacio vacío o corre el riesgo de ser  llenado por el imaginario popular.

Siempre desee, al igual que muchos,  conocer los orígenes de este parto, sólo ahora le puedo contar los hechos a través de la información disponible o directamente de sus  palabras, de una de las personas más autorizada para hablar de este tópico. 

Es conocido que la  División Política Administrativa (DPA) de un país está sujeto a ajuste en la misma medida que cambia la realidad política y económica-social  de un territorio. Cuba no es la excepción y ya en 1827 se divide la Isla en tres departamentos (Oriental, Central y Occidental) y 25 ayuntamientos. En 1878, mediante Real Decreto, el país queda conformado por seis provincias y 126 municipios, ya en 1963 se crean las regiones. En el actual territorio de Granma, las de Bayamo y Manzanillo.

Llegado el año 1976 el país precisaba de una  nueva DPA. 

La elección de la capital de la provincia fue un tema más complejo por definir, porque  despertaba entusiasmos encontrados, más allá del frio análisis técnico. 

Lo cierto que fue un tópico, tal vez tabú, durante mucho tiempo, donde las personas imaginan historias sin tener siempre la verdad sobre el tema.

La existencia de dos regiones, con tanto valor para la historia del país, con un desarrollo bastante homogéneo en población, base económica, relaciones funcionales y zonas de influencias bien identificadas, en cuanto a los municipios colindantes. Bayamo hacia el este con buena accesibilidad, atravesada por la  Carretera Central y Manzanillo en dirección oeste ubicada en el golfo de Guacanayabo y su atracción sobre los municipios costeros, Yara y Bartolomé Masó.

Hizo que los estudios de la nueva DPA,  marcaran la diferencia con el resto de los estudios que se realizaban simultáneamente en el resto del país.

En Ciego y Morón pasaron por algo “parecido” pero ni por mucho con la gran responsabilidad histórica de esa decisión.

Los tres responsables de la propuesta de la DPA: Pedro Lupiáñez, santiagueros, Héctor Gómez, tunero, Chabela, guantanamera. Ninguno estaba comprometidos con las dos antiguas regiones de Bayamo y Manzanillo, que posteriormente se fusionaron para dar origen a la actual provincia de Granma.

El asunto más delicado era  seleccionar a la capital provincial, dado las pasiones y el alto sentido de identidad de sus pobladores con sus regiones  y sus ciudades centros.

Previamente se habían hecho dos versiones una, con Manzanillo como capital y otra como Bayamo.

Chabela contaba cómo era el proceso de validación. 

¨El trabajo de mesa, con decenas de documentos técnicos, se preparaba para una discusión previa con los integrantes de la comisión creada al efecto, el material en proceso se lleva a revisión, en el antiguo Puesto de Mando del Yarey, en Jiguaní, Armando Hart y Juan Almeida, revisaban periódicamente los borradores de trabajo, sin pronunciarse sobre las dos propuestas y solo se preocupaban que fueran abordados todos los aspectos técnicos con calidad y adecuado balance en el análisis de los indicadores de ambas variantes.

Eran dos variantes completas, con todos los análisis y cientos de planos correspondientes, pero que tenían ambas, como nombre, Bayamo-Manzanillo, el cual una vez terminado se envió al Comité Central, donde se debatió con profundidad las variantes propuestas hasta  tomar la decisión de aprobar como cabecera provincial a la ciudad de Bayamo. El Comandante en Jefe, fue el que le puso nombre a la Provincia.

Conocidos los hechos que llevaron a su surgimiento aceptamos que vivimos en un territorio donde cada uno de los mismos tiene sus particularidades y actividades que se complementan, para elevar el sentido de identidad que nos hace sentirnos, como lo que somos, granmense.

Deseo agradecer a la arquitecta Chabela Jústiz, por este valioso aporte a la historia local. Estaba lejos de pensar que dejaría profundas huellas en el territorio, en una etapa decisiva para el surgimiento y desarrollo de la provincia Granma.






Share

El pie forzado de una historia por revelar.

El surgimiento de una provincia, en este caso la de Granma, muchos nombres se mencionan por sus méritos y son reconocidos por sus agradecidos ciudadanos, permaneciendo en la memoria colectiva.

Otros hacen su extraordinario trabajo, y la sociedad olvida sus aportes, que quedaron plasmado en una montaña de documentos mecanografiados que van desapareciendo de los archivos dañados, por el polvo del tiempo, ellos nunca contaron con la suerte de Internet, listo a traer al presente los más disimiles, y olvidados, detalles de una esforzada labor.

Su vigencia queda marcado por la vida finita de los actores de tales actos y de las personas que sean capaces de recordarlos, finalizado ese breve lazo, estarán condenado al olvido, si no quedan escritas sus memorias por los medios tradicionales o las redes sociales, de ahí el reto, y el deber de mostrar esta primera aproximación.

Sirva este texto como pie forzado de una historia, aun por revelar.

El fallecimiento de dos grandes personalidades de nuestro país vinculado al Territorio, recientemente, su primer Presidente de Gobierno en la naciente provincia de Granma, Pedro García Lupiáñez, y hace unos pocos años, la destacada periodista Susana de la Caridad Lee fundadora de importantes periódicos nacionales y Premio a la Obra de la Vida José Martí, en el 2015, fueron motivos para evocarlos y reparar involuntarias omisiones en la génesis de una Provincia.

La arquitecta Chabela Jústiz García es una de esas personalidades que marcan la historia de Granma, Comenzó como trabajadora del Instituto de Planificación Física de Santiago de Cuba que llegó, a la antigua región de Bayamo, para realizar una abarcadora tarea, en los primeros meses del año 1976, fundamentar la propuesta técnica de la División Política Administrativa (DPA) que permitió a las autoridades tener los elementos sustantivos para la toma de decisiones. Al finalizar ese año, surgía la provincia de Granma, con la fusión de las dos regiones de Bayamo y Manzanillo y la selección de su capital, Bayamo.

En el artículo Intitulado ¨Una historia por contar del surgimiento de la provincia de Granma¨ publicado en el Blog, Espacio Natural y Construido, me extiendo en detalles de esta etapa, proceso de trabajo y la estrecha relación que estableció con Lupiáñez esta destacada especialista.

Más que contar la historia prefiero aprovechar, el ya, raro privilegio, que sea una de las protagonistas, Chabela, la que nos narre los avatares de esa experiencia, en que participó junto a la periodista Susana Lee, como redactora del informe, aprovechando experiencias similares realizadas en otras provincias, Chabela como Coordinadora General a cargo de la búsqueda, procesamiento y análisis de toda la información, en un estrecho trabajo conjunto, y el destacado proyectista, Roberto Roldós Lirio, en toda la presentación del informe. Una editorial santiaguera tuvo a su cargo la edición, con la impresión en el poligráfico de Guantánamo.

¨…quería decirte, que después que yo vine para la Habana, y tenía a mi hijo de 4 meses de nacido, Pedro (Lupiáñez) le pidió a Cecilia Menéndez (Yánez), Presidenta del Instituto de Planificación Física en ese época que “me liberara” para me hiciera cargo del Informe de la Primera Rendición de Cuenta de la Asamblea Provincial a la Nacional.

Te imaginarás yo con mi niño, metida durante “meses”, junto a la periodista Susana Lee, en la casa de visita del Gobierno en el Nuevo Bayamo… y solo salía bien entrada la noche a dormir al Hotel.

Creo que esa “experiencia” para mí fue única e irrepetible… Pedro no me soltó, hasta que no salimos del Palacio de Convenciones y el Informe fue aprobado…

Lo más emocionante de esa experiencia es haber recibido la “felicitación de nuestro Comandante (junto a Susana), por la calidad del documento presentado.

Nos felicitó, nos abrazó y sé tiro fotos con nosotras…¨

De esa primera “Rendición de Cuenta de la provincia” está el documento y un sistema de “tarjetas” con la evolución de todos los indicadores socio-económicos desde que se creó la provincia hasta ese momento…

Pienso que es un documento “histórico” que deberás algún día consultar, pues “recopilación y síntesis” de información como esa… seguro que hoy es difícil de encontrar…¨

Chabela es esa mujer que todos recordamos, por su energía, entrega al trabajo, capacidad de integrar proceso de forma coherente, su prestigio para aglutinar colectivos y desempeñarse con éxito en la actividad de dirección, excelente profesional, eso lo avala su Premio en la categoría de Investigación Social, primera trabajadora del IPF que lo recibió.

No sé qué piensan los lectores, en especial los de casa, pero personas como Chabela y tantos otros héroes anónimos que derrocharon sus energías en el surgimiento y desarrollo de la provincia Granma, merecen el privilegio de ser conocidas por los públicos y ser considerados, porque lo son, hijos adoptivos del Territorio. La propuesta está en la mesa.

Sus últimas palabras lo refirman.

¨Bueno Zayas… creo que te regalo el “pie forzado”, y si Dios me da salud, puedo lograr mi sueño de ir a Bayamo…”

Fotos, tomadas de Internet. Entrevistas a: Chabela Jústiz García, Roberto Róldos Lirio y Ondina Patria Rivero.

 

Share

Una historia por contar del surgimiento de la provincia Granma.

Leo con pesar la noticia de la desaparición física de Pedro García Lupiáñez, una persona querida en el territorio, hombre de pueblo y de historia de lucha, que por sus méritos se convirtió un 7 de noviembre de 1976 en el primer presidente del gobierno en la nueva provincia de Granma.

Ese día fue el momento culminante de muchos meses de trabajo que permitieron que las dos antiguas regiones de Manzanillo y Bayamo se fusionarán en una sola para dar origen al actual territorio, cuya capital es la ciudad de Bayamo.

En un interesante artículo publicado por el periódico ¨La Demajagua¨, de la periodista Sara Sariol Sosa, donde se habla de la vida del destacado dirigente se recuerda la creación de una comisión organizadora presidida por Lupiáñez junto con Daniel Rodríguez Verdecía, y otros valiosos compañeros, para dirigir las acciones necesaria que permitieron su fundación.

Hace unos años, en 2016, se cumplieron 40 años de la fundación de los Órganos del Poder Popular, y Granma no fue ajena a estas celebraciones, muchas actividades se realizaron y sus creadores fueron homenajeados.

Pocos conocen de la historia de una mujer que casi desde el anonimato, para el gran público, estuvo en el centro de los estudios de la nueva División Política Administrativa (DPA) que hizo posible el nacimiento de la provincia Granma, su nombre es Chabela Jústiz García, de profesión arquitecta.

Recuerdo haber escrito un artículo, en el mes de febrero de este año, con el nombre, ¨La Embajada¨, para hablar de dos personas maravillosas vinculadas a la planificación física, en sus primeros años, Nicolás y Martha, cuya casa servía de refugio para cuanto persona la necesitaba, de ahí el nombre, y que casualmente eran vecinos de Pedro García Lupiáñez.

Sería interesante leer el comentario de Chabela agrupado en un compendio de temas, ¨sin espacio para el olvido¨, en saludo al 60 Aniversario de la Planificación Física en Cuba, en referencia a mi texto, ella decía:

¨Me transportaste en el tiempo y me vi jovencita, recién graduada y junto a Selma (Díaz) en el portal de casa de Martha y Nicolás, esperando a Pedro (Lupiáñez), para ¨ponerme en sus manos¨, porque yo iba a quedarme en Bayamo para iniciar los estudios de la DPA.

Desde ese momento, Pedro me ¨asumió¨ como una hija…Esa ¨embajada¨ fue mi salvación durante mis primeros años en Bayamo y estará en mi corazón por siempre y para siempre¨

Lo cierto es que la joven profesional recibió una tarea titánica, que consumirían toda sus energía y talento, en una carrera contra el tiempo y que demostró su valía que le permitió desempeñarse con éxito futuras responsabilidades.

A los jóvenes profesionales, en la era de la computación, no tienen idea de los retos. Los estudio de la División Política Administrativa de un territorio o país, son muy abarcadores y para llegar a conclusiones sobre posibles propuestas son muchos los temas que deben ser analizados que van, desde el funcionamiento de todas las estructuras territoriales existentes, las migraciones, su sistema de asentamientos, su población, las actividades económica productiva y de los servicios, la infraestructura existente, condiciones naturales hasta las tradiciones culturales y un largo etcétera.

Son cientos de tablas con muchos indicadores y más importante aún saber agrupar e interpretar los datos con información vital para la toma de decisiones.

Ahora sería algo así como diseñar una informe, a modo de estructura, que se van llenando digitalmente con la informaciones aportadas, de diferentes temáticas, por un equipo de trabajo y un proyectista general analiza y le da coherencia al contenido.

En la época de Chabela, era un mar de papeles, escrito con diferentes letras del equipo de labor, digno para un especialista en el descifrado de los textos, lleno de apuntes y notas al pie que había que agrupar, darle coherencia al contenido, interpretar para luego hacer la ardua labor de síntesis y propuesta, que una secretaria, con su máquina de escribir, como la inestimable Cachi, mecanografiaba, bajo la presión de no cometer ni una falta de ortografía, a riesgo de empezar de nuevo.

La casa de Chabela, junto a Cachi, era su puesto de mando de todos los días, de todas las noches y posteriormente al visto bueno de las autoridades, con su cúmulo de observaciones y arreglos, y para terminar la reproducción que era igual de tortuosa.

Después de meses de trabajo, al fin, la toma de decisiones y el surgimiento de un nuevo territorio, con el nombre histórico de Granma.

¡A Chabela, Lupiáñez y tantos otros, gracias, muchas gracias por sus inestimables aportes!

Share

Asumiendo el desafío

 

Ahora que diversas  instituciones tienen diseñadas políticas comunicacionales y muchas personas asumen ¨su propia guerra¨  para defender sus verdades políticas, religiosas, empresariales, artísticas, profesionales o solo por el simple placer de establecer contacto con conocidos, o desconocidos, en un mundo real que a veces se transforma en virtual, alimentados por noticias falsas y el deseo manifiesto de manipular la realidad, y sus símbolos. 

Bajo la lógica, de un filósofo de la antigüedad que ya escribiera en su momento,  sobre ¨la mentira útil¨, más allá de todo razonamiento ético, y su papel a través de la historia.

Creo que al unísono en el empeño de   luchar por un mundo mejor, no estaría mal comenzar por el rescate de los verdaderos significados de las palabras, secuestradas por una parte de los medios y a quiénes a ellos  representan.

Mi entidad, como otras, no es ajena a esa corriente divulgativa de sus instrumentos  técnicos de trabajo, pero no basta con la indicación normativa, es necesario recorrer el camino del aprendizaje donde muchos ya han desandas con aciertos y otros  se incorporan paulatinamente, tal vez, bajo el manido, pero válido eslogan de que ¨lo que no se divulga, no se conoce¨.

No soy especialista en esta temática, pero la propia vida establece sus pautas y te pone bajo la alternativa de aprender, haciendo. Tal vez este  texto carezca de valor para un avezado profesional de la comunicación, pero para los que se inician en este interesante trabajo, la experiencia de otros pueden  serle útil, con la esperanza, que lo poco que se aporte, pueda servir a colegas que deseen comenzar en este espinoso camino de trasmitir ideas y sentimientos. 

En mi caso la práctica de cuatro años de trabajo en la República de Namibia sirvió de escuela y me permitió descubrir por adelantado,  las futuras políticas comunicacionales que se implantaría posteriormente en el país.

En mi caso, sólo había publicado algunos textos técnicos, además del excelente ejercicio de realizar diariamente varios correos de trabajo, o para familiares y amigos, que poco a poco fueron dejando su lenguaje coloquial íntimo para convertirse en pequeños relatos de nuestra vida en esta tierra.

Así que un día supuse que mis líneas podían ser compartidas en las redes sociales, sin tener, aún, una idea clara de las particularidades de cada uno de las plataformas comunicacionales que existen.

Ahora aprendo a ser  breve, y realizar buenos resúmenes  de los contenidos, en los Twitter. Balancear los textos y la gráfica, con predominio de esta última,  en Facebook, excepto que el tema sea de especial interés, para un segmento de los públicos, que esté dispuesto a ser benévolo y regalarte su escaso tiempo en su lectura. Reconocer la existencia  de ambos aspectos, tal vez, con preponderancia de la parte argumentativa, en las páginas Web y los Blog, en dependencia de los propósitos que se persiguen.

Aun así la licencia con la extensión de un texto, tiene barrera, la primera es el posible cansancio del lector. Los medios tradicionales son estricto con el espacio, en especial la prensa plana, así que si aspira, por ejemplo, que  un artículo de opinión sea publicado, además de interesante, debe ser breve, debe estar en el margen de las 500-600 palabras, cerca de una cuartilla.

Otros medios, como la revista de Planificación Física, tiene sus normas editoriales y solo es seguir sus pautas.

Lo cual no debes confundirnos al intentar extrapolar el artículo técnico a las redes sociales, sin antes, además de su necesario resumen,  ¨humanizarlo¨, para que se asequible a una mayor variedad de públicos. 

Independientemente de los lectores, especialista o no de tus inquietudes profesionales, todos somos susceptible a  los sentimientos humanos, que pueden convertir el más aburrido de los temas técnicos en una interesante historia, del propio estudio  y su colectivo creador, más allá de cualquier aspiración literaria.

Recuerdo al exembajador de Cuba en Namibia, Carlos Manuel Rojas Lago, de profesión periodista y al que yo robaba, ocasionalmente, su escaso tiempo buscando una  opinión especializada, en plena lucha por mejorar la sintaxis de los textos.

Un día, pensando él, tal vez, que yo tenía la voluntad y el deseo de poder hablar sobre la vida de mis gentes… Me sugirió la idea de crear un Blog. Nada le dije, porque es muy difícil poder hablar sobre lo que no se conoce.

Muchas horas de trabajo de tiempo libre, múltiples interrogantes despejadas y por fin una plataforma,  donde aparecían ya los primeros escritos y el deseo manifiesto, de que esta plataforma de comunicación, se pareciera a la vida de nuestra gente.

Mientras creaba un Blog de los colaboradores cubano, y me preguntaba que podría haber de interesante en hablar de la vida de un colectivo, con su rutinaria labor, para revelar que el verdadero tesoro, de contenido, era poder  dialogar sobre la vida de la gente y sus motivaciones.

Recuerdo haber escrito un artículo sobre una reunión de trabajo que lo único que tenía de interesante es el dialogo final con una arquitecta que decidió no renovar la extensión de su contrato de trabajo, donde daba insólitas razones, humanamente comprensible, que expresaba en una confusa expresión gramatical.

Me confesaba que ya no soportaba el sonido del silencio.

-El silencio tiene sonido- le pregunté extrañado.

-Sí, aquí es el sonido es de la soledad- expresó con nostalgia. 

– ¿En  Cuba el silencio no tiene igual sonido?- la interrogué curioso

Sonríe, parece innecesario explicarlo, pero ante mi expresión de duda, dice condescendiente.

-Zayas es obvio, en Cuba ¡el sonido es vida!…

El Blog, Espacio Físico & Construido, representa a un pequeño grupo de profesionales que pertenecíamos a  la Unión de Empresas Constructora Caribe (UNECA), donde se agrupan arquitectos, ingenieros y geógrafos que procedían  del Ministerio de la Construcción y La Planificación Física.

En él  hablamos de nuestras vidas en este país, “…Quisiéramos mostrarle Namibia, donde vivimos y trabajamos. Su rica geografía nos brinda lugares de singular  belleza y muchas historias por narrar. Acompáñenos por el camino de las revelaciones en esta tierra Africana”.

Deseamos no convertir nuestro espacio en un reproductor de noticias. En su aspecto formal se decidió por el predominio de los  fotorreportajes en los artículos, había comenzado a comprender la importancia de la gráfica, como una expresión que tiene un lenguaje universal. Quería, que de alguna manera, ella tuviera vida propia y no fueran sólo un apéndice de la narración.

Por ejemplo, observé  con satisfacción, en el artículo publicado en un popular medio digital cubano, “Asumir a África con otra mirada”, la imagen de la bella muchacha africana, que  hacia palidecer, por momento, al texto acompañante, de acuerdo a los comentarios de los lectores, donde se combinaba la gracia natural de la joven y la nitidez lograda en la foto. Recuerdo una opinión  vertida con picardía me hacen sonreír, recordando el lenguaje del barrio, “loco, yo quiero una así”

Sentirte sometido al escrutinio de lectores tan variados, algunos, expertos en determinada temáticas, con el posible error humano en  una fecha, un número, un hecho histórico mal enfocado o sujeto a las más variadas opiniones o tal vez, observar incrédulo, como analizan   hasta los más mínimos detalles los aspectos formales: el uso gramatical, el correcto empleo del léxico, el análisis sintáctico… para recordarte que si te lanzas al “ruedo”, debes asumir el trance.

No dejo de pensar en una observación  por un lector que sólo encontró para destacar, en un artículo publicado sobre una señalética con el nombre de Fidel en una importante avenida de la ciudad, un supuesto error en el uso de una palabra…para terminar con su lacerante observación,  ¡ay, ortografía!

Que  me hizo levantarme, en una  madrugada, para revisar varias fuentes en Internet, para comprobar con tranquilidad, que el error no era tal, pero el mensaje si está claro, es humano errar, pero debemos hacer lo imposible por evitarlo.

Esta plataforma, al igual que cualquier  página Web, tienen su propia concepción en la forma y de contenido.

Aunque todas las opiniones son respetada. Yo prefiero plataformas menos rígidas que no obliguen a la gente a entrar en una especie de laberinto en busca de la información y aunque esté presente en su contenido la mayor parte de la razón de su creación haya, también, espacio para abordar otros temas de interés que conciernen a un público más heterogéneo.

Recuerdo que algunos colegas de profesión le llamaban la atención que no fuera un espacio solo para hablar de temas técnicos y es que como administrador del Blog, me daba cuenta como era los gustos de los públicos y curiosamente la gente reaccionaba positivamente a otros temas, como a una poesía o un tema con sabor cubano hecho por miembros del colectivo.  

¨…Una arquitecta, que no puedo decir su nombre, so pena de perder su amistad, se dedicaba en la soledad de su hogar, a crear  poesías, cargadas de sentimientos: 

…Lejos, muy lejos estoy/rodeada de nueva gente y nuevas cosas/y en las noches mi espíritu vuela/atraviesa el océano para entregar la última caricia/y sueño con mi único gran sueño/el regreso”

¨…Hay quien batalla por  demostrar sus dotes histriónicos y nos deleita con su especializada,  relatoría técnica con sabor cubano elaborada en un fantástico rapitransi de cinco minutos, después de terminar algún evento, que hace pensar en la posibilidad de inscribirla en la propuesta de “record Guinness”, además de provocar la risa de todo el auditorio y que nosotros compartimos con destaque en el Blog del colectivo:

…Abrió el Fórum, una sección fotográfica de los constructores y planificadores físicos donde se valora una edad promedio de 500 años y reafirman que hoy es el día internacional del Feo.  ¡¡¡FEO’ LICIDADES!!!

…El rojo, dígase de las señoritas que tienen la hemoglobina alta y la autoestima por el piso, queríamos pasar desapercibidas y creo lo logramos, nadie nos regaló una cerveza…”

Lo cual hace que seriamente asuma el  reto, de sólo expresar lo que sentimos por convicción, que es la única manera de hacernos creíbles ante los públicos.

Por eso, para los que diariamente toman tal desafío, mi admiración plena.

Por mi parte yo me aferro  a los consejos de una amiga, con la que mantengo comunidad de ideas… que después de felicitarme, me expresó, “…ahora ya eres un comunicador social, la vida va exigir más de ti! Sólo le puedo decir, gracias, haré todo mi esfuerzo por alcanzar, en un futuro, esa honrosa  condición. 

(Texto e imagen gráfica, José Alberto Zayas Pérez)




Share

Ya está hecha la alerta, ¡hay Iceberg!

Una llamada telefónica de una colega, al concluir el viernes la jornada laboral,  para reportarme alarmada  que estaban cortando los árboles en una importante arteria de la ciudad, y además vía de comunicación regional, que hace pocas décadas ofrecía  un amplio arbolado en ambos sentidos de la senda, a topar con los elevados, en la ciudad de Bayamo,  y hoy, después de dos nuevos cortes, apenas llegan a tres  las especies sobrevivientes en el lugar.

No dudo de las buenas razones para la acción, siempre las hay, sólo lamento que todos estos años no se haya efectuado una resiembra del área afectada, teniendo cuenta que en su entorno próximo clasifica como zona con tendencia a la deforestación. Lamentablemente hay experiencias similares en otras áreas de la ciudad.

El sábado, para mi asombro, una nueva llamada, de una amiga arquitecta y colega de muchos años, esta vez a mí casa, para pedirme mi valoración, sobre una hermosa instalación de servicio,  en cuanto a su ubicación, el derribo de dos árboles  en el sitio y la afectación de un gimnasio biosaludable, preferí no omitir criterio alguno e informarme primero. Aunque sé de antemano que la regulación, que es la misma para cualquier inversión estatal o privada, lo que establece es, ¨lo que afecte en el proceso constructivo de una  inversión es  obligación rehacer o reparar el daño¨,  tal vez, el error táctico principal ha sido haber puesto en explotación la instalación, sin terminar primero el gimnasio biosaludable, en su ya definida nueva ubicación, lo que provoca un innecesario malestar.

Sobre el tema, observo con curiosidad, e inquietud,  una multitud muy grande de criterios en las redes sociales con los más variados enfoques a partir del artículo publicado por  una apasionada periodista defensora de la ciudad y su  medio ambiente.

Los temas urbanos-ambientales acaparan, como nunca, el protagonismo, la nueva era de la comunicación lo propicia.

Fuera del terruño, en la capital del país, la construcción de un muro  y una intervención desafortunada en un sitio emblemático de la urbe, en calle G, provoca acalorados debates y una dura reprimenda de sus principales autoridades a los organismos rectores por no alertar, y actuar, para evitar la violación de normas y las regulaciones del lugar.

No puedo ofrecer una opinión institucional sobre todos estos sucesos, porque no me corresponde hacerlo, en todo caso es solo una opinión personal como ciudadano que tiene un compromiso con su profesión y su entorno.

La pregunta inevitable es, ¿por qué suceden hechos como los narrados?

La inmediatez en estos tiempos, de plataformas digitales y redes sociales es inevitable que  facilite el conocimiento de los más variados tópicos en muy breve tiempo, los medios tradicionales tienen el reto de asumir los nuevos  ritmos y ser portadores de sus ciudadanos, mediante una amplia divulgación, ya sea para  denunciar o aclarar las interrogantes cuando se traten de acciones que tienen  un impacto en la vida económica, social o cultural de la ciudad.

Hay que entender la actitud de la gente que ineludiblemente con el tiempo transforma el espacio físico en un espacio cultural y de identidad, al asumir la salvaguarda de sus valores. Ejemplo paradigmático fue la tala de los árboles de  la plaza de la Revolución de Bayamo y la propia calle G, en la capital del país.

Por otra parte he observado con curiosidad, confieso que me falta información,  como muchas temáticas ambientales, desde la realidad que conozco, tienen su expresión más acabada, en cuanto a investigación y gestión, en temas como las áreas protegidas,  la cuencas hidrográficas, los focos contaminantes, saladares, zonas inundables,  y un largo etcétera, muchas veces en enfocado a problemáticas del territorio, sobre zona despobladas o con poca población y se siente la falta de análisis y seguimiento de otras temáticas ambientales vinculadas a los grandes conglomerados urbanos donde es posible trabajar en muchas  medidas de atenuación, como las altas temperaturas, que permita proporcionar  confort climático a sus habitantes. Por solo citar algunas líneas de trabajo posible está la arquitectura bioclimática asociado a la forma de las construcciones que permitan aprovechar mejor los elementos naturales como el viento, la lluvia, el sol… la ubicación de nuevas  urbanizaciones, e instalaciones, los colores con que pintamos  el espacio construido que puede aportar varios grados de temperaturas menos en nuestros hogares, un mobiliario urbano diseñado para proporcionar frescor y sombra en zonas comerciales importantes.

Un arbolado salvador, que está asociado a la vida de las personas por  razones de todos conocidas, proporciona además bienestar climático, a veces poco interiorizado, a modo de ejemplo la acera arbolada puede tener la mitad de la temperatura que la vía peatonal que esta desprovista de árboles. No vivimos en Siberia, sino en el trópico.

Entonces, ¿es un problema ambiental, y de salud, o no, qué estemos perdiendo la masa verde en el entramado urbano y no actuemos con la diligencia necesaria?

Aceptemos que somos usuarios de la ciudad y tenemos visiones, a veces contradictorias, sobre el espacio que habitamos, necesitamos analizar los problemas de diferentes perspectivas para no errar, o equivocarnos menos.

Eso  nos lleva a una lógica conclusión, necesitamos un espacio en que todos estemos representados, y podamos aportar nuestras ideas, de conjunto, y en apoyo, al trabajo de las instituciones sectoriales, para enriquecer las soluciones ambientales, arquitectónicas, urbanísticas, la propuesta cultural y otras muchas esferas de interés de la vida citadina.
Las instituciones rectoras tienen en sus manos la solución del problema: actuando, asesorando y alertando a los decisores.

La población no es un ente pasivo, sino activo, y a todos nos toca asumir los retos, la deferencia con la sociedad está en nuestras  manos: alertando, denunciando, proponiendo soluciones, creando vivero en casa o centro de trabajo, sembrando, reciclando….

Ya está hecha la alerta, ¡podemos, y debemos, evitar los Iceberg!

 

Share

No sólo te recordarán las piedras.

Son notas sueltas realizadas en una Convención, bajo la emoción y el privilegio de escucharlo, como tantas veces hizo para su Habana, Cuba o el mundo.

El Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, es actualmente la máxima autoridad para la restauración integral del Centro Histórico, el cual fue declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1982.

Hubo muchos momentos importantes en el XVI Convención Internacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, pero en el plano personal nada me impresionó más que la conferencia magistral ofrecida por Leal, que para él fue un simple conversatorio, y para nosotros una pieza maestra de la oratoria, aunque a fuerza de sorprendernos, lo inusual se convierte en cotidiano, lo que lo convierte en un ser único.

No he conocida a nadie con ese conocimiento universal capaz de sorprendernos y cautivarnos con lo que expresa y como lo dice, tal vez, en otro contexto me hace pensar en el encantamiento de Félix Rodríguez, de la serie, ¨El hombre y la Tierra¨.

Filosofía, historia, urbanismo, arquitectura y tantas temáticas que nos hablan del valor del patrimonio edificado e inmaterial, cuando recuerda los versos de la poeta Fina García Marruz, ¨Cuando todos lo olviden, los recordarán las piedras¨.

Un tópico de debate sale a la palestra sobre la modernidad en el patrimonio edificado y asume posición, recordando las palabras de José Martí ante la construcción de la torre de Eiffel en pleno centro histórico de París, ¨la modernidad se ha erigido su propio Monumento¨.

Hace referencia al papel del artista al expresar, ¨El arte no tiene patria, pero los artistas sí¨

Disfrutar su bella metáfora sobre, La crisálida y la mariposa. ¨La crisálida es lo que hacemos, las obras que construimos o fundamos, y la mariposa lo que sale de ese espacio construido, salud, educación, cultura, arte…¨

La relatividad del concepto de la belleza cuando habla que, ¨La belleza es una relación imaginaria entre el amador y el ser amado¨…

No sólo te recordarán las piedras, Eusebio, generaciones de cubanos, y del mundo, recordarán tu obra y al ser humano que puso su esfuerzo, su vida, en el logro de este noble propósito.

Share

Cuba

No me gusta el panfleto político, no critico a nadie que lo use abiertamente, aunque hoy siento necesidad de hacer una excepción, en este, ¨Espacio Natural y Construido, diseñado fundamentalmente para abordar temas urbanos-ambientales.

Pienso que cada vez que argumentamos, aunque sea de un tema técnico, o ponemos una imagen, reflejamos nuestra manera de pensar y de cierto modo enarbolamos una bandera y un compromiso con los nuestros.

No soy dueño de la verdad, aunque, como todos, tengo la mía.

Hubiera querido tener una vida normal, pero no fue posible, más de 60 años de heroísmo, han convertido a mi país y a nuestro pueblo en una leyenda de entereza.

Vivimos en un mundo al revés, de falsos profetas. Donde la mentira diseña una realidad que nos venden como cierta.

Veo con asombro los anti valores brillar en los medios, y distingo buenos padres de familia completar el salario del mes propalando innobles diatriba desde orillas opuestas.

Cada esfuerzo por desarrollarnos es caricaturizado. Nuevas medidas de asfixia son aplicadas sistemáticamente, ya veo venir las próximas, son muy previsibles, en casi una docena de estériles mandatos.

A ¨pensamiento¨ han sido estos años de lucha, después de todo la historia no dejará de forjar su obra y legarnos sus huellas, en un contante aprendizaje por conquistar el derecho de vivir con independencia.

Share

Cargar más